Don Felipe asistirá el domingo a la toma de posesión del nuevo presidente uruguayo

El Rey se reunirá en Montevideo con una representación de la colectividad española en Uruguay

El Rey viaja este viernes a Montevideo para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, la tercera de un jefe de Estado latinoamericano a la que acude en sus casi seis años de reinado. Aprovechará su estancia para reunirse con una representación de la colectividad española en el país.

El Rey se reunirá en Montevideo con una representación de la colectividad española en Uruguay

El Rey viaja este viernes a Montevideo para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, la tercera de un jefe de Estado latinoamericano a la que acude en sus casi seis años de reinado. Aprovechará su estancia para reunirse con una representación de la colectividad española en el país.

Felipe VI se desplaza acompañado por la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, quien se traslada por primera vez a América Latina en su condición de jefa de la diplomacia española.

La ceremonia de toma de posesión de Lacalle, perteneciente al centro-derechista Partido Nacional, se celebrará este domingo, 1 de marzo, en la plaza de la Independencia de la capital uruguaya, pero la agenda del Rey incluye desde el sábado varias reuniones.

El monarca llegará en la noche de este viernes a Montevideo y al día siguiente está previsto que mantenga sendos encuentros tanto con el nuevo presidente como con el saliente, Tabaré Vázquez, y que reciba a una representación de la colectividad española que vive en Uruguay en una recepción que tendrá lugar en la Residencia de la Embajada de España.

Además de participar el domingo en la toma de posesión de Lacalle junto al resto de jefes de Estado que asistan a la ceremonia, Felipe VI tiene previstas varias reuniones bilaterales con algunos de ellos. En concreto, se verá con el presidente de Colombia, Iván Duque, y con el de Chile, Sebastián Piñera, quien viaja por vez primera al extranjero desde el inicio de las protestas en su país en octubre.

La asistencia de Felipe VI a la toma de posesión de Lacalle supondrá la tercera ocasión en que acude a una ceremonia de estas características de un presidente latinoamericano desde que fue proclamado Rey en 2014.

Era habitual que, en su etapa como Príncipe de Asturias, don Felipe acudiese en representación de España a los relevos presidenciales en América Latina, pero desde que asumió la Corona sólo lo había hecho hasta ahora en el caso del actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (en 2018), y del presidente de Panamá, Laurentino Cortizo (en 2019).

A la última toma de posesión de un presidente uruguayo, la de Tabaré Vázquez, asistió en febrero de 2015 el rey Juan Carlos.

Este viaje de Felipe VI a Montevideo será, por tanto, su primera visita como rey a Uruguay, el octavo país iberoamericano al que viaja como rey.

En sus reuniones con Lacalle y Vázquez es previsible que el rey aborde las relaciones políticas, económicas y culturales hispano-uruguayas, así como la situación en América Latina y otras cuestiones como la próxima cumbre iberoamericana que se celebrará en Andorra.

El Rey se reunirá en Montevideo con una representación de la colectividad española en Uruguay