La XXVIII Asamblea General de la CAEPF eligió para el cargo a Alfredo Sánchez Casado

Antonio Beltrán cesa como presidente, tras 25 años al frente de la Confederación de Asociaciones en Alemania

‘Entre nuevos retos hacia nuevas metas’ fue el título bajo el que se celebró la XXVIII Asamblea General y Jornada de Estudios de la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en Alemania (CAEPF), que tuvieron lugar del 17 al 19 de junio en Königswinter, ciudad cercana a Bonn.

Antonio Beltrán cesa como presidente, tras 25 años al frente de la Confederación de Asociaciones en Alemania
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Participantes en la Asamblea General de la CAEPF.

‘Entre nuevos retos hacia nuevas metas’ fue el título bajo el que se celebró la XXVIII Asamblea General y Jornada de Estudios de la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en Alemania (CAEPF), que tuvieron lugar del 17 al 19 de junio en Königswinter, ciudad cercana a Bonn. En la Asamblea participaron directivos de las asociaciones españolas de padres y  mayores, pertenecientes a la Confederación, de Alemania, Bélgica, Francia y Suiza. También los ponentes de los seis seminarios monográficos programados para la Jornada de Estudios y los expertos invitados para participar en los correspondientes coloquios, provenían de diferentes ciudades europeas. Estos seminarios, dirigidos principalmente a la orientación de los padres y madres con hijos en edad escolar y a los nuevos emigrantes, así como al análisis de la situación de los mayores y de la juventud española con historia migratoria en Alemania y en Europa, fueron escenario de interesantes y constructivos debates.

Al acto de clausura asistieron personalidades de distintas instituciones alemanas y españolas, invitadas por la Confederación, entre las que se encontraba el cónsul general de España en Düsseldorf, Francisco Aguilera.  Asistieron también dirigentes de otras comunidades de extranjeros, como la turca y la rusa, interesados en aplicar en sus propias instituciones, por su éxito, los conceptos y metodología de la CAEPF en lo relacionado a la educación bilingüe y bicultural de los hijos y a su integración en la sociedad alemana.

El presidente de la CAEPF, Antonio Beltrán Talavera, inauguró la Asamblea y pronunció el discurso de apertura. También Vicente Riesgo, presidente de la Academia Española de Formación (AEF) y coordinador de la Confederación, intervino al comienzo de la Asamblea y en el acto de clausura.

La ponencia inaugural, que tuvo como tema ‘Nueva emigración-Nuevos retos- Nuevas tareas’, corrió a cargo del periodista José Antonio Gayarre.

La Confederación celebró el evento en colaboración con la Academia Española de Formación, la Cruz Roja alemana y la Fundación Privada Can Gelabert y con el apoyo del Instituto Federal para Migración y Refugio alemán (BAMF).

Constituida la nueva Junta Directiva

La Junta Directiva saliente presentó el informe de gestión y eligió nueva Directiva en Asamblea General. La decisión de Antonio Beltrán de dejar la presidencia de la Confederación, después de 25 años al frente, sorprendió a todos los que desconocían su propósito. Beltrán representaba, dentro de la CAEPF, a la generación más joven de la primera emigración. Su competencia, su actitud positiva, su firmeza a la hora de reivindicar los derechos de los emigrantes ante las instituciones y sus cualidades humanas le hicieron acreedor del respeto y simpatía de todos. Le sustituye en el cargo, Alfredo Sánchez Casado, también hijo de emigrantes, desde niño involucrado en las asociaciones de padres y con largos años de experiencia en la directiva de la Confederación, de la que era hasta ahora vicepresidente y anteriormente tesorero.

Como vicepresidente fue elegido el joven abogado español establecido en Colonia desde hace dos años, Sergio Ortiz, perteneciente a la nueva generación de emigrantes españoles en Alemania.

También María Luisa Criado puso a disposición el cargo de secretaria, que ostentó durante dos décadas, ya que tras el intensivo trabajo y dedicación incondicional a la Confederación durante ese tiempo, creyó llegado el momento de dejarlo en otras manos. Le sucede Carmen Segura, responsable anteriormente del programa de jóvenes ‘Impulso’ , y relacionada también con las asociaciones de padres desde la infancia.

En el puesto de tesorero se eligió a Daniel Gil Fernández, emigrante de segunda generación y desde 2010 involucrado en el proyecto de Jóvenes de la Confederación.

Se votó también a los responsables de los Comités. Se mantienen en el puesto: Óscar Vílchez, Comité de Escuelas; Adolfo Fernández, Comité de Información y Análisis; y Manuel Ponce, Comité de Mayores. El Comité de la Mujer pasó a María Inmaculada Sánchez, que sustituye a Dolores Carrasco, y el Comité de Formación de Adultos y Padres es responsabilidad de Carolina Castro. Todos ellos fueron elegidos por unanimidad  por la Asamblea. Dos puestos quedaron desiertos por falta de candidaturas, Comité de Juventud y Comité de Cultura.

Las asociaciones, ante nuevos retos

El presidente saliente, Antonio Beltrán, se dirigió a los asistentes, deseó a la nueva directiva éxito en su gestión y agradeció a todo el equipo de la CAEPF su apoyo y colaboración durante los pasados 25 años, especialmente a Vicente Riesgo, por su “ayuda imprescindible” para el desarrollo de la institución.

A continuación, se refirió a los temas tratados en la XXVIII Asamblea, que reflejarían que la Confederación es una organización “abierta, receptora, reivindicativa e innovadora”, cuya función iba a seguir siendo necesaria, “teniendo en cuenta los cambios que se están dando actualmente en la sociedad”, dijo, y que marcarían la línea de sus actuaciones futuras.

“El éxito en la integración de los nuevos emigrantes, la educación bilingüe de los hijos, la participación equitativa de la mujer en todas las esferas de la vida social, la promoción de las competencias lingüísticas e interculturales de los jóvenes con historia migratoria, la mejora de la calidad de vida de los emigrantes mayores, así como trabajar por el desarrollo de Alemania como sociedad de migraciones, moderna y cosmopolita”, son algunos de los nuevos retos a los que se enfrentan las asociaciones actualmente, según Beltrán, quien subrayó la importancia del cambio generacional y de la incorporación de padres y madres jóvenes y nuevos emigrantes en las directivas de las asociaciones. De gran interés sería continuar con la labor de asesoramiento del Gobierno alemán en temas de integración y mantener y profundizar el intercambio con otras comunidades de emigrantes, así como exigir del Gobierno español que se reconozca la emigración actual en Europa como un fenómeno económico-político que necesita atención.

La lucha contra el racismo y la xenofobia y apoyar iniciativas para defender los derechos de los inmigrantes y refugiados serían también temas a tener en cuenta. Especialmente, subrayó la necesidad de exigir que se reconozca la legitimidad de la Confederación, por su trayectoria y experiencia, como interlocutor válido ante las instituciones estatales en temas de Educación y de que se le dote de medios suficientes y se supriman los recortes presupuestarios para la emigración española.

Alta representación de la nueva emigración

El gran número de jóvenes españoles de los llamados ‘nuevos emigrantes’ que asistió el evento, trajo un aire nuevo a la Confederación, en la que hasta su llegada dominaba la generación de sus fundadores. La mayoría de ellos carecen de experiencia en el ámbito asociativo y desconocen, al menos parcialmente, la trayectoria de las asociaciones españolas en Alemania, no obstante, mostraron en todo momento interés participativo, aportaron ideas, hicieron críticas constructivas, y ofrecieron sus conocimientos para modernizar las asociaciones, potenciar en ellas el uso de las nuevas tecnologías y de las redes sociales como vehículo de información y renovar las estructuras existentes, adaptándolas a las necesidades del momento. A través de sus intervenciones, se desveló que las expectativas de lo que algunos esperan encontrar en las asociaciones son equivocadas.

El nuevo presidente clausuró la Asamblea

En el último pleno de la Asamblea, el nuevo presidente, Alfredo Sánchez, pronunció unas palabras de saludo, leyó las resoluciones de la Asamblea y nombró a continuación ‘Presidente Honorario de la Confederación’ a monseñor José Antonio Arzoz, delegado Nacional de las Misiones Católicas de Lengua Española en Alemania hasta mediados de 2015 y estrechamente relacionado con  la Confederación. Nombró también consejeros de honor a Antonio Beltrán y a María Luisa Criado en reconocimiento a sus méritos y trabajo en la Directiva.

Siguieron las intervenciones de las personalidades invitadas y de representantes de la emigración española en otros países de Europa. El sociólogo Vicente Riesgo se dirigió también a los asistentes, recordando los comienzos de la Confederación y su trayectoria desde 1973, su condición de organización política y sus logros en los más de cuarenta años de existencia y arduo trabajo.

“Tenemos que estar al día, modernizarnos a la altura de los nuevos retos”, dijo, refiriéndose a las exigencias de la nueva emigración, “olvidar la nostalgia y mirar al futuro”. A las nuevas generaciones les instó a tomar responsabilidades “para cambiar en positivo la sociedad en que vivimos”, algo que sólo se conseguiría implicándose con eficacia y competencia, “saliendo de la burbuja digital” e inmiscuyéndose en el mundo real. Uno de los principales retos del momento sería consolidar el nuevo proyecto de la Confederación, ‘Avanzamos’, dirigido a los nuevos emigrantes.

Finalmente, Riesgo mostró su agradecimiento a la Directiva saliente, a las instituciones alemanas y españolas que están apoyando el trabajo de la Confederación y a todos los que, de alguna manera, colaboraron en la organización y realización del evento. Entre las diferentes intervenciones, la joven pianista española Helena Barcos Marín interpretó piezas de música de los clásicos alemanes, J.S. Bach y G.F. Händel.

Antonio Beltrán cesa como presidente, tras 25 años al frente de la Confederación de Asociaciones en Alemania