Empresarios gallegos están dinamizando la relación Galicia-norte de Portugal

Miguel Conde: “En Portugal, estamos recibiendo adhesiones de empresarios que no conocíamos, lo que indica que Amega está suscitando curiosidad”

Galicia y Portugal están unidas por su situación geográfica, pero también por lazos de sangre y relaciones sociales y empresariales que propician el buen entendimiento entre los ciudadanos alojados en una y otra parte del Miño. La relación de negocios entre ambos países está dinamizada por los empresarios gallegos que se han trasladado al país luso “a expandir su área laboral”.
Miguel Conde: “En Portugal, estamos recibiendo adhesiones de empresarios que no conocíamos, lo que indica que Amega está suscitando curiosidad”
Miguel Conde copia
Miguel Conde Prieto, presidente de la Asociación de Empresarios Gallegos en Portugal (Aegap).

Galicia y Portugal están unidas por su situación geográfica, pero también por lazos de sangre y relaciones sociales y empresariales que propician el buen entendimiento entre los ciudadanos alojados en una y otra parte del Miño. La relación de negocios entre ambos países está dinamizada por los empresarios gallegos que se han trasladado al país luso “a expandir su área laboral”, sobre todo en la zona norte, mientras que el resto de empresarios se sitúa en la gran Lisboa y se trata de personas que, a lo largo de los años, “se han enraizado” en esa capital, asegura Miguel Conde Prieto, presidente de la Asociación de Empresarios Gallegos en Portugal (Aegap).

La resultante, es un “mixto” de empresarios nuevos y antiguos que en el norte se inclinan por el desarrollo de proyectos industriales. Los más antiguos se dedican a la “restauración, hotelería y mobiliario”, confirma.

Amega ha venido a reactivar la tarea que venía desarrollando Aegap, asociación que se fundó con 14 empresarios ilustres en el año 1994. Este año, un grupo de empresarios se han incorporado a la nueva iniciativa con la idea de situar en Portugal “el mayor número de empresas gallegas que pudieran surgir de esta red de inteligencia internacional gallega como es Amega”, confiesa Conde Prieto.

Como primera medida, están tratando de reclutar y detectar el mayor número posible de empresas con ascendencia gallega en el país y ya están recibiendo “adhesiones de gente que no conocíamos, lo que indica que este movimiento está suscitando curiosidad”. 

Miguel Conde: “En Portugal, estamos recibiendo adhesiones de empresarios que no conocíamos, lo que indica que Amega está suscitando curiosidad”