El próximo año se abrirán las de Ourense, Santiago, Pontevedra y Vigo

Galicia apuesta por el transporte público con la puesta funcionamiento de las primeras estaciones intermodales

En un territorio tan disperso como el gallego, el transporte público es fundamental para garantizar el acceso de los ciudadanos a los servicios básicos y a las oportunidades de progreso personal. Pero, precisamente por esa enorme dispersión, prestar adecuadamente los servicios públicos de transporte es un desafío mayúsculo. Galicia lo aceptó.

Galicia apuesta por el transporte público con la puesta funcionamiento de las primeras estaciones intermodales
12.Intermodal Ourense
La estación intermodal de Ourense se inaugurará en los primeros meses de 2021.

Redacción, Santiago

En un territorio tan disperso como el gallego, el transporte público es fundamental para garantizar el acceso de los ciudadanos a los servicios básicos y a las oportunidades de progreso personal. Pero, precisamente por esa enorme dispersión, prestar adecuadamente los servicios públicos de transporte es un desafío mayúsculo. Galicia lo aceptó.

La Xunta viene realizando en los últimos años una gran apuesta a favor del transporte público que conseguirá a finales de este año un auténtico hito, la culminación de la renovación integral de todas las líneas de autobús de competencia autonómica, dejando atrás las concesiones procedentes de mediados del siglo pasado, ineficaces ya en el momento actual.

Esta transformación, enmarcada en el Plan de Transporte Público de Galicia, permitirá ofrecerles a los ciudadanos unos servicios modernos y sostenibles, pero sobre todo útiles, es decir, que respondan a sus necesidades en materia de movilidad.

La red de transporte público está viendo ampliada su cobertura en la comunidad gallega, especialmente en el rural, con la extensión al conjunto del territorio de modalidades como el autobús compartido o a demanda, que ya están funcionando con éxito en muchos municipios.

Esta renovación, además de incrementar las posibilidades de desplazamiento, también pasa por abaratar los billetes, extendiendo a toda la Comunidad las ventajas económicas de las que disfrutan las áreas de transporte metropolitano que ya funcionan en A Coruña, Ferrol, Santiago, Vigo y Lugo.

El próximo año ya comenzará la expansión a toda Galicia de esos descuentos que pueden suponer ahorros medios de hasta 1.000 euros al año en el caso de los viajeros frecuentes.

Para hacer posible esta apuesta por un transporte público de calidad y posibilitar el acceso de todos los gallegos a esos beneficios económicos y sociales, la Xunta realizará un gran esfuerzo inversor en la próxima década, al destinar más de 73 millones de euros al año.

A lo largo de la primera mitad del próximo año también se extenderá progresivamente al conjunto de la Comunidad el uso de la tarjeta Xente Nova, con la que los menores de 21 años pueden viajar gratis en el autobús interurbano. 

En la actualidad, más de 77.000 jóvenes gallegos ya se están beneficiando de esta iniciativa social de la Xunta que alivia la economía de las familias, al mismo tiempo que fomenta el uso del transporte público entre los más jóvenes.

Intermodalidad

Esta transformación de los servicios se verá reforzada y complementada con la mejora estratégica de las infraestructuras del transporte, principalmente las estaciones intermodales, que facilitarán el intercambio ágil y seguro entre el autobús y el tren.

Se trata de unificar en el mismo entorno las terminales de autobús y ferrocarril.

El próximo año marcará un antes y un después en Galicia con la entrada en funcionamiento de las primeras estaciones de autobuses intermodales en Ourense, Santiago, Pontevedra y Vigo.

Así, Ourense y Santiago se convertirán, en los primeros meses de 2021, en las primeras ciudades de la Comunidad que tengan una estación de autobuses intermodal en marcha. 

En Ourense, la Xunta dedica un presupuesto de más de 9 millones de euros a la ejecución de la nueva terminal de autobuses, que se ubica en el Barrio da Ponte, y al aparcamiento.

También Santiago contará a comienzos del próximo año con su terminal intermodal en servicio. Para esto, la Xunta está ultimando la ejecución de la pasarela que conecta ambas estaciones y la nueva terminal de autobuses, a la que destina 10,4 millones de euros.

Este complejo consta de un elemento singular, una pasarela peatonal que conecta dos zonas de la ciudad de Santiago históricamente separadas por las vías del tren, los barrios del Ensanche y Pontepedriña, garantizando el tránsito entre la calle Clara Campoamor y la estación de ferrocarril. 

En Pontevedra, también progresa la reforma de la actual estación de autobuses, acompasada de la mejora de la conexión con la terminal ferroviaria mediante una actuación de reordenación urbana. En los primeros meses de 2021 quedarán finalizadas estas intervenciones, en las que el Gobierno gallego moviliza 4,6 millones de euros.

En el caso del complejo intermodal de Vigo, se ejecutan la nueva estación de autobuses, el Centro Vialia y los accesos a las instalaciones. La Xunta destina un presupuesto de 18 millones de euros a este proyecto estratégico, para financiar la nueva estación de autobuses de la intermodal, cuya finalización se prevé para finales de año, además de financiar la parte comprometida de los accesos. El complejo se completa con un gran centro comercial, Vialia, y una importante transformación urbana para organizar los accesos.

En relación a la intermodal de A Coruña, el proyecto avanza en su redacción con el fin de agilizar los trámites necesarios y poder licitar las obras el año que viene. También continuará el próximo año la redacción de los proyectos para dotar de intermodales a las ciudades de Lugo y Ferrol.

La intermodalidad no sólo estará presente en las grandes ciudades, sino que también las cabeceras de comarca serán objeto de actuaciones encaminadas a favorecer el intercambio de diferentes modos de transporte, autobús y ferrocarril.

Además, de manera complementaria al impulso de estas grandes infraestructuras del transporte, la Xunta continúa acondicionando las estaciones de autobuses de Galicia e instalando marquesinas para redoblar la eficiencia en la prestación de los servicios.

Este salto cualitativo en el transporte público en Galicia se diseñó pensando de modo prioritario en las personas y en sus necesidades reales en el campo de la movilidad.

Pero además, tanto las estaciones intermodales como la modernización de los servicios atraerán nuevas oportunidades para la comunidad, reforzando sus potenciales de cara a las actividades comerciales o turísticas.

Galicia estará mejor preparada para sacar el máximo rendimiento a la llegada del AVE, así como para afrontar citas tan importantes como el Xacobeo 2021, que contribuirá a la necesaria reactivación económica, tras las consecuencias derivadas del Covid-19.

En definitiva, una apuesta por mejorar la calidad de vida de las personas, pero también por sumar al progreso y a la competitividad de Galicia.

Galicia apuesta por el transporte público con la puesta funcionamiento de las primeras estaciones intermodales