DURANTE EL ACTO DE ENTREGA DE LOS TÍTULOS A ESTUDIANTES RESIDENTES DE MEDICINA

El interventor de PAMI hizo un balance de los primeros tres meses de la gestión del Hospital Español de Buenos Aires

| 7 de junio de 2014, 16:16
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Uno de los estudiantes recibe el diploma tras haber finalizado su periodo de residencia.

En el marco de un acto que tuvo lugar en el salón Imperial del Club Español de Buenos Aires, el viernes 5, el área de formación del Hospital Español de Buenos Aires entregó los títulos a 38 estudiantes que finalizaron su período de residencia en la institución. Aprovechando este acto, el interventor administrativo del Hospital designado por la Justicia argentina, Hugo Alonso, hizo un balance de los primeros tres meses de su gestión.

La celebración contó con la presencia del consejero de Empleo de la Embajada de España, Santiago Camba Bouzas; del anfitrión, el presidente del Club Español, José López Carballledo; de los integrantes del Directorio del Hospital Español, encabezados por su presidente, José Armas López, de los integrantes del equipo de gestión administrativa de PAMI, designado por la Justicia, médicos-residentes y familiares.

También acompañaron el acto, desde la platea el presidente de la Federación de Sociedades Españolas de la República Argentina, Pedro Bello, y la consejera general de la Emigración, María Teresa Michelón, junto a otros dirigentes de la colectividad.

“Es una camada especial porque les ha tocado atravesar un período especialmente crítico para la entidad”, coincidieron en señalar el doctor Hugo Alonso, interventor administrativo del Hospital, designado por la Justicia argentina, y la doctora Liliana Nicolosi, jefa del servicio de Cardiología y unidad coronaria del Hospital Español y médica especialista en cardiología y directora de la carrera médico especialista en cardiología de la Facultad de Medicina de la UBA.

Cabe recordar que la gravedad de la situación finalmente derivó en una intervención administrativa dispuesta por la Justicia, tres meses atrás, en procura de buscar una salida  a la grave situación que atravesaba.

En relación con este tema, la doctora Nicolosi recordó “los momentos de inseguridad, angustia y, por qué no decir, cierto temor” vividos juntos en el último año, cuando pensaban que “todo estaba perdido”.

“En ese tiempo –continuó– nos sostuvimos unos a los otros para continuar en lo que considerábamos nuestro bastión y nos mantuvimos abrazados a una esperanza: seguir con nuestro Hospital abierto, seguir brindando atención a nuestros enfermos y ustedes señores residentes eligieron, además, prepararse y estudiar para ser mejores profesionales y mejores personas”.

“Demostraron su fortaleza con la fuerza y el entusiasmo que caracteriza la juventud, con confianza en sí mismos y en sus referentes. Parafraseando al poeta no se vieron vencidos, ni aún vencidos y, en lugar de bajar los brazos y entregarse, lucharon, trabajando más, haciendo más de lo que debían para salvaguardar la salud de los pacientes, estudiando, y haciendo distintas actividades académicas”, dijo y sostuvo: “No les quepa duda, ustedes son los principales artífices de la continuidad del Hospital Española de Buenos Aires”.

 

Balance de tres meses

Cuando muchos temieron que el Hospital finalmente debiera cerrar sus puertas, la Justicia dispuso una intervención administrativa de la institución por parte de PAMI, por un período de seis meses. La gestión de la intervención dispuesta ya ha recorrido la mitad del período establecido y ‘Crónicas de la Emigración’ conversó con el interventor, Hugo Alonso, quien hizo un balance del camino recorrido.

Pregunta. ¿Qué balance hace de estos tres primeros meses de gestión?

Respuesta. Siento que han sido tres años y no tres meses. En este momento, el Hospital comienza a transitar el momento del año epidemiológicamente más comprometido, con más de 250 internados.

Se han logrado revisar y reconducir los principales contratos con terceras empresas dentro del Hospital y, al contrario de lo que se pensaba, se ha logrado incrementar la planta de personal médico para la atención de las guardias y los consultorios externos. Hemos reabierto la puerta de la calle Deán Funes para darle a los consultorios una entrada independiente facilitándole al hospital otra circulación. También se han regularizado las deudas que tenía el hospital con los principales proveedores y se ha avanzado mucho en materia prestacional; alcanzamos un índice de aceptación de casos graves por guardia histórico para los últimos tiempos.

P. Antes de la intervención, el Hospital atravesó un largo período de alta conflictividad social, ¿en qué situación se encuentra ahora la institución?

R. Se ha llegado a la estabilidad y la paz social dentro del Hospital en función de la regularidad que tienen en sus salarios y obligaciones. No es fácil, es un momento complicado a nivel general para la salud, pero parece que estamos en un escenario muy por encima de las expectativas que había hace tres meses atrás.

Los compromisos de salarios están actualizados y estamos llevando adelante actuaciones judiciales para comenzar a actualizar también los compromisos atrasados con la seguridad social.

P. ¿Qué prestaciones ofrece actualmente el Hospital?

R. Hemos recuperado servicios pero hay algunas áreas de salud de alta complejidad que todavía no estamos refuncionalizando por un tema de costo-eficiencia. En el área cardiológica, por ejemplo, hemos logrado recuperar servicios como el de hemodinamia, cardiología clínica, tratamientos mínimamente invasivos del corazón y cardiocirugía de rescate. No así, por ahora, cardiocirugía programada. No todos los abordajes terapéuticos pueden ser llevados adelante sin un financiamiento particular y sostenido. Son asignaturas para más adelante.

P. ¿El área pediátrica está funcionando a pleno?

R. Sí, el área de pediatría esta tercerizada. Ya la había tercerizado la anterior conducción del Hospital Español, y la dejó a cargo del doctor Arnoldo Grosman. Hemos hablado con ellos para darle a esa relación contractual una nueva lógica y hemos encontrado muy buena predisposición por parte de los responsables del servicio en adaptarse a esta nueva modalidad.

P. ¿Esperan ampliar el número de camas del Hospital?

R. En este momento tenemos 250 camas ocupadas y vamos por más porque estamos rehabilitando el cuarto piso del hospital. También necesitamos incorporar más recursos humanos, sobre todo de enfermería, para poder seguir habilitando camas. Yo creo que julio nos va a encontrar por encima de las 300 camas ocupadas.

P. ¿Podría ampliarse el plazo de la intervención?

R. No sé si PAMI va a pedir o no la extensión del plazo, lo que existe es la posibilidad de que el Juzgado decida prorrogar la intervención.

De no ser así, van a quedar muchas y muy buenas herramientas de gestión en las que estamos trabajando. Hemos rediseñado los circuitos y escrito manuales de procedimientos, para todos los procedimientos administrativos y médicos del hospital, con lo cual yo apuesto a que sea cual fuere la modalidad en la que continúe la gestión del Hospital Español va a tener las herramientas suficientes como para poder continuar.

P. ¿Tienen juicios importantes pendientes?

R. Hay muchísimos juicios pendientes y para ello tenemos un equipo jurídico propio de la administración, más los equipos externos. No hay tantos juicios vinculados a deudas del Hospital. Como sabes, está finalizando un concurso de acreedores que está perfectamente regularizado. En este sentido, nosotros como administración estamos en permanente contacto y trabajo con los síndicos del concurso. Por otro lado, lo que hemos hecho ha sido detectar la conflictividad potencial que puede llegar a haber en materia de reclamos laborales.

P. ¿Todos los reclamos corresponden al último período?

R. Durante el período más crítico hubo empleados que se dieron por despedidos y accionaron judicialmente. Hubo otro grupo que mandó ciertas intimaciones y hubo un tercer grupo que logró judicializar la situación. Nosotros hemos hecho una evaluación y diagnóstico integral de esto para ver el pasivo potencial que puede llegar a haber y estamos conciliando en una etapa prejudicial, con éxito, muchos de esos juicios. No creo que representen para la institución un daño potencialmente muy grande y tampoco para los derechos de los trabajadores.

P. ¿Las residencias médicas se van a mantener?

R. El área de residencias no solo se mantendrá sino que la hemos potenciado enormemente este año. Hemos recibido 450 solicitudes de ingreso de estudiantes nuevos. Ya hemos hecho el proceso de acreditación, tomados los exámenes de residencia y realizado las entrevistas profesionales con ellos.

P. ¿Están en contacto con las autoridades españolas?

R. Nos hemos reunido con toda la gente de la comunidad española, y con autoridades españolas también. Incluso, les hemos entregado un informe de gestión por escrito para que tengan el mismo conocimiento que el juzgado en lo referido a la gestión del Hospital.

 

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca