Recoge los trabajos más interesantes presentados al congreso internacional de 2012

Un libro, coordinado por Juan Andrés Blanco y Arsenio Dacosta, analiza el asociacionismo de los emigrantes

Una publicación del Centro de Estudios de la Emigración Castellana y Leonesa, impulsada por la UNED de Zamora, analiza el asociacionismo de los emigrantes. El libro, que este miércoles se ha presentado en el centro de la UNED de Zamora, recoge los trabajos más interesantes presentados al congreso internacional sobre esta materia que se celebró en la ciudad en el mes de marzo del año 2012.

Un libro, coordinado por Juan Andrés Blanco y Arsenio Dacosta, analiza el asociacionismo de los emigrantes
Libro el asociacionismode la emigracion espanola en el exterior
Libro el asociacionismo de la emigracion espanola en el exterior.

Una publicación del Centro de Estudios de la Emigración Castellana y Leonesa, impulsada por la UNED de Zamora, analiza el asociacionismo de los emigrantes. El libro, que este miércoles se ha presentado en el centro de la UNED de Zamora, recoge los trabajos más interesantes presentados al congreso internacional sobre esta materia que se celebró en la ciudad en el mes de marzo del año 2012. El libro, coordinado por el director y el subdirector de la Universidad Nacional de Educación a Distancia en Zamora, Juan Andrés Blanco y Arsenio Dacosta, lleva por título el mismo nombre que el del congreso celebrado en Zamora: ‘El asociacionismo de la emigración española en el exterior: significación y vinculaciones’.

Este libro ha sido publicado por la editorial Sílex, en colaboración con el centro de la UNED de Zamora.

“Los emigrantes vieron que el asociarse era fundamental para su inserción en los países que les acogían”, indicó Juan Andrés Blanco, editor de este trabajo, durante el acto de presentación de la obra, según recoge el diario ‘La Opinión’ de Zamora.

Blanco señaló a México y Cuba como las primeras sedes de estos centros. “En 1885 se creó la Asociación de Beneficencia Castellana en La Habana, que sigue en activo”, puso Blanco como ejemplo de uno de los centros con más historia.

El otro editor del trabajo, Arsenio Dacosta, apuntó que se trata de un libro “necesario” para conocer el asociacionismo desde un carácter nacional. “La acogida del congreso de 2012 fue asombrosa, con ponentes de lugares como Estados Unidos, Argentina, Venezuela o México. Y todos sus estudios están recopilados en este libro, el único que por primera vez estudia las asociaciones españolas, no las regionales”, subrayó.

El carácter de estas comunidades en principio fue de prestación de servicios sanitarios “lo que conllevó a la construcción de grandes hospitales”, reconoció Blanco, pero luego se amplió a prestaciones educativas o incluso de carácter cultural. “Es curioso el interés que tenían los emigrantes por su educación, seguramente porque sabían que era una palanca necesaria para su formación”, explicó el director de la UNED según recoge el diario zamorano. De hecho, muchos llegaban a otro país habiendo trabajado solo en el campo y estos estudios les ayudaron a forjarse un futuro en el comercio.

La naturaleza recreativa en estas asociaciones también estaba muy presente. “Les servía para matar la nostalgia, ver a los paisanos, encontrar pareja o recrear los lugares de donde procedían”, enumeró.

Por último, Blanco indicó que, en la actualidad, los nuevos emigrantes, “personas con iniciativa y muy preparadas, que se ven abocadas a este proceso buscando unas perspectivas que les niega su propia tierra”, han recuperado el interés con las asociaciones en el extranjero. “Han cambiado mucho, pero los nuevos expatriados vuelven a acercarse a ellas”, aseguró.

Un libro, coordinado por Juan Andrés Blanco y Arsenio Dacosta, analiza el asociacionismo de los emigrantes