DON FELIPE Y DOÑA LETIZIA REALIZARON UN VIAJE OFICIAL A LISBOA

El Príncipe agradece a los españoles en Portugal su contribución a mejorar los vínculos de amistad y cooperación hispano-lusos

Los Príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia, visitaron Lisboa la pasada semana, invitados por el presidente de la República de Portugal, Aníbal Cavaco Silva. Durante su estancia de tres días en el país luso, los Príncipes tuvieron ocasión de reunirse con su anfitrión, así como con destacadas figuras de la cultura, las bellas artes, la política, el mundo de las finanzas, y con el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho.

El Príncipe agradece a los españoles en Portugal su contribución a mejorar los vínculos de amistad y cooperación hispano-lusos
Los príncipes con el presidente de Portugal y su esposa.

Los Príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia, visitaron Lisboa la pasada semana, invitados por el presidente de la República de Portugal, Aníbal Cavaco Silva. Durante su estancia de tres días en el país luso, los Príncipes tuvieron ocasión de reunirse con su anfitrión, así como con destacadas figuras de la cultura, las bellas artes, la política, el mundo de las finanzas, y con el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho.

Don Felipe asistió al encuentro empresarial organizado por la Cámara de Comercio e Industria Luso Española, la más importante del país, con el fin de contribuir a relanzar las relaciones comerciales entre España y Portugal, ya que España es el primer cliente y proveedor de Portugal y las empresas españolas afincadas en este país se han convertido en un motor clave en materia de inversiones y puestos de trabajo.

Previamente, el heredero de la Corona de España se había reunido con la colectividad española en el país luso, ante la que recordó el encuentro que mantuvieron en el Palacio de Palhavã hace nueve años. Don Felipe dijo que su deseo y el de la princesa es “contribuir a que los vínculos de amistad y cooperación entre España y Portugal continúen por el buen camino y, en lo posible, crezcan y se intensifiquen en beneficio de ambos”.

“Por ello –dijo el heredero– queremos rendir un homenaje cálido y de gratitud a todos los españoles residentes en Portugal que han contribuido a estrechar lazos de afecto y amistad con este país tan querido”. “Nos consta –añadió– que la colonia española afincada en Portugal no ha dejado de crecer en los últimos años. Esto se debe, en una parte muy importante, a la incorporación de cuadros directivos españoles, tanto en empresas portuguesas como en las españolas que se han establecido aquí recientemente”.

Don Felipe no quiso dejar escapar la oportunidad de referirse a la hospitalidad de que hacen gala los portugueses y dijo: “Estoy seguro de que habéis sido recibidos con la hospitalidad que aquí saben ofrecer y de que con vuestra actividad profesional y empresarial contribuís al desarrollo de nuestras respectivas sociedades”, dijo don Felipe, quien recordó que la familia real española “ha tenido y tiene una estrecha relación desde hace años” con Portugal, país por el que, confesó, siente “un aprecio muy grande”.

Según el Príncipe, “el alcance de nuestros intercambios culturales, educativos, económicos, comerciales y políticos no ha dejado de ampliarse en los últimos años, dando lugar a un verdadero hermanamiento hispano-portugués”. “En estos tiempos de crisis debemos esforzarnos por conseguir que esos intercambios se consoliden e incluso sigan creciendo”, apostilló.

El Príncipe aprovechó la ocasión para expresar su reconocimiento y el de doña Letizia “a las instituciones que contribuyen a articular la comunidad española en Lisboa y a estrechar los lazos entre sus miembros”. “En el ámbito educativo, tanto el Instituto Español como el Instituto Cervantes –dijo don Felipe– siguen teniendo un prestigio creciente, prueba del interés que la cultura y el idioma español suscitan en Portugal”. “En el ámbito social –añadió– me alegra contar con la presencia de los representantes de la Casa de España, del Centro Gallego y de la Sociedad Española de Beneficencia, entidad, por cierto, tan querida por mi familia”.

Don Felipe expresó su deseo de hacer mención, dentro de este capítulo de reconocimientos “a entidades más recientes”, como la Asociación de Profesionales Españoles de la Salud en Portugal, de la Red de Sanitarios Españoles en Portugal y de la Asociación de Mujeres Profesionales Españolas en Lisboa.

La estancia de los Príncipes en el país vecino, que incluyó una visita al proyecto científico más ambicioso de Portugal y España, el Instituto Ibérico de Nanotecnología de Braga, concluyó con la entrega de los premios Europa Nostra. Cavaco y Felipe de Borbón fueron los encargados de dirigirse a los asistentes a la ceremonia de entrega de los galardones, que ya fueron otorgados el pasado mes de marzo a 28 proyectos europeos sobre conservación de patrimonio, de los que cinco son españoles y uno portugués.

En los tres discursos que el heredero de la Corona española pronunció en Portugal, destacó la importancia de las relaciones bilaterales y lo mucho que se han estrechado en las últimas tres décadas en el marco de la Unión Europea.

También se refirió a la crisis económica que se vive en España, Portugal y la UE y expresó su confianza en el futuro de los dos países, y la necesidad de apostar por Europa, desechar el "fatalismo" y afrontar con coraje y agilidad los retos del momento.

El Príncipe agradece a los españoles en Portugal su contribución a mejorar los vínculos de amistad y cooperación hispano-lusos