DURANTE UN ACTO EN LA RESIDENCIA DE LA EMBAJADA DE ESPAÑA, SE DESPIDIÓ DE SUS COLEGAS, COMPAÑEROS Y AMIGOS

Juan Ramón Serrat Cuenca-Romero: “Me siento seducido por Venezuela y su gente”

| 11 de junio de 2012, 14:58
Juan Serrat Cuenca-Romero, junto a Ginette González, nueva cónsul general de Venezuela en Madrid.

Juan Ramón Serrat Cuenca-Romero, embajador del Reino de España acreditado ante la República Bolivariana de Venezuela, celebró la noche del miércoles 30 de mayo (también Día de Canarias) una recepción oficial en su residencia del Country Club, para despedirse de sus colegas del Cuerpo Diplomático, autoridades locales, así como un sinfín de amigos que cultivó durante el año y medio de estancia en el país caribeño.
Durante la recepción, Serrat Cuenca-Romero estuvo acompañado de su hijo Juan Serrat Vallespín, quienes dieron la bienvenida a los más de ciento cincuenta asistentes al ágape.
En la recepción de despedida, también estuvieron presentes la directora general para Europa del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores (MPPRE) y nueva cónsul general de Venezuela designada en Madrid, Ginette González Latorraca; Víctor Pisani Azpúrua, director asistente para Europa de la Cancillería venezolana; el nuncio apostólico, monseñor Pietro Parolín, embajador de la Santa Sede y decano del Cuerpo Diplomático; el embajador de la Unión Europea (UE) y de naciones iberoamericanas, representantes de otros países europeos, Norteamérica, de Asia y de África; así como el representante de la OEA en el país, diputados de la Asamblea Nacional, funcionarios de la legación diplomática y consular española; representantes de las asociaciones, centros, fundaciones y federaciones españolas con sede en Venezuela, personalidades vinculadas al gremio empresarial (como Repsol, Telefónica Movistar, BBVA Provincial, Técnicas Reunidas y Air Europa, entre otras), político, cultural y de medios de comunicación españoles y venezolanos; representantes de la Cámara Venezolano Española de Industria y Comercio (Cavespa) y de la Asociación de Empresarios Gallegos de Venezuela (AEGV).
Sobre su parecer acerca del colectivo español residente en Venezuela, Juan Serrat Cuenca-Romero aseguró que “no tengo más que buenos recuerdos y buenas cosas que he vivido aquí; éste es un país donde las relaciones del pueblo venezolano y el pueblo español están por encima de las coyunturas políticas y son muy sólidas, estoy convencido de ello y este país nos ha ofrecido grandes oportunidades”.
Serrat Cuenca-Romero recomendó a los españoles cuidar sus relaciones con Venezuela. “Corren tiempos difíciles en España y por eso las oportunidades son más importantes todavía, hay que cuidar las relaciones y fomentarlas, creo que en Venezuela durante los últimos 50 años –que yo tenga conocimiento– todo el que ha venido aquí ha tenido una oportunidad y es importante que eso lo cuidemos”, resaltó.
Venezuela para el diplomático español es un país que seduce: “Volveré porque me ha gustado, me ha encantado y me siento seducido por Venezuela y su gente, es un pueblo encantador y acogedor con el que compartimos prácticamente todo, incluyendo la afición deportiva por el Barça y el Real Madrid; todo son cosas que nos unen, muy pocas cosas nos pueden separar y esas hay que apartarlas y dejarlas a un lado”, apostilló.
Una de las cosas que más extrañará será la música académica: “Yo soy melómano, me gusta mucho la música, y éste es un paraíso, porque tienes mucha música, muy buena y abundante, de excelente calidad y gratis, de entrada libre a todo público”.
El embajador en funciones aseguró que “para el poco tiempo que estuve he recorrido bastante el país y lo encuentro absolutamente seductor”, reitera. De la geografía venezolana pudo conocer el Archipiélago de Los Roques, Coro (estado Falcón), La Gran Sabana (Bolívar), “he ido conduciendo yo mismo hasta la frontera con el Brasil y si tengo tiempo antes de marcharme definitivamente de Venezuela quisiera visitar la zona de la Cordillera Andina, en el estado Mérida”.
Recordó también haber visitado Puerto La Cruz y El Tigre (Anzoátegui) en un momento especial, “estuve en un partido de la Selección de Venezuela frente a la de España en Puerto La Cruz… de ahí seguimos a El Tigre y luego a Maturín (Monagas)”, relató.
Como mensaje final a sus paisanos comentó: “Todos los países tienen una parte positiva y otra negativa y lo más importante y destacable de Venezuela es lo positivo, tienen que aprovechar la suerte que tienen y mirar hacia el futuro con optimismo”, concluyó Juan Serrat.

