“Deseamos a la Cemaee tanto éxito como deseamos a nuestra propia organización”

| 23 de julio de 2012, 13:14

Isabel García Jer se hizo cargo de la Presidencia de la Coordinadora Europea de Asociaciones de Emigrantes Españoles (CEAEE), en la que sucedió a Antonio Navarro, en el congreso que la organización celebró el pasado mes de mayo, después de que las federaciones de Alemania y Francia, las que tenían mayor número de socios, se escindiesen y creasen una nueva organización, la Coordinadora Europea del Movimiento Asociativo de Emigrantes Españoles (CEMAEE).

“Deseamos a la Cemaee tanto éxito como deseamos a nuestra propia organización. Nos dirigimos al mismo colectivo y el monopolio no debe existir; esto aumenta la calidad de las actuaciones porque obliga a una continua autocrítica”, declara García Jer, para quien antes de la escisión “en la organización la situación era difícil para todos, por discrepancias respecto a la forma de trabajo y a algunos puntos de fondo. Llega un momento en el que es bueno separarse, la separación da espacio a ellos y nos lo da a nosotros”.

Isabel García admite que aceptó la Presidencia de la Ceaee sabiendo que el momento era difícil, tanto por las novedades en la organización como por el movimiento financiero que se vive, y que cuentan con su sede y algunos intrumentos de trabajo para salir adelante. “He aceptado esto porque creo en el movimiento asociativo como instrumento eficaz para la mejora de la situación de los españoles en el exterior”, dice.

“No hemos venido a buscar una bolsa de dinero, sabemos que no la hay y además ha sido lo primero que se nos ha dicho en cada entrevista que hemos tenido; nos estamos financiando con nuestros propios recursos, que son escasos. Ha habido un cambio de Gobierno y por tanto de contactos y hemos venido a presentarnos y a exponer nuestros puntos de interés de trabajo”, explica, añadiendo que cuentan con más de treinta años de existencia y experiencia y colaboración con la Administración española y con las de los países de acogida de sus miembros. “Estamos convencidos de que somos buenos y hacemos buenas cosas y hemos venido a ofrecer nuestro conocimiento, experiencia y redes de contactos”, dice, así como se vuelven a sus casas “satisfechos en cuanto al trabajo realizado, pues creemos que hemos trasladado el mensaje como queríamos”.

En cuanto al futuro, señala que están estudiando la adhesión a la organización de otras federaciones, una de ellas de Alemania, y que contactarán con otras organizaciones para buscar nuevas fórmulas de trabajo, con o sin adhesión. De hecho, no descarta la colaboración con la nueva organización surgida de las federaciones escindidas pues, dice, el beneficiado será el colectivo de residentes en el exterior.


Ámbito de influencia de más de 100.000 españoles

La Ceaee está compuesta en la actualidad por las federaciones de asociaciones y centros de emigrantes españoles en Suecia, Bélgica y Holanda. Se escindieron tres que formaban parte de ella: la de Luxemburgo, que continúa de forma independiente, y las de Alemania y Francia, que se unieron para crear una nueva organización, la Cemaee.

Según  los datos de la Ceaee, en Suecia están registrados 11.500 españoles pero se supone que hay 13.500; en Bélgica están registrados 56.000 y se supone que hay alrededor de 61.000; y en Holanda están registrados 33.500 y se supone que hay  en torno a 37.500. En cualquier caso, en el ámbito de influencia de la Ceaee residen más de 100.000 españoles.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca