EL CONSEJO ESTABA DESCABEZADO TRAS LA RENUNCIA EN AGOSTO DEL ANTERIOR PRESIDENTE

El CRE de Nueva York reinicia su mandato tras la elección de Ángel Capellán como nuevo presidente

| 17 de diciembre de 2014, 19:16
 Ángel Capellán, durante el último Consejo General de la Emigración.
Ángel Capellán, durante el último Consejo General de la Emigración.

El Consejo de Residentes Españoles (CRE) de Nueva York ha reiniciado su mandato tras la elección por unanimidad de Ángel Capellán como nuevo presidente. Este mandato se había iniciado en julio de 2011 con Miguel Escassi en la presidencia, pero la renuncia de éste en agosto de este año había dejado descabezado el CRE.

El CRE de Nueva York inició su V Mandato en julio de 2011 con un empuje prometedor bajo la presidencia de Miguel Escassi. Pronto se vio que dicho empuje no llevaba a la puesta en marcha de los proyectos propuestos y que la acción de este CRE se iba difuminando, no sin que varios miembros trataran de conseguir que el presidente se comprometiera más. A los tres años de mandato se habían celebrado cinco reuniones ordinarias en vez de las nueve reglamentarias.

Miguel Escassi dimitió en agosto de este año por haberse mudado para residir en Chile. Como en la candidatura original de Escassi no había ya posibles suplentes, su puesto como miembro del CRE quedó sin sustituto, con lo que el CRE funcionará con seis consejeros.

El Consulado de Nueva York anunció que el puesto de presidente quedaba vacante y se abría el proceso de elecciones para nuevo presidente con la presentación de candidaturas. Al acabarse el plazo, la Oficina Consular anunció que el único candidato era Ángel Capellán, ya miembro de este CRE desde 1997. Se procedió a una votación que culminó el 19 de noviembre con el anuncio de que Ángel Capellán había sido elegido presidente por unanimidad.

Ángel Capellán convocó una reunión para el 10 de diciembre en la que presentó una detallada ‘Propuesta de Trabajo’ encaminada a encarrilar de nuevo este CRE y a ganar el terreno perdido. Esta propuesta fue aprobada en casi todos sus detalles, con algunas modificaciones que pidieron los consejeros.

Se aprobó la estructura de las diversas reuniones que se proponen. En primer lugar, habrá tres reuniones ordinarias anuales (aunque se habían propuesto cuatro). Estas son las que mandata la normativa actual. Todos los consejeros deben asistir presencialmente a estas reuniones que son exigidas para cumplir el mínimo que requiere la norma.

Además se aprobó otro tipo de reuniones llamadas ‘Ejecutivas’. Se levantará acta de las mismas y se tomará asistencia, pero las ausencias no se contabilizarán negativamente pues no son exigidas por norma. La asistencia a estas reuniones podrá ser telemática. Este tipo de reuniones se llevarán a cabo para hacer frente a necesidades que se van presentando y a una serie de contactos y objetivos temáticos que ya en principio aprobaron los consejeros: Reunión con los presidentes de los centros españoles, con la Cámara de Comercio USA/Spain para colaborar en iniciativas de foros de empleo para nuevos emigrantes, con la Agregaduría de Educación y los presidentes de las ALCE, y un largo etcétera. El campo queda abierto y las necesidades son muy variadas.

En tercer lugar se aprobó la celebración de reuniones informativas con la colonia española en esta demarcación a celebrarse en los centros españoles. Se organizarán para la segunda parte de enero y durante el mes de febrero. Tendrán lugar por separado en Casa Galicia, Centro Español de Astoria (junto con el Centro Asturiano), La Nacional en Manhattan, así como el Centro Orensano y Club España en Newark. El objetivo de las mismas será ofrecer un informe relativamente detallado de la acción del Consejo General en los últimos años, y el programa de trabajo y actividades del CRE de Nueva York. Se dará una oportunidad también a que la Consejería de Empleo de Washington participe en las mismas. La Oficina Consular será invitada a todas ellas.

Los miembros del CRE podrán asistir y participar en estas reuniones siempre que puedan pero no será obligatoria su asistencia. Mayormente quedarán bajo la gestión del presidente, quien informará a los consejeros previamente y después de cada reunión.

Igualmente se aprobó que el presidente organice un Foro con los nuevos emigrantes para explorar su problemática desde su decisión de salir de España hasta su integración en el mundo laboral americano. Se tratará de que asista y participe activamente la prensa y televisión españolas en este foro. Todas estas reuniones se irán anunciando escalonadamente en los primeros meses del año.

Finalmente, se retomó la puesta en marcha de los grupos de trabajo que se establecieron inicialmente pero que no lograron las metas que buscaban: Cultura, Arte y Deportes; Comunicación y publicación del Boletín del CRE; Educación y Familia; Empresas; Derechos Civiles. Cada consejero encargado de uno de ellos buscará la colaboración asidua de dos o tres voluntarios más y establecerá sus metas y plan de trabajo. Su acción será siempre informada al CRE y sus proyectos importantes necesitarán del voto favorable del mismo.

Esto parecería más bien un programa para cuatro o cinco años. Sin embargo, no tienen más que un año y medio. En palabras del presidente, Ángel Capellán, “llegaremos hasta donde podamos”.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca