Durante el sexto mensaje de Fin de Año del presidente de la Xunta

Feijóo apela a la unidad en la “batalla crucial” por “limpiar” la vida pública

Estabilidad social frente a la “demagogia” que cae “en el simplismo” y estabilidad institucional frente a los “empeños” por levantar “fronteras políticas donde no hay fronteras humanas”. Son dos de los pilares que sustentaron el sexto mensaje de Fin de Año del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien también llamó a ganar “juntos” la “batalla crucial” que atañe a la “limpieza” de la vida pública.

Feijóo apela a la unidad en la “batalla crucial” por “limpiar” la vida pública
Mensaxe navideño 
foto xoán crespo
26/12/14
Feijóo, durante su discurso de Fin de Año, grabado en el Centro Tecnolóxico de Automoción de Galicia, en Porriño.

Estabilidad social frente a la “demagogia” que cae “en el simplismo” y estabilidad institucional frente a los “empeños” por levantar “fronteras políticas donde no hay fronteras humanas”. Son dos de los pilares que sustentaron el sexto mensaje de Fin de Año del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien también llamó a ganar “juntos” la “batalla crucial” que atañe a la “limpieza” de la vida pública.

El discurso de Feijóo arrancó con un reconocimiento a todos los gallegos, a quienes señaló como artífices del “giro” económico de Galicia. Para el presidente del Ejecutivo autonómico, quien aludió a los premios que se entregan a los ciudadanos de la comunidad a lo largo del año, resulta “alentador” que sea “admirado” el talento de un pueblo “rico en capital humano”.

“Nos sentimos orgullosos de ello”, aseguró, antes de destacar que en los “trances más aciagos” Galicia “no paró de esforzarse, de investigar, de estudiar y de emprender”. “Galicia atravesó una crisis, pero nuestra forma de ser y de hacer nunca estuvo en crisis”, sentenció.

En su felicitación, destacó que Galicia no ha dejado de ser una comunidad “que quiere estar junta” y que “jamás” ha desertado “del porvenir” porque “existía en la conciencia de cada gallego” la convicción de que “en un futuro prometedor”, la comunidad “estaría en pie y reclamando un papel importante”.

“Empezamos a vivir ese futuro (...) empezamos a vivir una nueva etapa”, afirmó Feijóo dando a entender que el giro económico se percibirá con mayor intensidad durante este año. Optimista, señaló que la Galicia que estaba “en una nación que arrastraba un problema de déficit” es ahora la que controló sus cuentas durante seis años en una España que “repelió el rescate”; pero también una de las comunidades que “menos” aumentó su deuda, que “aspira a crecer un 2% y que empieza a crear empleo”.

Feijóo apela a la unidad en la “batalla crucial” por “limpiar” la vida pública