Su objetivo es seguir dándose a conocer y llegar a más españoles

Soraya Vicente, del CRE de Roma, asegura que el “Covid nos ha abierto las fronteras y hemos llegado a más gente de la circunscripción”

El Consejo de Residentes Españoles (CRE) de Roma se constituyó hace cuatro años y Soraya Vicente, consejera del mismo y una de sus impulsoras, hace una “buenísima valoración” de esta experiencia y confirma que van a renovarlo. Vicente asegura que la pandemia fue una oportunidad para este CRE porque al tener que hacer las actividades de manera telemática “hemos llegado a más gente de la circunscripción de Roma”.

Soraya Vicente, del CRE de Roma, asegura que el “Covid nos ha abierto las fronteras y hemos llegado a más gente de la circunscripción”
CRE Roma
Soraya Vicente –segunda por la izda.–, junto a miembros del CRE y colaboradores.

El Consejo de Residentes Españoles (CRE) de Roma se constituyó hace cuatro años y Soraya Vicente, consejera del mismo y una de sus impulsoras, hace una “buenísima valoración” de esta experiencia y confirma que van a renovarlo. Vicente asegura que la pandemia fue una oportunidad para este CRE porque al tener que hacer las actividades de manera telemática “hemos llegado a más gente de la circunscripción de Roma”.

Los inicios del CRE no fueron fáciles, porque “entre nosotros no nos conocíamos”, explica Soraya Vicente, quien reconoce que después de cuatro años “nos hemos conocido, hemos sabido quién puede hacer una cosa y quién otra, quién está más involucrado y menos y hemos sabido lo que es un CRE, porque nosotros lo sacamos por ganas de hacer algo, pero no teníamos ni idea de cómo funcionaba”.

Italia fue el primer país europeo a donde el Covid llegó de forma masiva y paralizó la vida de las personas y de las instituciones. En este contexto, el CRE de Roma, al igual que muchas instituciones, pasó a hacer sus actividades y reuniones de manera telemática. Esto, que en principio parecía un problema, se convirtió en una oportunidad, ya que les permitió contactar con gente que residía fuera de la capital.  “Sinceramente, –asegura la consejera– antes lo que hacíamos era intentar quedar físicamente, pero el hecho de no poder juntarnos hizo que tuviéramos que vernos por zoom u otras plataformas y permitió que asistiera gente que, si hubiese sido físico, no habrían podido asistir”.

“El Covid nos ha abierto las fronteras y hemos llegado a más gente de la circunscripción de Roma”, asegura Soraya Vicente, quien reconoce que se han puesto en contacto con gente “que no hubiéramos conocido si no hubiese sido por el Covid. No hubieran podido participar en las reuniones y no hubieran decidido participar activamente en el CRE. La parte positiva del Covid es esta”.

Además, en las próximas elecciones, el CRE de Roma amplía su circunscripción consular, ya que las provincias de la Toscana, que antes formaban parte de la desaparecida circunscripción de Génova, pasan a depender de Roma. Soraya Vicente reconoce que la situación generada por el Covid hace que ahora vea más factible el mantener contacto con la colectividad que está fuera de Roma. “Antes lo veía muy difícil porque consideraba que teníamos que viajar a esas provincias y hacer alguna reunión”, pero ahora ve las posibilidades de trabajar de manera telemática, explica.

Dos listas

Los miembros del CRE actual quieren asegurarse la continuidad y para no depender de que vote el 7% de las inscritos en la demarcación consular presentarán dos listas, CREamos Roma y Colaboramos Roma, “a no ser que haya alguien de fuera de nuestro ámbito que también se presente”, comenta Soraya Vicente, que se presentará por CREamos Roma y asegura que, aunque oficialmente haya siete consejeros, “los 20 que van en las listas son los que se reunirán y tomarán las decisiones”.

“Nosotros estamos haciendo la publicidad para dar a conocer las listas y hemos involucrado a más gente”, asegura Vicente, quien explica que esta vez hay españoles interesados “no solo de Roma capital, como éramos hasta ahora”. “Esta vez el hecho del Covid nos ha ampliado fronteras y cogemos a gente de otras provincias que nos han contactado y, al final, hacemos el grupo un poco mixto para que haya representación de gente que no esté solo en la capital”.

Soraya Vicente asegura que los consulados deberían apoyar más al CRE para intentar llegar a la colectividad. Al principio, explica, “hicimos mucho hincapié en que el consulado diera más información sobre el CRE, que nos dejaran poner algún tipo de cartel dentro del consulado, que el propio consulado le diera la información del CRE a los españoles que se fuesen a suscribir al consulado, pero eso no está pasando”.

“Para nosotros llegar a esa información es imposible si no es a través de nuestras propias redes de contacto porque el Consulado no da ningún tipo de información del CRE”, se lamenta Soraya Vicente. Explica que de cara a las elecciones el consulado lo único que ha hecho es colgar en su web la convocatoria electoral, “pero no he visto ningún correo a la comunidad diciendo que se han convocado las elecciones y que esta información está en su página, cosa que hace cuatro años pasó”. “Probablemente, –dice– hablemos con el cónsul antes de que se cierren las listas por si hay alguien que quiere participar. Nos gustaría que diera más información y que nos diera a conocer más, porque sin el ‘feed back’ de los residentes aquí, el CRE no tiene ningún sentido”.

Objetivos

Uno de los principales objetivos del CRE de Roma es seguir ampliando la red de contactos. “Nos gustaría llegar a más gente y poder escuchar más. Ahora que sabemos cuál es nuestro rol y poder transmitir eso al consulado y las instituciones”, asegura Soraya Vicente.

Además de los grandes retos que la colectividad española tiene por delante y que son asumidos por el CRE, como la derogación del voto rogado y los cambios en la Ley de Nacionalidad, “del día a día –explica la consejera– nos piden mucha información sobre convalidación de títulos, temas escolares y sobre el colegio Cervantes”. Los temas fiscales y de divorcios son otros de los temas sobre los que la gente pregunta.

“Antes del verano –explica– también nos preguntaban mucho por los requisitos para ir a España, pero ahora ya no. Además, ahora el consulado tiene en la web información actualizada sobre esto”.

Soraya Vicente explica que durante estos cuatro años han tenido tres cónsules diferentes y que cada uno esperaba una cosa diferente del CRE. Al principio, trataron temas de españoles encarcelados y violencia de género, pero ahora “tenemos un rol de estar en contacto con la colectividad y saber cuáles son las problemáticas y transmitírselas al cónsul”.

Soraya Vicente, del CRE de Roma, asegura que el “Covid nos ha abierto las fronteras y hemos llegado a más gente de la circunscripción”