Respaldo a la Ribeira Sacra como Patrimonio de la Humanidad

Respaldo a la Ribeira Sacra como Patrimonio de la Humanidad

La Comisión Delegada de 2015 tuvo como escenario el Monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil, en plena Ribeira Sacra ourensana. Un paraje natural singular en el que 12 representantes de la diáspora recibieron la felicitación del secretario xeral de Emigración por el trabajo realizado para sacar adelante la Lei de Galeguidade, una normativa que, “después de 30 años, sienta las bases de la Galeguidade del futuro desde el punto de vista de las políticas públicas”, dijo Miranda.
El secretario xeral aclaró que se trata de una Lei que “da cabida” a la utilización de las redes sociales, ya que, en la actualidad, el 70% de los ciudadanos gallegos en el exterior ya no son emigrantes, “son gallegos en el exterior”, aclaró, por lo que es “necesaria una política de integración” en este sentido”.
El responsable de Emigración de la Xunta también aprovechó la comparecencia ante los representantes de la colectividad para informar de las gestiones realizadas por su departamento desde la última reunión de la Comisión y, en ese sentido, aludió al adelanto de las convocatorias de los programas de ayudas que lleva a cabo su departamento para colaborar con los residentes e instituciones en el exterior.
La reunión fue clausurada por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien se desplazó hasta Santo Estevo para agradecer a la diáspora en general por medio de sus representantes el apoyo prestado para que la Ribeira Sacra sea considerada como Patrimonio de la Humanidad, lo que quedó reflejado en una declaración elaborada por los integrantes de la propia comisión. “Es justo que se oficialice una condición que la Ribeira Sacra ya ostenta”, dijo Feijóo.

Respaldo a la Ribeira Sacra como Patrimonio de la Humanidad