Desde el pasado viernes 20 de octubre se desarrolla en Caracas y otras ciudades del país

Siete películas de autor se proyectan en el XXI Festival de Cine Español en Venezuela

Con siete películas, desde el pasado viernes 20 de octubre se desarrolla en Caracas y otras ciudades del país la vigésima primera edición del Festival de Cine Español, iniciativa de la Embajada del Reino de España en Venezuela. En esta oportunidad, las siete películas que conforman la programación han sido reconocidas en prestigiosos festivales internacionales y han participado en los conocidos Premios ‘Goya’, que otorga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Siete películas de autor se proyectan en el XXI Festival de Cine Español en Venezuela
AFICHE XXI FESTIVAL CINE ESPAÑOL
Afiche promocional del XXI Festival de Cine Español en Venezuela.

Con siete películas, desde el pasado viernes 20 de octubre se desarrolla en Caracas y otras ciudades del país la vigésima primera edición del Festival de Cine Español, iniciativa de la Embajada del Reino de España en Venezuela. En esta oportunidad, las siete películas que conforman la programación han sido reconocidas en prestigiosos festivales internacionales y han participado en los conocidos Premios ‘Goya’, que otorga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Los directores Gracia Querejeta (‘Felices 140’), Carlos Saura (‘Jota’, de Saura), Paula Ortiz (‘La Novia’), Alex de la Iglesia (‘Mi Gran Noche’), Raúl Arévalo (‘Tarde para la ira’), Rodrigo Sorogoyen (‘Que Dios nos perdone’) y Marc Crehuet (‘El Rey Tuerto’) se pasean por distintos géneros que incluyen documental, drama, comedia, música, suspenso y romance, cuyos filmes podrán ser vistos en el Trasnocho Cultural y distintos espacios culturales, tanto en Caracas como en otras ciudades del interior del país.

“Este festival siempre ha despertado interés muy especial en Venezuela, nosotros nos sentimos muy orgullosos de respaldar esta iniciativa que ya lleva 21 ediciones”, dijo Jesús Silva Fernández, embajador de España.

“Este evento es posible –dice– porque se cumplen una serie de premisas. En primer lugar, y ustedes pueden dar fe de ello, hay un interés en Venezuela por conocer la expresión artística y cinematográfica de los creadores españoles, quienes además y en muchos casos, forman parte de la industria cultural iberoamericana en general.

“Afortunadamente –continúa el embajador– entre los muchos espacios culturales que compartimos los españoles y los latinoamericanos, la industria del cine se consolida como una auténtica comunidad cinematográfica que se expresa en español. A veces se produce en España y México, tiene actores, directores, guionistas de un lado y de otro y, a lo largo de los años, ha alcanzado la estructura de industria cinematográfica capaz de competir con la industria anglosajona”.

El segundo punto que destaca Silva Fernández es el de los participantes en la organización. “Aquí hay un equipo, representado en este panel, que trabaja conjuntamente en la realización del festival. La Embajada apoya, pero los protagonistas son una serie de instituciones y personas que pertenecen al mundo de la cultura y del cine en Venezuela, que siguen creyendo que hay que apostarle a este tipo de eventos”, expresa el embajador y sostiene que es a ellos a quien les dirige su reconocimiento y agradecimiento.

“También hay que mencionar a una serie de empresas privadas que ven sentido en asociar su nombre a una iniciativa cultural como el festival y al proyecto de conectar países y culturas”, refirió como tercer punto. “Eso demuestra que con todos los problemas económicos que tienen las empresas, en algunas, priva la visión estratégica, la ambición y la filosofía de comprometerse con la comunidad y con sus clientes más allá de la mera transacción comercial”, asegura Silva Fernández, al tiempo que reconoce la labor del equipo de la Oficina Cultural de la Embajada de España en Caracas dirigido por el consejero, Bernabé Aguilar Arigo.

“Desde hace 16 años estamos haciendo el Festival en el Teatro Trasnocho Cultural, la selección de las películas en esta oportunidad es muy representativa y diversa”, añadió la cineasta y directora del centro cultural, Solveig Hoogesteijn.

