CONCEJALES Y EX FUNCIONARIOS PARTICIPARON EN UNA ASAMBLEA EN EL CENTRO DE CULTURA

El Ayuntamiento de Salvador de Bahía busca una solución para reabrir el Hospital Español, cerrado desde 2014

| 19 Diciembre 2019 - 14:21 h.
Cartel que promueve que el nombre del hospital sea Irmá Dulce.'
Cartel que promueve que el nombre del hospital sea Irmá Dulce.'

La colectividad española en Salvador de Bahía atendió a la llamada de la concejal Aladilce Souza y de la Comisión de Salud, Planeamiento Familiar y Previsión Social de la Casa para debatir en el Centro de Cultura del Ayuntamiento sobre la situación y el futuro del Hospital Español, una entidad con 134 años de historia, que se vio obligada a suspender su actividad en 2014 debido a problemas financieros.

El objetivo de la reunión se centró en “encontrar estrategias para resolver la situación” de los 2.800 trabajadores de esta unidad de salud que fueron despedidos sin indemnización, y tratar de llegar a acuerdos con instituciones dispuestas a “gestar una solución para los derechos de los empleados y hacer posible que el hospital vuelva a funcionar”, dijo la concejala convocante.

La periodista y psicóloga Amalia Rey, socia de la entidad, se mostró favorable a dar visibilidad a la campaña de recuperación del hospital y propuso que, en caso de conseguir que vuelva a funcionar como tal, pase a llamarse Hospital Irmá Dulce, en memoria de la religiosa católica María Rita de Sousa, conocida también como Santa Dulce dos Pobres, por ser éste el primer hospital en el que desempeñó su función.

El edil Odiosvaldo Vigas, miembro también de la Comisión de Salud, consideró que abordar la situación del hospital es de extrema importancia y recordó que está pendiente de aprobarse la creación de una Comisión Especial de Investigación para tratar de identificar los  motivos que provocaron el cierre del hospital. Si se aprueba esa comisión, dijo, “haremos un levantamiento tanto técnico como administrativo y basado en la justicia para identificar lo que realmente pasó con el cierre del hospital”, puntualizó.

Exfuncionarios del centro sanitario y la sociedad en general están alentando un movimiento, ‘SOS Hospital Español’, para influir en el retorno a la actividad. Este movimiento está siendo liderado por el propietario de la Cantina da Lua, Clarindo Silva, quien asegura que se trataba de uno de los “hospitales referencia de la ciudad”. Con 270 camas y 50 unidades de UTI “no podemos permitir que quede sin funcionar”, dijo Da Lua.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca