Eliminación del voto rogado y la unión de centros, las asignaturas pendientes

Eliminación del voto rogado y la unión de centros, las asignaturas pendientes

Los problemas surgidos con el voto rogado fueron abordados por el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, en la celebración de cada una de las reuniones de la Comisión Delegada entre los plenos de 2012 y el previsto para esta semana. En todas sus declaraciones, Miranda se mostró favorable a acabar de una vez por todas con el voto rogado y dijo: “En Galicia tenemos claro que hay que votar en urna”.
Para ello, apuesta por la utilización de mecanismos de voto telemático utilizando para ello consulados y centros de la colectividad en el exterior.
“La gente del exterior quiere participar” en las elecciones, pero desde la entrada en vigor de la Reforma de la Loreg, en 2011, tienen que ejercer su derecho al voto en unas “condiciones complejas” que, en determinados países se hace “imposible”, aseguró.
El secretario xeral recordó también con insistencia que el Parlamento de Galicia ya trató de dar solución al asunto al reclamar de forma unánime en el Congreso que debata una nueva reforma de la Loreg para que se suprima el voto rogado.
“Tenemos que ir más allá de este sistema de voto rogado”; “éste no puede ser el único mecanismo para asegurar la calidad del voto del exterior”, apostilló el titular de Emigración del Gobierno gallego.


Unión de centros
La unión de los centros para asegurar la supervivencia de entidades en vías de desaparición también fue tema de debate en el transcurso de las reuniones de la Comisión Delegada del Consello de Comunidades Galegas. 
Antonio Rodríguez Miranda aseguró en más de una ocasión a los medios que “la unión de sociedades” se viene sugiriendo desde hace algún tiempo, y que ya su predecesor en el cargo, Santiago Camba, insistió en la importancia de conseguir acuerdos a este respecto para lograr la pervivencia de muchas de ellas, pero que ahora con la nueva Lei da Galeguidade “se impulsa” más esta propuesta.
No obstante, recordó que se trata de un “proceso voluntario de las entidades” y que algunas de ellas se deberían sumar al acuerdo alcanzado en Cataluña entre 15 entidades de la colectividad para insertarse en un total de tres agrupaciones.
“Vamos por el buen camino”, dijo Miranda, quien informó de que algunos centros están en “proceso de unión”, mientras a otros será necesario animarlos para que atiendan a la recomendación. Argentina, Uruguay, Estados Unidos o Suiza fueron algunos de los países a los que Miranda hizo mención a la hora de proponer nuevas fusiones.

Eliminación del voto rogado y la unión de centros, las asignaturas pendientes