Además del Trasnocho, el festival tendrá funciones abiertas y gratuitas en espacios como la Cinemateca Nacional, Cine Cipreses, Universidad Central de Venezuela (UCV), Teatro de Chacao, Universidad Simón Bolívar (USB), Sala Cabrujas, Sala La Pizarra, Centro de Arte Los Galpones, Sala Manuela Sáenz, Anfiteatro El Hatillo, y en el Ateneo de Caracas.

En el interior del país podrán verse, entre otros, en Cine City La Victoria (Aragua), Centro de Arte Lía Bermúdez de Maracaibo (Zulia), Sala Patio Trigal de Valencia (Carabobo), Centro Cultural Tulio Febres Cordero (Mérida) y Quinta El Cangrejo (La Asunción, Isla de Margarita).

‘Felices 140’

Con la conocida Maribel Verdú, esta película narra la historia de Elia quien cumple 40 años y, para celebrarlo, reúne en una lujosa casa de campo a amigos y familiares para decirles algo muy importante: se ganó 140 millones de euros en la lotería. Dirige Gracia Querejeta.

‘Jota’

Dirigida por el maestro Carlos Saura, es un documental sobre la danza y el canto español propio de la región aragonesa, cuna del veterano realizador que ya había incursionado en el género con ‘Sevillanas’ (1992), ‘Flamenco’ (1995), ‘Tango’ (1998) y ‘Fados’ (2007).

‘La novia’

Basada en la obra ‘Bodas de sangre’ de Federico García Lorca, retrata el típico triángulo amoroso donde el amor se destaca como única fuerza que puede vencer a la muerte. Obtuvo dos premios Goya en 2016 (mejor fotografía y mejor actriz secundaria: Luisa Gavasa) y fue nominada a los premios Platino en las categoría de mejor actriz, fotografía y dirección de arte.

‘Mi gran noche’

Nuevamente la creatividad de Alex de la Iglesia vuelve a explotar y en esta ocasión regresa a la palestra con una comedia donde se da el lujo de incluir al icono musical, Raphael, también actúan Mario Casas (‘Los 33’, ‘El Bar’) y el sempiterno Santiago Segura. De la Iglesia es uno de los cineastas españoles más irreverentes y el padrino del “gore” gallego. En su hoja de servicio destacan ‘El Día de la Bestia’, ‘La Comunidad’ y ‘Balada Triste de Trompeta’.

‘Que Dios nos perdone’

Un thriller policial donde dos policías (Roberto Álamo y Antonio de la Torre) andan tras la pista de un asesino en serie en medio de la inminente llegada del Papa a Madrid en 2011. Álamo conquistó el Goya al Mejor Actor por el papel del agente Alfaro y la película formó parte de la selección oficial en el Festival de San Sebastián.

‘El rey tuerto’

Es una de las películas más premiadas y con mayor paso por festivales del año pasado, estuvo en el Miami Film Festival, en Málaga, Spanish Film Festival de Australia, Spanisches Film Fest en Berlin y en el Shanghai International Film Festival. Dos amigas que llevan tiempo sin verse, organizan una cena para conocer a sus respectivos novios; David (Alain Hernández), un policía antidisturbios, e Ignasi (Miki Esparbé), un documentalista que perdió un ojo por culpa de una bala de goma en una manifestación. Un drama con el cual el público venezolano pudiese sentirse identificado luego de las protestas de este año.

‘Tarde para la ira’

Es la vedette del Festival, viene de ganar cuatro premios Goya, incluyendo mejor película y mejor director, quien después de una larga carrera como actor, optó por probar con la realización y así consiguió una nominación para los Premios Platino en la categoría de Opera Prima. Un hombre sale de la cárcel luego de pagar una condena de ocho años por robo, aspira a componer su vida junto a su familia, pero la llegada de un desconocido le da un giro a sus aspiraciones. Una historia que parece ser convencional, pero no lo es.

Siete películas de autor se proyectan en el XXI Festival de Cine Español en Venezuela