Santiago Cafieroy Josep Borrell mantuvieron una reunión de trabajo bilateral

Con la copresidencia española-argentina se realizó la III ‘Cumbre de Ministros y Ministras de Relaciones Exteriores CELAC UE’

La Argentina y la Unión Europea (UE) ratificaron la convicción común de “fortalecer las relaciones bilaterales y regionales”, como objetivo “estratégico” para el intercambio científico y tecnológico, la defensa del medio ambiente y para afrontar las consecuencias de la guerra en Ucrania, según expresaron el canciller argentino, Santiago Cafiero, y el Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell Fontelles, tras la audiencia de trabajo bilateral que mantuvieron en el Palacio San Martín.
Con la copresidencia española-argentina se realizó la III ‘Cumbre de Ministros y Ministras de Relaciones Exteriores CELAC UE’
Rueda de prensa conjunta que ofrecieron Santiago Cafiero y Josep Borrell, en en Palacio San Martín.

La reunión tuvo lugar en el marco de la III ‘Cumbre de Ministros y Ministras de Relaciones Exteriores CELAC UE’, que se realizó en Buenos Aires el pasado jueves 27 y marcó, según expresaron, “un relanzamiento del diálogo birregional institucionalizado”, luego de un impase de 5 años.

Ante un nutrido grupo de medios de prensa, nacionales e internacionales, los ministros anunciaron que se analizaron los desafíos de la actualidad global y la integración de la Región de América Latina y el Caribe a la autonomía energética europea.

Santiago Cafiero y Josep Borrell coincidieron en destacar el “rol estratégico” que hoy representa la producción de energía (gas, litio e hidrógeno, entre otros) y de alimentos (con el aporte de productos con valor agregado y no solo la provisión de materias primas, apunto Cafiero), en “cadenas de suministros justas y seguras”.

En la rueda de prensa conjunta, que tuvo lugar el jueves pasado, detallaron asimismo que existe una amplia agenda de cooperación en diversos campos que incluyen, entre muchos otros, acciones conjuntas contra el cambio climático, género, derechos humanos, educación, cultura, digitalización y biotecnología. 

“Se trata de cooperar para unos objetivos que creo que han quedado claros hoy, que son evidentes, pero que conviene señalarlo: contribuir a la paz del mundo, construir democracias estables, a un progreso económico compartido y sostenible y al respeto de los derechos humanos”, sostuvo Josep Borrell.

“En estos tiempos de pos pandemia y de convulsión –ahondó–, quiero hacer una llamada al buen funcionamiento de las instituciones democráticas porque de ellas depende todo. De ellas depende la existencia de instituciones que garanticen libertades y derechos, que ofrezcan un entorno económico atractivo para la inversión, que permita generar empleo, riqueza y distribuirla”. 

“Todo eso exige –continuó– que las instituciones políticas, que son las garantes de los procesos electorales, funcionen, que funcionen bien, que no se cuestionen, que se acepten los resultados y así contribuir a la estabilidad de la región y del mundo”.

Los ministros destacaron, además, la importancia de avanzar en un acuerdo UE-Mercosur.

A lo conseguido en 2019, explicó Santiago Cafiero, “han continuado luego avances por parte de algunos países de los bloques en normativas que impactan en la capacidad de exportación que puede tener efectivamente el bloque Mercosur con la UE y se empezaron a generar tensiones porque todos queremos proteger el empleo, a los trabajadores y trabajadoras de nuestra tierra, de nuestros países”.

En el marco de los encuentros que se realizaron en esta III Cumbre interministerial, que tendrá su corolario el año próximo con una reunión presidencial, “se avanzó –precisó– en listados de productos de denominación geográfica”. “Hay muchos aspectos técnicos. Nosotros queremos alcanzar también acuerdos en aspectos políticos y de cooperación, por ejemplo, –agregó– para nuestras pymes del Mercosur”. 

“Lo esperanzador –concluyó– es que Borrell y la presidencia española el año que viene de la UE quieran poner en el tope de la agenda el trabajo conjunto con el Mercosur y nosotros queremos ser parte de eso”.

Algunos datos del intercambio UE-Mercosur:

La Unión Europea (UE), como bloque, es el 2° destino para las exportaciones argentinas y el 3° origen de sus importaciones. La UE también es el primer inversor extranjero directo en la Argentina. Durante 2021, el superávit comercial para Argentina fue de USD 567 millones, con exportaciones que alcanzaron los USD 9.880 millones (lo que representa un incremento de 47% respecto de 2020) e importaciones por USD 9.311 millones (40% más respecto de 2020). Las exportaciones argentinas a la UE aumentaron un 6.2% en el período enero-septiembre de 2022 respecto del mismo período del año 2021, superando los USD 8.000 millones mientras que las importaciones acumularon USD 8.600 millones, con un incremento del 28% interanual.

Con la copresidencia española-argentina se realizó la III ‘Cumbre de Ministros y Ministras de Relaciones Exteriores CELAC UE’