Un total de 33 lonjas gallegas están adscritas a esta identificación que garantiza la calidad en un mercado altamente competitivo

Galicia comercializó este año 6,7 millones de kilos de especies bajo la marca ‘pescadeRías’

Los pescados y mariscos procedentes de la pesca artesanal y del marisqueo gallego cuentan, desde el año 2008, con un sello de identidad propio para su promoción y defensa en un mercado cada vez más competitivo. Se trata de la marca ‘pescadeRías’ que, en lo que va de año, certificó 6,7 millones de kilos de distintas especies marinas, frente a los 8,6 contabilizados en los doce meses de 2015. Con este sello, la Consellería do Mar de la Xunta pretende que se puedan identificar y diferenciar en el mercado estos productos, que se obtienen de las costas de Galicia, y cuya calidad es sobradamente reconocida.

Galicia comercializó este año 6,7 millones de kilos de especies bajo la marca ‘pescadeRías’
10.Etiquetado pescadeRias7
Una partida de pescado con el logotipo de la marca ‘pescadeRías’.

Los pescados y mariscos procedentes de la pesca artesanal y del marisqueo gallego cuentan, desde el año 2008, con un sello de identidad propio para su promoción y defensa en un mercado cada vez más competitivo. Se trata de la marca ‘pescadeRías’ que, en lo que va de año, certificó 6,7 millones de kilos de distintas especies marinas, frente a los 8,6 contabilizados en los doce meses de 2015. Con este sello, la Consellería do Mar de la Xunta pretende que se puedan identificar y diferenciar en el mercado estos productos, que se obtienen de las costas de Galicia, y cuya calidad es sobradamente reconocida.

Los usos y costumbres culinarios cuentan de un tiempo a esta parte con un aval que garantiza la frescura y calidad, así como las condiciones higiénicas y de manipulación de los productos que llevan a la mesa. Desde los más exquisitos mariscos hasta los pescados más diminutos, el sello ‘pescadeRías ¿de onde se non?’ garantiza el origen del producto y exige que su grado de frescura sea extra.
Las claves están por tanto en identificar el origen del producto, asegurar la proximidad de los caladeros a los puertos (lo que garantiza la frescura), usar métodos de captura respetuosos con el medio, así como en el hecho de que se trate de un producto local y de proximidad y, por consiguiente, los beneficios de la pesca redunden en los pueblos costeros.
Peces, bivalvos, crustáceos, cefalópodos, algas y equinodermos están convenientemente identificados a través de esta marca –creada y registrada por la Xunta–, y se comercializan por medio de empresas radicadas en la comunidad autónoma de Galicia.
La lonja de Portonovo, con 1,29 millones de kilos vendidos, se situó en el mes de junio de este año como la principal expendedora de productos con el sello ‘pescadeRías’. La de Cangas contabilizó hasta ese mes 467.571 kilos expendidos y la lonja de Fisterra, 342.675 kilos
En la actualidad, existen 33 lonjas que se acogen a la marca ‘pescadeRías’ que, desde su implantación, en el año 2008, experimentó un incremento más que destacable en la evolución de la cerficación de los productos que se comercializan bajo su sello, al pasar de 417.916 kilos de ese año a 8,60 millones en 2015. La cifra registrada este año y hasta la fecha se sitúa en torno a los 6,7 millones de kilos de especies vendidas dentro de esta catalogación, que se caracteriza, además, por ser respetuosa con el medio ambiente.
Pescados, crustáceos, moluscos (bivalvos, gasterópodos, cefalópodos) equinodermos, algas y antozoos son los productos que salen actualmente al mercado con el sello de calidad de la marca ‘pescadeRías’ y, dentro de estos, son los berberechos, la xarda  pintada (estornino) y la almeja japonesa las que más sobresalen entre los diez primeros productos más vendidos de la lista.
Desde enero y hasta junio de este año, se llevan expendidos 704.620 de xarda pintada, cantidad ligeramente inferior a la registrada en todo 2015, cuando se alcanzaron los 729.765 kilos. En almeja japonesa, la cifra se sitúa hasta junio en 325.027 kilos salidos al mercado con este sello de calidad, frente a los 507.633 contabilizados en todo el año 2015.
Dentro del apartado de los peces, en lo que llevamos de año cabe destacar la puesta en el mercado bajo la marca ‘pescadeRías’ de 262.415 kilos de boga (124.247 en 2015), 212.845 de sardina y 209.114 de jurel, frente a los 272.517 de 2015. 
Entre los bivalvos, y a la espera de que se salgan los datos de la campaña del berberecho (casi el 80% de la cuota anual se obtiene en Noia entre los meses de octubre y diciembre), este año destaca la venta de navajas, que alcanza la cifra de los 219.774 kilos hasta junio y que en todo el año pasado se situó en 140.986 kilos.
El pulpo, el cefalópodo más demandado de las aguas gallegas, registra 283.153 kilos expendidos, cantidad que en seis meses de este año se sitúa por encima de los 245.094 contabilizados en los doce meses del año pasado.
Entre los equinodermos destaca el erizo, con 263.053 kilos hasta junio, frente a los 211.276 de 2015, y entre las algas, el argazo, que este año ha puesto en el mercado 131.026 kilos bajo la denominación ‘pescadeRías’.

Galicia comercializó este año 6,7 millones de kilos de especies bajo la marca ‘pescadeRías’