LA SECRETARIA DE EMIGRACIÓN DEL PP ANUNCIA UNA BATERÍA DE PREGUNTAS EN EL CONGRESO

Ana Vázquez: “El ministro ha criminalizado a los centros del exterior como paso previo a su cierre y en el PP estamos perplejos”

| 28 Febrero 2020 - 15:18 h.
Ana Belén Vázquez.
Ana Belén Vázquez.

La alusión del ministro de Migraciones ayer en el Parlamento a su pretensión de ‘reorientar’ los programas de ayudas a las asociaciones y centros del exterior ha causado perplejidad en el PP. Sus declaraciones en las que pone en cuestión la idoneidad del reparto de las ayudas que hacen estas entidades, así como las políticas llevadas a cabo por los gobiernos anteriores para colaborar con los grupos más desfavorecidos de la diáspora española son calificadas de “burradas tremendas” por la diputada y responsable de la política de emigración del PP, Ana Belén Vázquez Blanco.

En declaraciones a este medio, Vázquez Blanco asegura que en su partido no comparten “para nada” la apreciación del ministro José Luis Escrivá respecto a que se pueda estar ayudando a personas que realmente no lo necesitan y en asuntos que no son una prioridad, y considera que lo que está haciendo, “como paso previo al cierre de los centros, es criminalizarlos”.

“Quiero destacar la perplejidad del PP al respecto y vamos a estar en contra”, aseguró la diputada, quien adelantó que la próxima semana van a presentar una batería de preguntas en el Congreso sobre el particular, al objeto de conocer las pretensiones del Ejecutivo para hacer llegar las ayudas a la colectividad en el exterior.

Desde el PP se sospecha que “se va a intentar capitalizar, a través de los cargos políticos del Gobierno, vía embajadas, los asuntos económicos de esa gente, y eso sería muy peligroso”, sostiene Vázquez, quien añade: “Estarían intentando montar chiringuitos políticos para gestionar ellos las ayudas y hacerlo de manera direccional”. El ministro, continuó la diputada, “ha puesto bajo sospecha a estos centros, después de la labor que históricamente llevan haciendo y que ningún gobierno se atrevió a cuestionar”, cuando lo que hay que hacer es “estarles agradecidos porque, pese a las dificultades económicas por la que han pasado, han sido ellos los que han ayudado a otros compatriotas” en situación de dificultad.

Por eso, califica de “importantísima” la labor “humanitaria y social” que realizan, y pone como ejemplo el papel que desempeñaron durante el ‘corralito’ en Argentina, proporcionando ayuda a los españoles en el país y recabando la colaboración de la “gente pudiente que ponía dinero para ayudar a los otros”.

La desaparición de los centros españoles del exterior como consecuencia de la supresión de las partidas que se venían destinando para su sostenimiento y para colaborar con los más necesitados podría perjudicar a los más de 2,7 millones de españoles censados que residen fuera, asegura la diputada, ya que “no tener un centro español cerca que, en un momento determinado, te pueda ayudar o prestar un asesoramiento; que te pueda relacionar con las instituciones… puede afectar a cualquiera que esté fuera”, apunta la diputada, quien critica que se cuestione su trabajo, ya que estas entidades “son los servicios sociales de proximidad” de que disponen los emigrantes españoles, y “quitarles esa labor que llevan a cabo me parece una aberración”, sentenció.

Vázquez reconoce que son estas entidades las que mejor conocen “la situación de cada español” en el exterior y confiesa que en su partido están “muy preocupados” ante la posibilidad de que se les reste esa ayuda, porque “a pesar de las crisis y de las situaciones que se viven en cada época, se les iba dando más o menos dinero, según estuvieran las cuentas en España, pero siempre se contó con ellos”, y son estas entidades “las que tienen que ayudar a la gente”, remarcó.

En el PP, están “totalmente en contra” de adoptar medidas que prescindan de las actuaciones de las entidades del exterior para colaborar con los españoles necesitados, porque creemos que “están haciendo una gran labor”, dijo Vázquez. Para reforzar su argumento, aludió al trabajo que está haciendo la Hermandad Gallega de Venezuela, en Caracas, “no solo con los gallegos”, dijo, “sino con los españoles” en general. Porque la Hermandad cuenta con “32.000 socios españoles, de los cuales, solo 4.000 son gallegos”, informó. Al igual que en Venezuela, citó también la labor que, entre otros, desempeña el Hogar Español de Montevideo, que “atiende a españoles mayores que no tienen recursos”. Por eso, considera que adoptar una medida como la que se prevé “es de una ignorancia total y absoluta”.

La diputada relacionó esta intención con la apertura de nuevas embajadas catalanas y, al respecto, aseguró: “Mientras se va a intentar cerrar los centros españoles se le está dando dinero a Cataluña para abrir embajadas en el exterior”. “Promocionan a Cataluña mientras van a cerrar nuestros centros, que hacen una labor importante con determinados colectivos con los que tenemos una deuda permanente y que son Marca España”. “Tanto que nos gusta hablar de Marca España, Marca España también es tratar bien a nuestra gente por el mundo”, añadió la diputada.

Vázquez también criticó las políticas de retorno del Gobierno de Pedro Sánchez que en 2019 empleó 22 millones de euros para propiciar el retorno de 19 personas. “La Xunta presupuestó 223 millones para 22.000 personas y solo el año pasado retornaron 5.000”, aseguró, y apostilló: “Lo que hace [el Gobierno central] es disfrazar en esa política de retorno viajes y otras actividades que están realizando y que realizaron a lo largo de 2019”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca