Roberto González, presidente de la Hermandad Gallega de Venezuela

“Las conclusiones de las ponencias me parecen muy importantes porque van a marcar el futuro trabajo de la Secretaría”

Roberto González, presidente de la Hermandad Gallega de Venezuela, participó en el XI Pleno del Consello de Comunidades Galegas celebrado recientemente en La Habana y fue el ponente en la ponencia de tecnología.

“Las conclusiones de las ponencias me parecen muy importantes porque van a marcar el futuro trabajo de la Secretaría”
IMG_9202 copia
Roberto González.

Roberto González, presidente de la Hermandad Gallega de Venezuela, participó en el XI Pleno del Consello de Comunidades Galegas celebrado recientemente en La Habana y fue el ponente en la ponencia de tecnología.

Pregunta. ¿Qué valoración hace de este Pleno del Consello?

Respuesta. El hecho de que se haya celebrado en La Habana tiene una significación especial. Este sitio es espectacular y cuando te trasladas en el tiempo a lo que tuvo que haber sido este centro en pleno apogeo te da idea de lo grandes que han sido los gallegos en este país, al igual que han sido en otros.

El hecho de tener este palacio aquí es impresionante y creo que celebrar aquí el Consello tiene una significación especial, sobre todo ayer con el lanzamiento de las banderas. Fue bastante emotivo. El hecho de que veas ondeando la bandera gallega en un centro que no es tan gallego como fue, al menos en su totalidad, tiene un significado especial, sobre todo para los gallegos que estamos de este lado del charco.

El Consello siempre es positivo porque recoge sentimientos de los diferentes centros y cada centro tiene sus necesidades específicas. Además, nos permite mantenernos en contacto unos centros con otros.

Las conclusiones de las ponencias donde se recogen las necesidades que pueda tener todo el colectivo gallego exterior me parecen muy importantes porque van a marcar el futuro del trabajo de la Secretaría. Creo que esas pautas que quedan en las conclusiones deberían tomarlas en cuenta porque es el sentimiento de la gente que está fuera.

P. ¿Cuáles fueron los principales debates en la ponencia de tecnología en la que usted fue el ponente?

R. La opinión general fue que la ponencia fue bastante completa. Evidentemente, cada centro de los que participó tiene un enfoque distinto. Yo traté de hacerles entender que la tecnología o todo lo que puedas implantar tienes que adaptarlo al centro en el que estás. Yo puedo tener unas necesidades tecnológicas que no tienen los otros centros pero el hecho de que el centro tenga su página web, maneje facebook, instagram y todo este tipo de herramientas, también nos da a conocer a los demás y permite la comunicación entre los centros.

También hicimos hincapié en las facilidades que hay actualmente para estar en más redes sociales como menos trabajo. Es muy sencillo y es cuestión de ponerse pero es el temor del desconocimiento.

Uno de los participantes puso un ejemplo que a mi me pareció muy bueno. Cuando a una persona mayor se le va un hijo o tiene un nieto en otro país o ciudad sí se preocupa por usar las tecnologías y lo dominan perfectamente.

A lo mejor es cuestión de crear la necesidad.

También surgió la dificultad de la colectividad en Cuba en la que muchos no tienen internet y por eso en las conclusiones referidas a los cursos ‘on line’ se añadió la posibilidad de enviarlos por cd.

P. ¿Cuál es el secreto de la HGV para mantener un centro formado por 36.000 personas?

R. El único secreto es estar unidos. Cada asociación tiene su vida propia pero siempre dentro de la Hermandad. Cuando se creó la Hermandad Gallega por el año 60 había varios centros gallegos y en ese año tuvieron la visión de unificar los tres centros que había y crear la Hermandad. La unión en el año 60 fue difícil porque en ese momento había ideologías políticas que estaban mucho más marcadas, pero fue un gran acierto.

P. ¿Cuáles son las principales actividades que realizan?

R. Tenemos colegio, servicios médicos, 22 disciplinas deportivas, grupos de baile, de gaitas. De lunes a jueves, en la Hermandad entran sobre 4.000 personas, y los viernes y sábados, la cifra aumenta.

Cualquier gallego se siente orgulloso de pertenecer a la Hermandad Gallega. De hecho hay gallegos que viven en el interior o han regresado a España pero que siguen siendo socios de la Hermandad.

P. ¿Cuál es la situación que se vive en Venezuela?

R. Realmente la situación es bastante complicada, sobre todo por la falta de medicinas y, en algunos casos, por la falta de alimentos.

En nombre de nuestro colectivo agradezco la mención de apoyo que hizo el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, y la especial atención que tiene la Secretaría respecto a Venezuela.

Quizás no puedan hacer mucho para ayudar en cuanto a la falta de medicinas. El problema realmente es de Venezuela no que la Xunta no lo quiera hacer, ya que hay impedimentos para ingresar medicinas en Venezuela.

En todo caso, nosotros tenemos un trabajo adelantado porque le hicimos llegar a la Secretaría un listado con todas las medicinas que hacen falta. Ellos lo tienen pendiente y en el momento en que se puedan introducir medicinas poder enviarlas para ayudar a la gente cuanto antes.

La falta de medicinas es muy preocupante, ya no es un tema de dinero. Simplemente no hay y no se consiguen a ningún precio. Esto afecta a todos porque no hay lo más básico pero evidentemente las personas mayores que necesitan una medicación constante, están más afectadas.

“Las conclusiones de las ponencias me parecen muy importantes porque van a marcar el futuro trabajo de la Secretaría”