La oposición cree que la reforma sólo se centra en los recortes

La oposición cree que la reforma sólo se centra en los recortes

El Gobierno se ha quedado sólo en su defensa de la reforma de las pensiones y ha tenido que hacer valer su mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados para tumbar, con la abstención de UPN, los hasta ocho vetos presentados por los grupos de la oposición a este proyecto de Ley.
Durante el debate previo a la votación, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, había dibujado un futuro sombrío para el sistema público de pensiones si no se lleva a cabo una pronta reforma y había lanzado un llamamiento a los grupos parlamentarios para dejar a un lado “negacionismos”, llevar a cabo un debate “leal” y “no partidista”, y acordar mecanismos que garanticen que “permanezca a flote”.
Los grupos de la oposición han aprovechado sus turnos de intervención para criticar la reforma, que ven como un instrumento de recorte de las pensiones en favor de los planes privados, y echar en cara al Gobierno que haya legislado de espaldas al Pacto de Toledo.
La socialista Magdalena Valerio se ha mostrado especialmente dura con Báñez: “Ustedes van solos, van en la dirección contraria, pero no de la oposición o de los agentes sociales, sino de los derechos de los pensionistas de este país, incluidos sus votantes, que están hartos”. “En el PSOE no compartimos ni el fondo ni la forma y es una opinión generalizada. Han empezado la casa por el tejado, no por los cimientos, han enviado el proyecto de Ley al CES sin pasar por el Pacto de Toledo, lo están ninguneando”, ha dicho para apostillar: “Están confundiendo mayoría absoluta con absolutismo”.
El portavoz de Izquierda Plural, Joan Coscubiela, ha asegurado que la reforma de las pensiones está recorrida por una “monumental falacia”, empezando por la idea de que un aumento de los pensionistas debe llevar a menores pensiones, cuando se puede incentivar la natalidad o contar con mayores flujos migratorios para garantizar ingresos suficientes.
El portavoz de CiU, Carles Campuzano, ha reclamado el papel del Pacto de Toledo como vehículo para reforma el sistema de pensiones, y ha asegurado que podría haber “entendimiento” con una fórmula de revalorización de las pensiones “acordada”. “Den valor al Pacto de Toledo, porque tiene la fortaleza del consenso y da un plus de legitimidad a las reformas”, ha insistido.
El portavoz del PNV, Emilio Olabarría, ha criticado que la reforma sólo actúe por el lado del recorte del gasto en pensiones, dejando de lado medidas en favor de los ingresos y ha denunciado que puede implicar una rebaja de las pensiones de hasta el 20% en 2050, lo que puede suponer un “quebranto constitucional”.

La oposición cree que la reforma sólo se centra en los recortes