El presidente les pide que actúen con rigor, ejemplaridad y transparencia

Fernández Mañueco presidió la toma de posesión del vicepresidente y los consejeros del nuevo Gobierno

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha presidido este miércoles 20 la toma de posesión del vicepresidente y consejeros del Gobierno, a los que ha calificado como personas muy bien preparadas, formadas, con bagaje y acreditada experiencia, condiciones necesarias en un momento lleno de retos como el actual, ha apostillado. 

Fernández Mañueco presidió la toma de posesión del vicepresidente y los consejeros del nuevo Gobierno
Toma de posesion nuevo Gobierno
Alfonso Fernández Mañueco, junto a los miembros del nuevo Gobierno de Castilla y León.

En un acto celebrado en el Centro Cultural Miguel Delibes, el presidente ha pedido a su gobierno que esté siempre cerca de los problemas y de quienes los padecen; que trasladen soluciones e ilusión.

Ha reclamado que se apliquen a su deber sin escatimar ningún esfuerzo para ayudar a las personas y seguir transformando en positivo la sociedad; que trasladen soluciones e ilusión.

Les ha pedido también que estudien a fondo cada tema para poder tomar las mejores decisiones, que colaboren activamente con los demás niveles de gobierno y con las otras administraciones públicas; y que actúen con rigor, ejemplaridad, transparencia y ánimo de mejorar en cada cosa que hagan.

Fernández Mañueco ha advertido que son muchos los desafíos presentes: Una pandemia que todavía colea; las dificultades económicas de las familias; los problemas de los trabajadores, agricultores, ganaderos, autónomos, emprendedores y empresas.

También, según ha señalado, son muchos los retos del futuro: potenciar la cohesión territorial, sacando el mejor partido de los recursos propios de cada rincón de Castilla y León; fortalecer los servicios públicos, para que sigan siendo ejemplares en España; disponer de nuevas infraestructuras imprescindibles para la prosperidad de las personas; y apoyar los proyectos de vida de los jóvenes, de las familias, de las personas que llegan a vivir aquí, de las que se fueron y han decidido regresar.

Ante esta situación, el presidente ha exigido a los consejeros lo mejor de ellos mismos y les ha convocado a encabezar una Administración moderna, cercana, disponible, eficaz y avanzada.

Fernández Mañueco les ha emplazado, en definitiva, a dignificar con su esfuerzo las responsabilidades que la Constitución y el Estatuto de Autonomía atribuyen a Castilla y León. “Que el ruido no les desvíe de lo importante, que es servir a las personas de Castilla y León”.

Un Gobierno autonómico que es, ante todo, una herramienta democrática al servicio de las personas, según ha subrayado Fernández Mañueco, quien ha asegurado que aportará la estabilidad que Castilla y León necesita, sobre la base del programa de actuación consensuado, y que responderá con claridad a lo que han decidido en las urnas las personas de Castilla y León.

Fernández Mañueco presidió la toma de posesión del vicepresidente y los consejeros del nuevo Gobierno