La Virgen de Guadalupe, una extremeña venerada en Rianxo

En septiembre, el primer domingo después del día 15, se celebra una de las más atractivas fiestas de la villa: Nuestra Señora de Guadalupe. Esta Virgen, que llegó a Rianxo hace un poco más de dos siglos, es en realidad una copia del original que se encuentra en el Santuario Jerónimo de Guadalupe.

La Virgen de Guadalupe, una extremeña venerada en Rianxo
3.Noia-Rianxo
Fiesta de la Virgen de Guadalupe con sus tradicionales cabezudos.

En septiembre, el primer domingo después del día 15, se celebra una de las más atractivas fiestas de la villa: Nuestra Señora de Guadalupe. Esta Virgen, que llegó a Rianxo hace un poco más de dos siglos, es en realidad una copia del original que se encuentra en el Santuario Jerónimo de Guadalupe. Rianxo venera a una Virgen extremeña desde que en el año 1173 el monje rianxero Xosé de Santiago, residente en el santuario extremeño, consiguió el permiso para trasladar una copia de la Virgen a su pueblo.

La historia cuenta que cuando el joven monje la vio por primera vez, se convirtió en un ferviente devoto de aquella imagen. Tal fue su veneración, que durante los momentos de ocio se abocó a la tarea de hacer una copia de la Virgen usando la antigua técnica de la pasta de papel y modeló una imitación casi perfecta.

Tiempo después, ya en Rianxo, se le adjudicó a la Virgen el milagro de que en 1854 la peste del cólera no azotase a la comarca con tanta desolación como en otros lugares. Inmediatamente se le confirió carácter curativo al agua de la fuente cercana a su actual capilla. Posteriormente, se le adjudicaron todo tipo de poderes que incrementaron el culto hasta que se decidió que la virgen debía tener su propia fiesta.

Fue así entonces, como se la comenzó a sacar a la calle año tras año. Esta celebración guadalupana, no es otra cosa que una notable romería de gran tradición popular y de fama regional. La conmemoración dispone un amplio y variado programa de festejos que se desarrolla a lo largo de cinco inolvidables días. 

El punto más bello de la ceremonia se alcanza con la procesión de la capilla al mar y el paseo marítimo en el que la Virgen de Guadalupe es llevada a los sones de la ‘Rianxeira’ en un espectacular desfile de embarcaciones.

Oficios religiosos, conciertos, pasacalles, bandas de música, actuaciones de grupos de gaitas, desfiles, danzas, regatas, carreras de ciclistas, competiciones y toda una verdadera gama de atracciones, constituyen los otros condimentos de esta prestigiosa fiesta rianxeira.

La Virgen de Guadalupe, una extremeña venerada en Rianxo