Patxi López reconoce que el resultado no fue el esperado

Patxi López reconoce que el resultado no fue el esperado

El primer lehendakari socialista de la democracia, Patxi López, afronta su futuro con la incógnita de si seguirá en la política vasca o dará el salto a la escena nacional.
En sus primeras declaraciones tras la derrota electoral López felicitó a la ciudadanía por expresar su opinión en libertad, pero se mostró preocupado por una participación que, entre el 60 y el 65%, consideró “no ha sido muy alta”.
López admitió que el PSE no obtuvo “los resultados que esperábamos” y anunció que los estudiará en los próximos días.
Por último agradeció a sus votantes y se mostró dispuesto a asumir un compromiso con Euskadi “con la misma responsabilidad que hemos tenido en el Gobierno vasco”.
El papel del PSE-EE puede ser clave en la estabilidad del futuro Gobierno vasco, ya que sólo con su apoyo el PNV obtendría la mayoría absoluta, aunque a Íñigo Urkullu también se le abren otras posibilidades.
El líder de los socialistas vascos estuvo al frente del Gobierno vasco durante tres años y medio gracias al acuerdo de investidura que logró con el PP, en contra de lo prometido en la campaña electoral. Este pacto se rompió en mayo de 2012 tras el anuncio de los socialistas vascos de presentar un recurso de inconstitucionalidad contra los recortes en educación y sanidad aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Patxi López reconoce que el resultado no fue el esperado