80 AÑOS DESPUÉS DE SU ÚLTIMA VISITA A LA CAPITAL ARGENTINA

Buenos Aires recuerda a Federico García Lorca en sus dibujos

| 13 de diciembre de 2013, 15:36
Muestra dibujos Lorca II
Horacio Reboreda, Constanza Salgueiro y Adriana Pavón.

Ocho décadas después de su último viaje a Argentina, Federico García Lorca es recordado en una muestra de reproducciones de sus dibujos que se exhibe en la Sala de exposiciones Manuel Belgrano de la Legislatura porteña.

La exposición, que estará abierta al público hasta el próximo 18 de diciembre, reúne la colección de dibujos que pertenecían originalmente al restaurante ‘Federico’.

Cuando quebró este restaurante, hace veinte años atrás, la hermana de García Lorca solicitó desde España al apoderado de la familia en Buenos Aires, dejar las reproducciones de sus dibujos a resguardo del Rincón Familiar Andaluz.

La muestra fue organizada por el Instituto Argentino de Cultura Andaluza del Rincón Familiar Andaluz y contó con la curaduría de la directora del Instituto, Constanza Salgueiro, y Adriana Pavón Marín.

Además, contó con el apoyo de la Dirección General de Cultura de la Legislatura Porteña, a cargo de Patricia Malanca; de los organizadores de la III Bienal de Flamenco ‘Enrique Morente’ Buenos Aires 2013, dirigida por Horacio Rébora, y de la Dirección General de Música del Gobierno de la Ciudad, a cargo de Diego Rivarola.

 

Federico García Lorca, su último viaje a Buenos Aires

El 13 de octubre de 1933, Federico García Lorca –uno de los mejores exponentes de la generación española  del 27– llegaba a Buenos Aires desde Barcelona a bordo del barco ‘Conte Grande’.

En Buenos Aires conoció por primera vez el éxito y el reconocimiento unánime de la crítica y el público que llenó durante meses la sala del Teatro Avenida para disfrutar de ‘La zapatera prodigiosa’.

En la capital argentina, Lorca dio varias conferencias; en la primera, a poco de llegar en ‘Amigos del Arte’ habló sobre ‘Juego y teoría del duende’. Durante su estancia en el país, participó en la Peña del Tortoni, donde se reunían los artistas y poetas de la bohemia porteña, como Raúl González Tuñón.

Aquí conoció y escuchó cantar a Gardel y a Pablo Neruda, con quien organizó un homenaje al nicaragüense Rubén Darío, que se convierte en un libro con dibujos de Lorca.

Federico dejó Buenos Aires el 27 de marzo de 1934 y, dos años más tarde, la noche del 17 de julio de 1936, Francisco Franco se sublevó contra aquella República a la que Federico apoyaba.

Tan solo un mes después fue detenido por los falangistas en Granada y el 18 de agosto de 1936 fue fusilado junto a un maestro y dos toreros anarquistas. En el expediente levantado en su contra se lo acusaba de ser “un escritor subversivo y un homosexual”.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca