LOS MIEMBROS DE LA ‘OPERACIÓN AÑORANZA’ PARTICIPARON EN LA FIESTA DEL BURGALÉS AUSENTE

El Ayuntamiento de Burgos pretende crear un consejo de burgaleses ausentes

Miles de burgaleses se desplazaron el pasado domingo 3 de julio hasta el Parque de Fuentesblancas donde, un año más, se celebró el Día del Burgalés Ausente. Se trata de un acto compestre que pone fin a las Fiestas de San Pedro y San Pablo y reúne cada año a todas las peñas y casas regionales que instalan casetas en las que venden una amplia variedad de productos de la tierra.
El Ayuntamiento de Burgos pretende crear un consejo de burgaleses ausentes
Día del Burgalés Ausente, en el que participaron 20 descendientes de emigrantes llegados desde Iberoamérica.
Día del Burgalés Ausente, en el que participaron 20 descendientes de emigrantes llegados desde Iberoamérica.
Miles de burgaleses se desplazaron el pasado domingo 3 de julio hasta el Parque de Fuentesblancas donde, un año más, se celebró el Día del Burgalés Ausente. Se trata de un acto compestre que pone fin a las Fiestas de San Pedro y San Pablo y reúne cada año a todas las peñas y casas regionales que instalan casetas en las que venden una amplia variedad de productos de la tierra.
La figura del burgalés ausente fue protagonizada por la veintena de integrantes que este año componen la ‘Operación Añoranza’ y que han viajado desde Cuba, Brasil, Argentina y Uruguay, después de más de 40 años de ausencia para recordar su lugar de origen y conocer los cambios que se han producido en estas décadas.
Todos ellos son emigrantes con raíces burgalesas que han regresado por unos días a su tierra para conocer el lugar que dejaron años atrás o en el que vivieron sus padres o hermanos. Emocionados y entusiasmados, los participantes de esta edición han recorrido durante cinco días los rincones más emblemáticos de la provincia y la capital burgalesa, como fue la Catedral, entre otros monumentos emblemáticos.
Como ellos, miles de personas acompañaron a las más de 80 peñas y casas regionales que instalaron, desde primeras horas de la mañana, sus casetas para vender una amplia variedad de pinchos con productos de la tierra.
Tras la misa de campaña junto a la capilla de la Virgen del Álamo comenzó el concurso gastronómico del ‘Buen Yantar’, que contribuye a ensalzar la cocina burgalesa y los productos típicos de la tierra. La fiesta y el bullicio continuó hasta el atardecer con bailes y actividades para todo el público asistente.


Consejo de Burgaleses
La cita fue aprovechada por el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, para anunciar a los burgaleses ausentes que cuenta con ellos y que quiere que aporten su punto de vista sobre los asuntos que conciernen a la ciudad. Por ese motivo, avanzó la promesa de crear un Consejo de Burgaleses Ausentes que se reúna dos veces al año. El objetivo es que empiece a funcionar con normalidad a partir del próximo año, coincidiendo con los 25 años de la ‘Operación Añoranza’ y con el 500 aniversario de las Leyes de Burgos.
En él tendrán representación las Casas de Burgos en España pero también algunas en el extranjero, como Argentina.

El Ayuntamiento de Burgos pretende crear un consejo de burgaleses ausentes