JUNTO A OTROS DOS SUPERVIVIENTES ESPAÑOLES DE AQUELLA HAZAÑA FIRMADA POR EXILIADOS REPUBLICANOS

El asturiano Manuel Fernández recibe tributo por liberar París 65 años después

| 01 Marzo 2010 - 14:47 h.
 Manuel Fernández muestra el reconocimiento que le entregaron.
Manuel Fernández muestra el reconocimiento que le entregaron.

Más vale tarde que nunca, habrá que decir. Más de 65 años después de su Día D, París condecoró a los combatientes españoles que la liberaron del yugo del nazismo. Mejor dicho, a los tres únicos supervivientes de aquella hazaña bélica firmada por exiliados republicanos de La Nueve al mando del general Leclerc. Y entre ellos, un asturiano, Manuel Fernández (Marentes, 1919), que, emocionado, insistía: “Lo que quiero es que los jóvenes españoles lo sepan”. 

 

Junto con el asturiano, Rafael Gómez (Almería, 1921) y Luis Royo (Barcelona, 1920). Los tres recibieron la medalla Vermeil de la Villa de París, la máxima distinción otorgada por la capital francesa, para decir por fin “merci”.
“París les estará siempre infinitamente agradecida por haberla liberado de la opresión y la barbarie nazi”, les dijo Pierre Schapira, teniente de alcalde para las relaciones internacionales, poco antes de que Fernández pusiera su mente a trabajar para compaginar el orgullo de ahora con la “locura” de aquellos días, incluso, con las anécdotas, como la que le hizo recordar los corazones que las enfermeras parisinas le dibujaban en su escayola, durante una hospitalización, la misma que le impidió vivir la liberación.
“Yo entré en una camilla”, recordaba comprensivo con la amnesia de la historiografía oficial francesa sobre su papel. “Los belgas, los polacos y los árabes, que lucharon mucho, también fueron olvidados. Pero los franceses del pueblo se comportaron muy bien. No tengo ninguna queja”, observó el héroe asturiano.
Al acto, celebrado en el salón de honor del Ayuntamiento, asistieron el embajador de España en Francia, Francisco Villar, y personalidades de ambos países.
“No creí nunca que íbamos a ser tan bien recibidos por haber hecho nuestro deber”, declaró ya con su medalla en el bolsillo Rafael Gómez, el veterano que entró al volante de la tanqueta ‘Guernica’ en París la tarde del 24 de agosto de 1944.
Luis Royo también estaba alistado en ‘La Nueve’. Formada casi exclusivamente por combatientes españoles, casi todos anarquistas, fue la primera unidad de las tropas aliadas que entró en el París ocupado.


“Nunca es tarde”
“Nunca es tarde cuando te reconocen”, confesó el mecánico-conductor del blindado ‘Madrid’, con el que formó parte de la guardia de honor del general Charles de Gaulle en el desfile de la Victoria por los Campos Elíseos.
Ya por la noche, los tres héroes nonagenarios y únicos cupervivientes de ‘La Nueve’ asistieron a la proyección de ‘La Nueve o los olvidados de la victoria’, de Alberto Macquardt, sobre su epopeya.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca