Jacobo José Rey Sastre, director xeral de Familia de la Xunta de Galicia

“Una familia que llega del extranjero debe saber que su hijo podrá acceder a una escuela infantil gratis”

Galicia se ha convertido este curso en la comunidad autónoma pionera en impartir clases totalmente gratuitas de ocho horas de duración a los niños de 0 a 3 años. La Consellería de Política Social de la Xunta se propone así contribuir a mejorar la tasa de natalidad y ayudar a las familias en la crianza de sus hijos, destinando más de 50 millones de euros a subvencionar las escuelas de educación infantil, lo que permitirá a más de 31.000 familias gallegas un ahorro de entre 1.500 y 2.000 euros al año. La medida “ha venido para quedarse”, dice el director xeral de Familia, Jacobo Rey.
“Una familia que llega del extranjero debe saber que su hijo podrá acceder a una escuela infantil gratis”
Jacobo Rey
Jacobo José Rey, director xeral de Familia de la Xunta de Galicia.

Pregunta. Galicia ofrece por primera vez este curso a los padres con niños de entre 0 y 3 años  la posibilidad de llevar a sus hijos a una escuela infantil de manera totalmente gratuita. ¿Cuál es el objetivo de esta medida?

Respuesta. El objetivo principal es favorecer el máximo posible que todas las familias de Galicia que quieran utilizar una escuela infantil en este primer ciclo puedan hacerlo y que la cuestión económica no sea el impedimento para no utilizarla, porque creemos que estos centros tienen un doble beneficio. Primero para los niños, porque los que utilizan estas escuelas reciben una educación de máxima calidad en los primeros años de vida y pueden socializar con otros niños de su misma edad, con la importancia que eso supone. Segundo, porque es un beneficio a nivel de conciliación, ya que es obvio que las escuelas infantiles son la principal herramienta de conciliación para muchas familias, en las cuales es muy habitual que los dos progenitores trabajen y necesitan esa herramienta que las escuelas proporcionan para poder compaginar la vida laboral con el cuidado y la crianza de los niños.

P. ¿Responde ello a una demanda de los padres o es producto de una visión global de la Xunta en este apartado?

R. Yo creo que responde a ambas cosas. Por un lado, es una medida demandada por las familias, porque les supone un ahorro muy importante, especialmente en el momento en el que estamos, con una inflacción del 10%. Esto  no es responsabilidad de la Xunta, pero la Xunta actúa para que esta inflación, que está golpeando a muchas familias, la noten menos. 

Obviamente, una medida de este tipo que supone un ahorro tan importante se enmarca en esa actuación de hacer frente a los efectos de la inflación, pero, por otro lado, se incardina en la apuesta de la Xunta por lo que es la conciliación desde el nacimiento de cualquier niño que viene al mundo en Galicia o viene a vivir a Galicia.

Por eso, cumple muchos objetivos y está siendo muy bien recibida e imitada por otras comunidades autónomas, ya que Galicia es pionera en este ámbito.

P. Habla de la conciliación, pero Galicia también acusa problemas de despoblación. ¿En qué medida esta iniciativa puede contribuir a fomentar la demografía en el territorio?

R. Nosotros somos conscientes desde hace años de que la demografía es uno de los importantes retos que tiene Galicia como país. Otras comunidades autónomas, como ocurre en el Principado de Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha o Cantabria, están en una situación similar a la nuestra, con un descenso de los nacimientos y con un envejecimiento progresivo de la población.

Por tanto, el problema que afrontamos y combatimos desde Galicia es un problema global, no exclusivo, y estamos actuando con medias como esta de la gratuidad de todo el ciclo de educación infantil, que está incluida en la Ley de Impulso Demográfico que aprobó Galicia a principios de 2020, que fue la primera ley autonómica de demografía aprobada en España. Posteriormente ha habido otras comunidades autónomas que lo han hecho.

P. ¿Cuál es la tasa de escolaridad en Galicia? 

R. Galicia tiene una de las tasas de escolaridad más altas de España. Sabemos que el periodo de los 0 a los 3 años es una etapa de escolarización voluntaria y que las familias utilizan la escuela infantil si quieren. Pero nosotros queremos ayudarles a todas y por eso implantamos este programa de gratuidad, para que la escolarización no suponga un problema, sino un ahorro, entre 1.500 y 2.000 euros de media, y que ese dinero lo puedan destinar a otras cuestiones que también necesitan.

La Xunta no quiere ni puede obligar a ninguna familia a tener hijos, lo que sí quiere es decirle a todas las familias que tienen hijos porque quieren, y a las que tienen pensado tenerlos, que van a contar con el apoyo de la Xunta, y ese apoyo se concreta en medidas como la ‘Tarxeta Benvida’ que le damos a las familias cuando nace un niño, para que puedan sufragar los primeros gastos que supone la llegada de un nuevo miembro, o la gratuidad de las escuelas infantiles.

P. ¿Es extensible la gratuidad a las familias retornadas?

R. Por supuesto. Nos constan casos de familias a las que el hecho de saber que van a disponer de una escuela infantil gratuita les ha motivado a tomar la decisión de venirse a Galicia, porque en otras partes de España esto supone un coste muy imporante.

El hecho de que fuera de Galicia sepan y conozcan las bondades de este programa es muy importante, así como que conozcan el apoyo global que se da a las familias.

La Ley de Impulso Demográfico incluye un capítulo específico de atracción de personas que viven fuera y de fomento del retorno. Galicia es una comunidad de referencia en políticas de retorno de población que reside en el extranjero; una política transversal fomental y esa potencialidad no la tienen otros territorios. En Galicia tenemos medio millón de personas que viven en el extranjero, pero tienen un vínculo familiar a través de los padres, los abuelos, etc., y nosotros tenemos las puertas abiertas para que todos los que quieren venir lo hagan y se benenficien de todas estas medidas

P. ¿De qué mecanismos se sirven para informar?

R. Nosotros lo que hacemos es trabajar con la Secretaría Xeral de Emigración, que realiza una labor excepcional a la hora de mantener el vínculo, para que, a través de ellos y de nuestro propio trabajo, se informe a la colectividad en el exterior de todas las medidas que estamos poniendo en marcha para favorecer el retorno.

También trabajamos en difundir, a través de los medios de comunicación, todas estas medias que es muy importante que la comunidad gallega en el exterior y los que viven en otras comunidades autónomas puedan conocer para disfrutarlas. Es una medida primordial en el fomento de la captación desde el exterior.

Más de 30.000 familias cada año se pueden beneficiar de estas ayudas, y queremos favorecer que los que quieren venir a Galicia y crear aquí su propia familia, que lo hagan.

P. De las familias beneficiadas, ¿cuántas pueden ser llegadas del exterior?

R. A día de hoy estamos cerrando los datos, porque la matrícula en estos casos es distinta del resto del sistema educativo, ya que los niños se van matriculando a lo largo del curso escolar. Por ejemplo, un niño que nace en septiembre tiene que esperar tres meses para poder acceder a una escuela infantil y empezaría en diciembre o enero.

Por eso es importante difundir esto durante todo el curso. Una familia que vive en el extranjero, que sepa que en el momento en que su hijo nazca, podrá tener una escuela de 0 a 3 años gratis.

P. ¿Cómo se concreta la propuesta? ¿A qué se tiene derecho? 

R. Se trata de que las familias puedan acceder a un máximo de 8 horas diarias de atención gratuita y de matrícula gratuita. Del servicio de comedor se hacen cargo las familias que lo utilizan. En todas las escuelas públicas de Galicia el servicio de comedor tiene unas bonificaciones en función del tramo de renta con precios muy reducidos, de forma que las familias con menor renta no pagan y otras lo hacen a precio reducido.

P. Galicia es pionera en ofrecer este servicio, pero otras comunidades autónomas tienen programas similares. ¿Cuál es la diferencia?

R. Hay otras comunidades en las que también está avanzado este programa, pero, de momento, imparten solo unas determiandas horas o solo en un tipo de escuela, o en el último curso de los tres que conforma las escuelas infantiles. Detectamos comunidades que lo imparten de forma parcial como en Andalucía, Madrid, La Rioja, Valencia o Castilla y León.

P. ¿Durante cuánto tiempo se va a desarrollar este programa?

R. Tenemos la convicción de que es una medida irreversible, no es coyuntural, ha venido para quedarse y se va a implantar de forma permanente.

Además, tenemos el presentimiento de que se acabará implantando en toda España, porque es una medida muy bien recibida por las familias y más en el momento actual.

En nuestro caso, lo hacemos con fondos propios de la Xunta y, en el caso de las escuelas infantiles municipales, con la aportación de los ayuntamientos, que son los titulares, pero nos gustaría que desde el Gobierno se financiase el servicio, dado que es un servicio educativo.

“Una familia que llega del extranjero debe saber que su hijo podrá acceder a una escuela infantil gratis”