Los profesores Mourelle de Lema y Blázquez Martínez clausuraron las XXX Jornadas de Grugalma

| 29 de mayo de 2014, 15:48
Blázquez Martínez, Jiménez y Mourelle de Lema
Blázquez Martínez, Jiménez y Mourelle de Lema.

La segunda y última sesión de las XXX Jornadas de Cultura Gallega que se han celebrado en la Casa de Galicia en Madrid, organizadas por el Grupo Cultural Galicia en Madrid (Grugalma) en torno al tema ‘España: unidad histórica y diversidad sincrónica’, ha tenido como ponentes a los profesores José María Blázquez Martínez, con la ponencia ‘Unidad histórica de Hispania en la época romana’, y Manuel Mourelle de Lema, presidente del Grugalma, que intervino con la ponencia ‘La evolución de la Marca Hispánica’. Estuvieron acompañados por el coordinador de actividades culturales de la Casa, Ramón Jiménez, que presentó la sesión y dio la bienvenida en nombre del delegado de la Xunta de Galicia en Madrid, José Ramón Ónega.

Mourelle de Lema, profesor emérito de la Universidad Complutense y miembro de la Real Academia de la Historia, trazó un desarrollo histórico de la actual Cataluña partiendo del momento en que, pasado los mandatos “de los condes franceses (seis en total), empezaron a gobernar condes independientes por espacio de 260 años, desde el año 871”. “La Marca Hispánica fue inicialmente provincia del Imperio de Carlomagno, estando unida al reino galo de Aquitania y comprendiendo los territorios de aquella cornisa peninsular situados entre los Pirineos y el Ebro. Se dividió en ‘Marca de Gotia’ o de Septimania y ‘Marca de Gascuña’, comprendiendo esta última parte de Aragón y Navarra”, explicó. También hizo referencia al origen de la voz que “secesión”, que vinculó a la llamada Guerra de Secesión americana.

Por su parte, Blázquez Martínez, excatedrático de la Universidad Complutense y miembro de la Real Academia de la Historia y del Colegio Libre de Eméritos Universitarios, expuso que los romanos concibieron la Península Ibérica como una unidad desde su llegada, en el año 218 a. de C. hasta las invasiones de alanos y bárbaros en el 409 d. de C. Blázquez Martínez mantuvo que desde su llegada los romanos consideraron a toda la Península Ibérica y el archipiélago balear como una unidad a la que llamaron nación. Explicó que en el siglo I a. de C. el griego Posidonio de Apamea llegó a la península para estudiar las mareas y se interesó por varios aspectos de la geografía peninsular que más tarde Estrabón recogería su Geografía. Posidonio pasó después a la Galia y constató que de los Pirineos hacia abajo se constituía una unidad distinta, lo que los romanos llamaban nación, palabra que aparece por primera vez, dijo, en un documento romano en el que se dice de una persona que es “de nación hispana”. También el obispo Dacio se refirió a Teodosio diciendo de él que era “de nación hispana”. Precisó además que ese concepto de nación se mantuvo durante la época romana, aunque constituida por distinto número de provincias en diversas etapas.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca