Opinión

‘Diccionario de voces lunfardas y vulgares’, del profesor Casullo

‘Diccionario de voces lunfardas y vulgares’, del profesor Casullo

“No tengo yo títulos para prologar esta laboriosa obra de mi estimado amigo Fernando Hugo Casullo, profesor de letras. Un filólogo como él debería ser presentado por otro estudioso de su categoría. ¿O es que para esto vale sólo mi pasión por lo popular, mi afán de cronista de acontecimientos y personajes pintorescos, mi amor por Buenos Aires, que es amor de hijo para quien hasta los defectos de madre son virtudes?”, escribe el célebre poeta y compositor de tangos Francisco García Jiménez en su “introito” dedicado al libro del profesor Hugo Casullo Diccionario de voces lunfardas y vulgares, Editorial Freeland, Buenos Aires, 1964. “Hay una manera, hermano,/ de ser nuevo bajo el sol:/ Parlar en lunfaespañol,/ pensar como americano” es la estrofa ‘redondilla’ de Álvaro Yunque escrita en 1964 que leemos bajo el título de ‘Renovación’ al frente de la obra.

“Digamos claramente que la ‘germanía’ tiene libre tránsito literario extendido y rubricado hace siglos por Cervantes y Quevedo, como para que haya quien se atreva a cerrarle el paso”, prosigue García Jiménez. Y nos convida a releer Rinconete y Cortadillo del inmortal Don Miguel, así como también Vida de la Corte y oficios entretenidos en ella de Francisco de Quevedo y Villegas. La ‘germanía’, en efecto, le otorgó el ‘color’ a esas prosas ilustres. El ‘color’ impregna –vida y ficción, estado del alma o rebeldía o capricho– las páginas de este vocabulario con sus citas ejemplares.

El apartado final de este ‘Vocabulario’ corresponde a “Nombres e interpretaciones de los números en lengua vulgar y lunfarda” (“Algunos con idénticas o pocas variantes”). El profesor Casullo nació en la Capital Federal y fue discípulo de prestigiosos profesores de la talla de Arturo Marasso y Vicente Fatone, José Carlos Astolfi, Carlos Oyuela y Fermín Estrella Guitiérrez. Publicó numerosos artículos tanto en revistas como periódicos y folletos. Colaboró asimismo en destacadas publicaciones del país y del exterior, aportando su sabiduría al ‘Boletín de la Academia Argentina de Letras’ en temas de lingüística, por los que sentía auténtica vocación. Publicó El eterno errante, biografía de Sarmiento, Semblanza poética de Arturo Marasso y La poesía gauchesca rioplatense, popular y culta. E igualmente Disquisiciones sobre la palabra ‘poncho’, a la vez que semanalmente realizaba para la ‘Radio Nacional’ en la ‘Audición Voces del Nuevo Mundo’ sugestivos comentarios en torno a palabras lunfardas, indígenas y vulgares en el idioma español.

“Une a la vocación por la docencia, el amor por las letras y se distingue, sobre todo, por una ponderable obra de carácter lingüístico que lo ha llevado a ahondar en el habla vernácula, en busca, ante todo, de formas lexicales indígenas que aún arrastran el sedimento del idioma”, escribió acerca de Fernando Hugo Casullo el diario La Nación de Buenos Aires. Y el diario La Prensa de la capital porteña, cuando vio la luz el libro Voces indígenas en el idioma español: “Fruto de una labor exhaustiva y cuidadosa, el trabajo de Casullo está llamado a ocupar un lugar de preferencia entre las ya numerosas muestras de la investigación filológica indígena”.

Una bella acuarela de Giraldo, el artista de Casilda y formado en Rosario, ilustra la portada de este libro.

‘Diccionario de voces lunfardas y vulgares’, del profesor Casullo