Semblanza de Juan Ramón Serrat
Juan Ramón Serrat Cuenca-Romero, embajador del Reino de España ante la República Bolivariana de Venezuela, arribó a Venezuela el 28 de septiembre de 2010.
Serrat Cuenca-Romero, fue nombrado embajador ante Venezuela en el Consejo de Ministros celebrado en el Palacio de la Moncloa de Madrid el 20 de agosto de 2010.
Su anterior puesto fue el de embajador de España en Siria. Este diplomático de larga trayectoria, nació el 25 de junio de 1945 en Madrid, es licenciado en Derecho e ingresó en la carrera diplomática en 1971. Divorciado y con dos hijos.
Ha estado destinado en las representaciones diplomáticas españolas en Guinea Ecuatorial, Reino Unido, Marruecos y Brasil. Ha sido cónsul general de España en Jerusalén (Israel), embajador de España en Senegal, Cabo Verde, Gambia, Guinea, Malí, Guinea-Bissau y Sierra Leona.
En 1998 fue nombrado subdirector general de Asuntos Patrimoniales del Ministerio de Asuntos Exteriores, miembro titular de la Junta de la Carrera Diplomática, en representación de su categoría en 1999; y, posteriormente, subdirector general de la Inspección General de Servicios. En 2003 pasó a ocupar el puesto de cónsul general en Salvador de Bahía (Brasil) y desde 2005 hasta 2007 fue embajador de España en Siria.
Juan Ramón Serrat retorna a Madrid, donde cumplirá funciones en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC) hasta su jubilación.

Sucesor
El Gobierno de España, presidido por Mariano Rajoy Brey, deseoso de revitalizar la presencia en Iberoamérica, llevó también a cambiar a algunos de los embajadores actuales, bien porque llevan ya varios años en el cargo o bien porque se desea dar el mensaje a los distintos países de que quienes representan a España cuentan con el pleno apoyo del Gobierno.
Por ello, el Consejo de Ministros reunido el pasado 20 de abril en el Palacio de la Moncloa en Madrid, designó a Antonio Pérez-Hernández y Torra, como nuevo embajador extraordinario y plenipotenciario del Reino de España acreditado ante la República Bolivariana de Venezuela, en sustitución de Juan Ramón Serrat Cuenca-Romero.
El nuevo embajador, Antonio Pérez-Hernández y Torra, nació en Madrid, el 8 de junio de 1955). Es licenciado en Derecho, ingresó en 1981 en la Carrera Diplomática.
Ha estado destinado en las representaciones diplomáticas españolas en Turquía, Consejo del Atlántico Norte y Marruecos. En 1996 fue nombrado subdirector general de Asuntos Internacionales de Seguridad y, posteriormente, director del Gabinete del Secretario de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica.
En el año 2000 fue nombrado director general del Instituto de Cooperación con el Mundo Árabe, Mediterráneo y Países en Desarrollo, y director general de Cooperación con África, Asia y Europa Oriental. Desde agosto de 2004 hasta febrero de 2008, fue embajador de España en Irán, y desde febrero de 2008 a junio de 2011 ocupó el cargo de embajador de España en Nicaragua. En agosto de ese mismo año fue nombrado embajador en Misión Especial para Asuntos Energéticos (Acuerdo del Consejo de Ministros de 26 de agosto de 2011).
Antonio Pérez-Hernández y Torra arribó al país el pasado miércoles, 6 de junio, procedente de la capital de España.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca