LA OBRA SOCIAL CELEBRÓ EL PASADO VIERNES EL QUINTO ANIVERSARIO DE SU FUNDACIÓN

Seoane recuerda que Ospaña “siempre generó sus propios recursos” y que “está siendo un gran éxito”

| 29 de octubre de 2012, 12:53
Intervención del presidente de Ospaña, José Luis Seoane, durante la celebración del 5º aniversario de su creación.

La Obra Social Ospaña celebró el pasado viernes, día 26, el quinto aniversario de su creación con un cóctel que reunió en el Club Español de Buenos Aires a autoridades de la Embajada y el Consulado español, directivos y representantes de entidades aliadas, dirigentes de asociaciones de la colectividad y afiliados.

Durante la reunión, y tras recibir de parte de representantes de Casa Puente, la Obra Social de Comisarios Navales y Librería Corvalán sendas plaquetas recordatorias, el presidente de Ospaña, José Luis Seoane, hizo un balance del camino recorrido. En esta línea, destacó que en cinco años la empresa ya cuenta con 20.000 afiliados, unas modernas oficinas en Capital Federal y delegaciones en Mendoza, Córdoba, Entre Ríos y Provincia de Buenos Aires (en Chivilcoy y Luján). Seoane informó también de que acaban de comprar un terreno en la Ciudad de Buenos Aires (Venezuela 1146), donde esperan construir un edificio de cinco pisos e instalar un centro de diagnóstico de última generación.

El presidente de Ospaña contó, además, que están construyendo unos ‘Policonsultorios’ en calle México 1146, a través de los cuales se proponen “ofrecer a los afiliados atención especializada, sin necesidad de pasar por el médico de cabecera”. Al respecto, adelantó que si todo resulta como esperan, éstos serán los primeros policonsultorios de varios que se prevén instalar en Provincia de Buenos Aires y el interior del país. 

Remontándose a los orígenes, recordó que Ospaña nació “sin la ayuda económica de ningún gobierno y que siempre generó sus propios recursos”. “La única ayuda recibida –precisó– y que vamos a agradecer siempre, fue un préstamo de Fundación España de $500.000, que se devolvió y que sirvió para remodelar un local, comprar máquinas y pagar los primeros salarios”.

El dirigente recordó también que hace cinco años, la colectividad venía de algunos fracasos en salud y que “muy pocos creyeron en el proyecto”. “La mayoría de las personas –ahondó– pensaban que esto iba a durar 2 o 3 años y que luego se extinguiría”. Sin embargo, reflexionó, Ospaña no solo no se extinguió sino que “está siendo un gran éxito”. Algo que valoró como muy positivo para la colectividad española residente en el país, ya que puede contar, dijo, con una obra social propia sin límite de edad y sin ningún tipo de carencia.

Finalmente, agradeció a Marcial Sánchez el haberle abierto las puertas de la colectividad y a Rogelio Ucha y Avelino García Melle, por ser sus “grandes maestros”. En el ámbito de la obra social, Seoane agradeció a Santiago Camba su “apoyo y presencia permanente”; el asesoramiento de Óscar Cochlar y la fidelidad y lealtad de Julio Martínez. Por último, destacó la labor y la capacidad de la gerente de Ospaña, Claudia Trillo, y de Karina Ricciardi.

Antes, en una breve intervención, Claudia Trillo destacó que a lo largo de estos cinco años la obra social no perdió nunca de vista su horizonte: “Prestar un servicio de salud que mantenga atenta la mirada en el bienestar del afiliado”. Trillo destacó su “agradecimiento a Dios por tener el privilegio de ayudar al afiliado, no solo a través de la prestación de salud sino también –apuntó– mediante la escucha y la búsqueda de una solución al problema que lo aqueja”.

Cerrando las intervenciones, el cónsul Marco Rodríguez expresó que “es un alegría ver cómo esta obra admirable que es Ospaña va emprendiendo el vuelo” y se mostró convencido de que “va a llegar muy lejos y cumplir con todos sus objetivos”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca