EN EL ENFRENTAMIENTO ENTRE EL ALCALDE Y EL PRESIDENTE EN EL PALCO DE BALAÍDOS

La presidenta de la Diputación de Pontevedra le dice al presidente del Celta: “Te crees que estás en México”

| 18 de abril de 2018, 20:49

José Ramón de La Morena, periodista de la emisora Onda Cero, desveló que se han producido graves incidentes en el palco del estadio de Balaídos entre el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y el presidente del Celta, Carlos Mouriño, durante el partido de liga entre el equipo vigués y el Barcelona que se disputó este martes. De la Morena explicó que el alcalde acudió con todos los concejales y Mouriño les dejó claro que no quiere estar con ellos pero que “nadie se sienta en mi silla”. El presidente del Celta recibió la respuesta de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva: “Te crees que estás en México”. Toda esta disputa tiene relación con las diferencias que existen por la remodelación del estadio y el acuerdo al que llegaron ambas partes.

Carlos Mouriño cumplió su anuncio de plantar a Abel Caballero. Durante el encuentro ante el Barcelona el presidente del Celta renunció a su habitual asiento en el palco del estadio de Balaídos para no asistir al partido junto al alcalde. Lo hizo un par de sillas a la derecha, acompañado por sus consejeros y quedó sin ocupar el asiento que había entre el alcalde y el vicepresidente del Barcelona. Una medida que tomaron, según manifestaron el pasado lunes, como respuesta al “ataque” que desde su punto de vista sufre el Celta por parte de Caballero.

Este es el primer partido en el que el órgano directivo del club toma esta medida que, según anunció el Celta en un comunicado el pasado lunes, se mantendrá en el tiempo mientras el alcalde “no cumpla su palabra y deje de atacar sin motivo a la entidad”.

Según informó el periódico ‘Faro de Vigo’, antes del comienzo del partido, el presidente asistió en la parte alta del palco a la llegada de las autoridades. Abel Caballero lo hizo poco antes del pitido inicial acompañado por los concejales de su grupo municipal. A su izquierda se situó la presidenta de la Diputación, Carmela Silva. Ese fue el momento en el que el presidente del Celta pasó por delante de ellos. No hubo saludos y se sentó en el asiento reservado a la derecha del vicepresidente del Barcelona. En ese momento, Carmela Silva se levantó y ocupó el asiento que habitualmente le corresponde a Mouriño tapando así el hueco que quedaba libre en el centro del palco. Mouriño respondió con rapidez a ese movimiento. Se levantó de inmediato e instó a Silva a regresar al sitio que le correspondía por protocolo. Fue la situación más tensa de las vividas en la noche del martes en Balaídos.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca