AL ACTO ASISTIERON EL CONSELLEIRO DE CULTURA DE LA XUNTA, EL SECRETARIO XERAL DE EMIGRACIóN Y EL DIRECTOR GENERAL DE MIGRACIONES

El alcalde de Barcelona entregó la Medalla de Oro de la ciudad al Centro Gallego, una “entidad emblemática”

El ‘Ajuntament’ de Barcelona entregó al Centro Gallego de la ciudad la Medalla de Oro al Mérito Cívico por la trayectoria histórica e importancia social de esta entidad de la diáspora gallega, la más antigua en territorio español.

El alcalde de Barcelona entregó la Medalla de Oro de la ciudad al Centro Gallego, una “entidad emblemática”

El ‘Ajuntament’ de Barcelona entregó al Centro Gallego de la ciudad la Medalla de Oro al Mérito Cívico por la trayectoria histórica e importancia social de esta entidad de la diáspora gallega, la más antigua en territorio español. Al acto, celebrado este jueves, han asistido numerosas personalidades como el conselleiro de Educación y Cultura de la Xunta, Jesús Vázquez Abad; el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda; el director general de Migraciones, Aurelio Miras Portugal; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; y el delegado del Gobierno catalán en Barcelona, Salvador Jorda. También asistieron al acto los ex presidentes del Centro, así como numeras personas del mundo sociocultural de Cataluña y Galicia, además de los socios y amigos del Centro Gallego que llenaron el salón más importante de la ciudad condal.

El salón más noble de la ciudad condal, como es el ‘Saló de Cent del Ajuntament’, se vistió de gala para recibir a los asistentes al acto de entrega por parte del alcalde de Barcelona, Xavier Trias, de la Medalla de Oro al Mérito Cívico al Centro Gallego, que recibió su presidente, Manoel Carrete Rivera, un reconocimiento a los 120 años de historia de la decana de la entidades gallegas en Cataluña.

El alcalde Trias, en su intervención, que hizo en gallego y en catalán, ha definido al Centro Gallego como una “entidad emblemática” de la ciudad, que ayuda a “conocer mejor la cultura gallega en Barcelona y difunde la cultura catalana en Galicia”. Ha recordado también que es una de las entidades más antiguas de Barcelona y  afirmó que, “desde su creación, el Centro Gallego ha sido un ejemplo de integración y de participación en la vida social, cultural y artística barcelonesa”, además de un lugar de encuentro para los gallegos y gallegas que viven en Barcelona y para todos aquellos que quieran conocer la cultura gallega.

El alcalde también ha afirmado que los miembros del Centro Gallego son “unos grandes embajadores de Galicia” y les ha pedido el apoyo y la complicidad a la hora de explicar qué es Cataluña más allá de sus límites geográficos y finalizó su intervención pidiendo el apoyo de la entidad para conseguir la implicación de las nuevas generaciones de gallegos que han llegado a Cataluña por motivos de estudio, profesionales o empresariales.

Por su parte, el presidente del Centro Gallego, Manoel Carrete, que hizo su intervención en gallego y catalán, y claramente emocionado, agradeció al Consistorio barcelonés, a su alcalde y a toda la composición municipal, la distinción otorgada y se la dedicó a los socios y amigos del Centro Gallego, a los presidentes, a las juntas directivas y al gran número de personas que a lo largo de los 120 años de vida del Centro hicieron posible este acto, este reconocimiento. Para finalizar, anunció que la Junta Directiva del Centro Gallego decidió, por unanimidad, que esta medalla, la primera que se le da a una institución gallega, se done a Galicia, así que después de un tiempo prudencial, de unos meses que estará en las dependencias del Centro para que los socios la vean, irá a su destino final que es el ‘Museo do Pobo Galego’ y allí se quedará.

El acto finalizó con la interpretación de ‘Negra Sombra’, de Rosalía de Castro, por parte del gaitero Raúl Mancilla y el cantante David López.

El alcalde de Barcelona entregó la Medalla de Oro de la ciudad al Centro Gallego, una “entidad emblemática”