Por el presunto cobro de 4,5 millones de euros de la estatal petrolera

Raúl Morodo, exembajador de España en Venezuela, será juzgado por blanqueo de fondos de PDVSA

La Audiencia Nacional española inició los trámites previos para llevar a juicio al exembajador de España en Venezuela Raúl Morodo Leoncio, a su hijo Alejo Morodo Cañeque y a su nuera, la portuguesa Ana Catarina Varandas de Loureiro, por el blanqueo de fondos de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Raúl Morodo, exembajador de España en Venezuela, será juzgado por blanqueo de fondos de PDVSA
HUGO CHÁVEZ RAÚL MORODO y PEPE BONO
Raúl Morodo –centro–, junto al exmandatario venezolano Hugo Chávez y el exministro de Defensa español, José Bono, durante un encuentro en Caracas.

La decisión la adoptó el magistrado de este tribunal Alejandro Abascal Junquera, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, según señala el juez en un auto al que tuvo acceso ‘Crónicas de la Emigración’.

En esta causa se investiga el presunto cobro de 4,5 millones de euros de PDVSA por parte de Alejo Morodo Cañeque mediante supuestos contratos falsos de asesoría legal suscritos con la petrolera venezolana entre 2012 y 2015, cuando su padre ya no estaba al frente de la Embajada en Venezuela.

El dinero supuestamente se blanqueó después mediante una compleja trama de sociedades creadas por el hijo y otros investigados, entre ellos la nuera del exembajador, y dos socios venezolanos. Uno de ellos, Juan Carlos Márquez Cabrera, quien se suicidó poco después de prestar declaración por estos hechos.

El conocido como ‘caso Morodo’ se incluía dentro del ‘caso Venezolanos’, pero ahora el que fuera embajador en Venezuela durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004–2011), su hijo y su nuera serán juzgados en una pieza separada.

La investigación desarrollada, expone el auto, evidencia que dentro de los hechos investigados los dos casos “si bien mantienen conexidad inicial, están perfectamente diferenciados y dotados de elementos propios que permiten y aconsejan su enjuiciamiento por separado”.

Esto, dijo, se debe “no sólo porque los hechos y las personas investigadas en cada uno de ellos sean diferentes, sino también por el distinto estado procesal en que se encuentran”.

Por todo ello, el magistrado acuerda en su auto, contra el que cabe recurso, la formación de pieza separada para la investigación de defraudación fiscal correspondiente a los ejercicios 2013, 2014 y 2017, “no prescritos al tiempo de iniciarse esta investigación, con cuotas defraudadas superiores a los 120.000 euros”.

Raúl Morodo Leoncio, quien fue embajador durante el gobierno del fallecido presidente venezolano Hugo Rafael Chávez, entre los años 2004-2007, se había negado a declarar ante el juez de la Audiencia Nacional en el año 2021.

El nuevo responsable del Juzgado Central de Instrucción Número 1 había citado a Morodo Leoncio y su hijo Alejo Morodo Leoncio, así como a la exmujer del primero Cristina Cañeque de Sola y a la esposa del segundo, Ana Catarina Varandas de Loureiro, todos como investigados.

Según las fuentes jurídicas consultadas por este medio de comunicación, padre e hijo se han acogido a su derecho a no declarar, mientras que Cañeque de Sola y Varandas de Loureiro solo han contestado a las preguntas de sus abogados para desvincular su situación económica de los Morodo.

Raúl Morodo, exembajador de España en Venezuela, será juzgado por blanqueo de fondos de PDVSA