Le acompañó la directora general de Cooperación e Inmigración

El vicepresidente del Gobierno de Baleares, Antonio Gómez, visitó Cuba y se reunió con la Asociación Balear

El vicepresidente del Gobierno de Baleares, Antonio Gómez Pérez, realizó una visita a Cuba, donde fue recibido por la presidenta de la Asociación Balear en la Isla, Nieves Alemañy, y por la Junta Directiva en pleno. Durante su primer día de estancia en la Isla se reunió con instituciones gubernamentales de este país y visitó la Casa Balear en La Habana.

El vicepresidente del Gobierno de Baleares, Antonio Gómez, visitó Cuba y se reunió con la Asociación Balear
IMG_3589
Gómez Pérez, durante su charla con la Junta Directiva.

Le acompañó la directora general de Cooperación e Inmigración

El vicepresidente del Gobierno de Baleares, Antonio Gómez, visitó Cuba y se reunió con la Asociación Balear

Feliberto Carrié, La Habana

El vicepresidente del Gobierno de Baleares, Antonio Gómez Pérez, realizó una visita a Cuba, donde fue recibido por la presidenta de la Asociación Balear en la Isla, Nieves Alemañy, y por la Junta Directiva en pleno. Durante su primer día de estancia en la Isla se reunió con instituciones gubernamentales de este país y visitó la Casa Balear en La Habana.

Gómez Pérez viajó acompañado por Antonia María Estarellas, directora general de Cooperación e Inmigración, quien participó en todos los encuentros programados en Cuba.

El vicepresidente calificó la visita de “muy emocionante” y reconoció que desde un inicio “fue programada por la legislatura pero que las dificultades económicas lo impidieron”. Afirmó que “teníamos constancia de la excelente labor que se estaba realizando en Cuba por parte de la Asociación Balear en la Isla pese a los limitados recursos de que dispone para realizar su trabajo y atender a la emigración en el país caribeño”.

Antonio Gómez aseguró que le Asociación Balear de Cuba “es uno de los mejores organizados en el mundo y se destaca por la gran cantidad de actividades que realizan a favor de la emigración”.

El vicepresidente balear dijo que “fue una ilusión visitar la asociación Balear en Cuba para encontrarse con su presidenta y con la Junta Directiva y con emigrantes y asociados baleares” en La Habana. Agregó que “las dificultades económicas que confrontó la legislatura antes impidieron realizar el viaje y no quería que terminara sin encontrarme con los baleares” en Cuba. “Las dificultades económicas que confrontamos impidieron al Gobierno de las Baleares atender a los emigrantes en Cuba y se comprometió en revertir ese problema para el futuro”.

El dirigente del Gobierno balear aseguró que “me llevo para Baleares el sentimiento de identidad balear y su defensa de la cultura, las tradiciones y la historia baleares. “En Cuba nos emocionó apreciar cómo segundas generaciones hablan el idioma balear y mantienen vivo el folclore de nuestra identidad”.

“Explicaré –siguiendo diciendo– al presidente de las Baleares, José Ramón Bauzá, todo lo maravilloso que hemos visto entre la comunidad balear en Cuba y las potencialidades que existen para una mayor difusión de la cultura, la historia y las tradiciones baleares en este país”.

Comentó que “la emigración masiva de baleares a Cuba se produjo desde finales del siglo XIX a inicios del XX y se realizó en condiciones muy difíciles en un país extraño que les acogió como hijos propios y solo me queda felicitar a esa emigración por su integración con el pueblo cubano y el trabajo que desarrolló en tierras desconocidas, dejando una buena opinión, parte de su historia y conceptos económicos que aún perduran”.

El vicepresidente balear comentó que “hemos visto que las generaciones posteriores a la emigración balear en Cuba están muy aferradas a las tradiciones baleares  y a nosotros nos queda ser receptivos a esos sentimientos y ayudarlos en todo lo que podamos”.

La emigración balear a Cuba, inmediatamente a su arribo a este país, se trasladaba al sur de La Habana, al poblado costero y cenagoso de Batabanó  y por toda esa geografía donde se dedicaban a la pesca, la cosecha de la esponja, captura de la langosta y la fabricación de carbón vegetal, entre otros, en medio de las más difíciles condiciones de vida.

Antonio Gómez Pérez dijo que “los baleares en Cuba se establecieron, pese a las muchas dificultades y a través del tiempo pidieron mantener su identidad e historia, además de las tradiciones y el folclore”.

Al hablar a la Junta Directiva balear, encabezada por Nieves Alemañy, dijo que “la visita a Cuba fue muy productiva” y se reunieron con todas las autoridades del Gobierno cubano que estaban previstas. Explicó que hay un interés especial por parte de las autoridades cubanas por expandir su producto turístico y  desarrollar las energías renovables”.

El vicepresidente balear tuvo la posibilidad de compartir en la Casa Balear de Cuba con asociados y nativos baleares, y fue agasajado con una gala artística cultural a cargo de grupos de danzas y folclore balear.

Ésta fue la primera vista de una delegación del Gobierno balear en los últimos tres años. Además, Gómez Pérez y su delegación se reunieron con el presidente de la Cámara de Comercio, y con altos cargos de los ministerios de Justicia, Comercio Exterior y Relaciones Exteriores. También se reunieron con la directiva de la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba y con empresarios baleares establecidos en este país.

El vicepresidente del Gobierno de Baleares, Antonio Gómez, visitó Cuba y se reunió con la Asociación Balear