LA PRESIDENTA SALIENTE, ELMA ESPISúA, DESEó “EL MEJOR” éXITO A LA NUEVA DIRECCIóN

La nueva Comisión Directiva del Hospital Español de Buenos Aires asumió la conducción de la entidad

La nueva comisión directiva del Hospital Español de Buenos Aires asumió la conducción de la entidad en el marco de una ceremonia austera que tuvo lugar el pasado lunes 2 de diciembre, en la sala de reuniones de la entidad.

La nueva Comisión Directiva del Hospital Español de Buenos Aires asumió la conducción de la entidad
Hospital Español directiva saliente Espisua Carballedo II
José López Carballedo, junto a la directiva saliente, durante el acto de asunción de las nuevas autoridades del Hospital Español.

La nueva comisión directiva del Hospital Español de Buenos Aires asumió la conducción de la entidad en el marco de una ceremonia austera que tuvo lugar el pasado lunes 2 de diciembre, en la sala de reuniones de la entidad.

En primer lugar, la presidenta saliente, la doctora Elma Espisúa, se despidió del personal y le deseó “el mejor” éxito a la nueva conducción. “Tengo que pedir disculpas si realmente no cumplí con las expectativas que ustedes tenían hace seis años”, dijo dirigiéndose al personal. “Y lo hago públicamente – avanzó– porque sé que entre ustedes hay una gran decepción en muchísimos aspectos y es mi deber decir la verdad”.

Espisúa también agradeció a todos aquellos “que colaboraron, de alguna manera, para enaltecer, sobre todo, la función médica” y valoró la enorme calidad, “en muchos, casos envidiable” de los profesionales del Hospital Español. Por último, destacó la importancia de continuar trabajando en el marco de las asociaciones de hospitales de comunidad.

En un clima en el que por momentos parecía solo imperar la preocupación y el desánimo, José López Carballedo puso en blanco la situación: “Nos costó mucho conformar esta lista que hoy asume la conducción de una entidad que debe afrontar grandes desafíos”. “Grandes –remarcó– pero no imposibles, si todos juntos, personal y directivos, se unen en el esfuerzo para sacar adelante la institución”.

López Carballedo recordó también que la actual conducción ya había estado al frente de la entidad, en el año 2003, otro momento crítico para el hospital y para el país y en el que, aunque no fue fácil, lograron sortear aquella crisis.

Aunque no integra la comisión directiva, el dirigente se comprometió a continuar impulsando y apoyando al Hospital.

Luego, tomó la palabra el nuevo presidente del directorio, José Armas, quien coincidió con López Carballedo en resaltar la necesidad de unión y compromiso para poder sortear los retos que tiene la entidad por delante: llevar a buen término el concurso de acreedores que atraviesa la institución.

Finalmente, el consejero de Empleo y Seguridad Social de la Embajada, Santiago Camba, agradeció la labor de López Carballedo a favor del Hospital y de la nueva directiva.

Tras reconocer que la gestión sanitaria “siempre es difícil”, Camba pidió, ante todo, “confianza” y “paciencia”. “Detrás de este proyecto –dijo– hay gente sólida, hay un equipo directivo fuerte, hay una persona que aunque no esté en la directiva está apoyando todos los días, como José López Carballedo, y hay un gran director general”. “Yo creo –concluyó– que, en ese sentido, este hospital tiene que salir adelante”.

De pie, a un costado entre el público, presenció el recambio de autoridades el nuevo gerente del Hospital, Víctor López. También de pie y al fondo del salón, un grupo reducido de profesionales del Hospital escuchó los discursos.

Cuando terminó el acto no hubo aplausos, ni felicitaciones, ni apretones de manos, ni celebración de ningún tipo, sólo la promesa de trabajar duro para intentar superar la crisis.

La nueva Comisión Directiva del Hospital Español de Buenos Aires asumió la conducción de la entidad