“Una persona que no tiene intención de defraudar no debe ser objeto de castigo”

| 16 de noviembre de 2013, 13:21

El secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, se pronunció el pasado viernes sobre la situación que están viviendo algunos emigrantes retornados de Europa a los que la Agencia Tributaria reclama cantidades pendientes de declarar por percibir una pensión extranjera y les exige el pago de una multa, así como el abono de las cuantías con efecto retroactivo desde 2008. A este respecto, Miranda entiende que los ciudadanos ya saben que “cada uno tiene que cumplir con sus obligaciones”. No obstante, “una persona que no tiene intención de defraudar no debe ser objeto de castigo”, aclara.
Así se pronunció el Parlamento gallego respecto a este conflicto que ha provocado incluso movilizaciones en distintas ciudades de España, y esa misma teoría es la que defiende el secretario xeral cuando se le pregunta sobre el particular.
De sus palabras se sobreentiende que los españoles y gallegos afectados por las reclamaciones de la Agencia Tributaria no deberían ser obligados a abonar las cantidades que se les exige en concepto de atrasos y como multa, puesto que muchos de ellos aseguran que en ningún momento se les exigió que tributaran y que existen convenios entre España y Alemania que les exime del pago de dichas cuotas. Además, algunos de ellos alegan que consultaron su situación en algunos estamentos y que la respuesta fue que no tenían que declarar la pensión que reciben del exterior.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca