ASISTIó TAMBIéN A LA TOMA DE POSESIóN DE LA NUEVA JUNTA DIRECTIVA DE LA HERMANDAD GALLEGA DE VENEZUELA EN CARACAS

Rodríguez Miranda firmó sendos convenios con la Hermandad Gallega de Caracas y con la de Valencia

El secretario xeral de Emigración de la Xunta, Antonio Rodríguez Miranda, realizó un nuevo viaje de menos de 24 horas a Venezuela, donde firmó un convenio de colaboración en materia social y asistencial con la Hermandad Gallega de Venezuela (HGV) en Caracas y otro con la Hermandad Gallega de Valencia (estado Carabobo), con la finalidad de contribuir a la atención de las necesidades socioasistenciales básicas de los ciudadanos gallegos residentes en el país.

Rodríguez Miranda firmó sendos convenios con la Hermandad Gallega de Caracas y con la de Valencia
RODRIGUEZ MIRANDA CONEVIONS HGV y VALENCIA MAYO 2015 2
Marco Antonio Marco Ramos, Zairo Courtois Fernández, Javier Pérez Parejo, Manuel Fajín Recarey, Antonio Rodríguez Miranda, Roberto González, José Antonio Alejandro, y Enrique Calderón.

El secretario xeral de Emigración de la Xunta, Antonio Rodríguez Miranda, realizó un nuevo viaje de menos de 24 horas a Venezuela, donde firmó un convenio de colaboración en materia social y asistencial con la Hermandad Gallega de Venezuela (HGV) en Caracas y otro con la Hermandad Gallega de Valencia (estado Carabobo), con la finalidad de contribuir a la atención de las necesidades socioasistenciales básicas de los ciudadanos gallegos residentes en el país.

También firmó un convenio con la entidad de la capital venezolana para el mantenimiento de una oficina de información, asesoramiento y atención social para la colectividad gallega.

En Venezuela, reside un número relevante de personas de origen gallego y sus descendientes que poseen una importante presencia social y cultural en la vida de la capital y del resto del país. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), a 1 de enero de 2015, 46.882 gallegos residen actualmente en el país.

En algunos casos, aquellos con menores posibilidades económicas o situaciones familiares o personales complejas, están sufriendo una falta real y operativa de mecanismos integrales de cobertura social y sanitaria. Son estas las personas destinatarias de los convenios firmados por Rodríguez Miranda, en representación de la Xunta, con cada comunidad gallega en Caracas y Valencia.

Labor social

El primero de los convenios, el firmado con la Hermandad Gallega de Venezuela en Caracas, en un acto realizado la mañana del jueves en el ‘Salón de Sesiones’ de la Junta Directiva, y dotado con 70.000 euros, tiene por objeto contribuir a la atención del colectivo de emigrantes gallegos que, por razones de edad, estado físico y situación de carencia, necesiten la cobertura de necesidades sociosanitarias básicas, o ser atendidos en el Centro de Día que gestiona en sus instalaciones la entidad.

En el texto del acuerdo, que fue rubricado entre el secretario xeral de Emigración y el nuevo presidente de la HGV, Roberto González Pérez, se explica que “el cambio de normativa acerca de las entidades mutualistas y organizaciones de asistencia sanitaria, realizada por la República Bolivariana de Venezuela en 2011, provocó que muchos emigrantes gallegos que tenían suscrita su cobertura médica a través de entidades mutualizadas quedaran sin tales coberturas”.

Frente a esta situación, la Hermandad “está desarrollando una importante política social y sanitaria orientada a hacer efectiva la cobertura médica básica de personas, con escasos recursos y que se encuentran en situación de necesidad, pertenecientes a la colectividad gallega. La propia HGV dispone de servicios básicos de asistencia social, de ambulatorio médico y atención sanitaria básica”.

Dos programas

Para la consecución del objeto del convenio, Emigración colabora en la financiación de dos programas de la entidad. El primero es de atención sanitaria básica de ciudadanos gallegos mayores, residentes en Venezuela, que no perciban la pensión económica por ancianidad, concedida por el Estado español, y se encuentren en una situación de carencia que ponga en riesgo su bienestar integral y el de sus familias.

Así, y a tenor de lo estipulado en el acuerdo, la Hermandad Gallega en Caracas promoverá la identificación, a través de sus servicios de asistencia social, de aquellas personas de origen gallego y nacionalidad española que, carentes de recursos, puedan quedar en grave riesgo de desprotección sanitaria, favoreciendo su integración, participación y relación con el medio social. Para eso, desarrollará actividades de carácter promocional, de estudio y detección de personas con necesidades sanitarias básicas a través de los oportunos informes de asistentes sociales de la propia entidad; de atención social individualizada, a través de la figura de un trabajador social, que ejercerá las funciones de evaluación de las personas en situación de carencia; de prestación de asistencia sanitaria básica, bien directamente o bien a través de la suscripción de acuerdos con entidades hospitalarias; y de ayuda directa para la adquisición de medicamentos.

El segundo programa, de atención a los gallegos en el centro de día de la Hermandad, contempla actividades de carácter promocional, detección y evaluación de personas con necesidades básicas a través de los oportunos informes de asistentes sociales de la propia entidad; atención alimenticia, a través de comedor subvencionado, ajustándose a las necesidades dietéticas personales, en coordinación con el médico geriatra y el nutricionista; atención a la salud, a través de un servicio médico situado en las instalaciones del centro; y atención integral, que incluirá la rehabilitación y estimulación física, cognitiva y relacional, charlas y conferencias sobre la salud en el mayor, servicio de dinámicas socioculturales, y jornadas médicas preventivas.

Hermandad Gallega de Valencia

En este mismo viaje, Rodríguez Miranda firmó un convenio similar con la Hermandad Gallega de Valencia, presidida por Manuel Fajín Recarey, y en esta ocasión dotado con 20.000 euros, acto que también se desarrolló en el ‘Salón de Sesiones’ del Consejo Directivo de la HGV. La Hermandad Gallega de Valencia se compromete a promover el bienestar integral de los mayores y de sus familias, favoreciendo su integración, participación y relación con el medio social, mediante actividades de carácter promocional, de estimulación y prevención, similares a las descritas en el acuerdo con su homóloga de Caracas.

En ambos casos, además, las respectivas comunidades gallegas se comprometen a dotarse del equipamiento humano y técnico necesarios para el desarrollo de todas las líneas de actuación acordadas.

Según explica el propio secretario xeral de Emigración, “estos dos nuevos convenios son la prueba palpable de la apuesta del Gobierno gallego por la prioridad del gasto social allá donde hay un gallego o una gallega en situación de precariedad. El mismo esfuerzo que realizamos en la Galicia territorial se traslada a la Galicia del exterior, como no podía ser de otra manera”, afirmó Rodríguez Miranda.

Oficina y toma de posesión

Dada la relevancia de la Hermandad Gallega de Venezuela en Caracas, auténtico referente nacional e internacional de la diáspora gallega, y la situación que vive el país y, por tanto, una parte importante de las familias gallegas allí radicadas, la Xunta considera de suma importancia el mantenimiento de una oficina de información, asesoramiento y atención social en la capital venezolana.

A tal efecto, Antonio Rodríguez Miranda firmó otro convenio, dotado con 20.000 euros, por el que la HGV se compromete a informar, difundir, asesorar y colaborar en el desarrollo de todo tipo de programas y acciones de interés general para la colectividad gallega en Venezuela, en particular sobre cualquier actuación o programa llevado a cabo por Emigración.

La Secretaría también pondrá a disposición de la colectividad gallega en Venezuela un acceso a la web de la Secretaría Xeral y pondrá a disposición de esa oficina personal necesario con conocimientos adecuados para el funcionamiento de la misma, así como el material necesario y suficiente para desarrollar, con efectividad, las tareas de información y documentación; mantener la oficina con un espacio adecuado para el desarrollo de sus funciones, en un local idóneo y habilitado para estos fines, que deberá contar con líneas telefónicas y acceso a internet; y facilitar toda la información que le sea requerida por los órganos gestores y de control de la Comunidad Autónoma.

Rodríguez Miranda firmó este acuerdo, al igual que el de carácter socioasistencial, con el nuevo presidente de la HGV, Roberto González Pérez, a cuya toma de posesión acaecida la noche de miércoles 20, y del resto del Consejo Directivo, asistió también durante esta nueva estancia en Venezuela.

Rodríguez Miranda firmó sendos convenios con la Hermandad Gallega de Caracas y con la de Valencia