Fue la presidenta de la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba

Fallece a los 86 años María Antonia Marcos Alonso, un referente de la emigración asturiana en Cuba

María Antonia Marcos Alonso, presidenta desde hace casi una década de la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba, falleció el pasado viernes en su casa de La Habana a los 86 años de edad. Su muerte provocó el fin de semana una gran conmoción en la comunidad asturiana residente en el país caribeño, según informa ‘La Nueva España’.

Fallece a los 86 años María Antonia Marcos Alonso, un referente de la emigración asturiana en Cuba
Maria Antonia Marcos
Maria Antonia Marcos.

María Antonia Marcos Alonso, presidenta desde hace casi una década de la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba, falleció el pasado viernes en su casa de La Habana a los 86 años de edad. Su muerte provocó el fin de semana una gran conmoción en la comunidad asturiana residente en el país caribeño, según informa ‘La Nueva España’.

Con su muerte se pierde uno de los últimos eslabones de la comunidad asturiana en la isla caribeña y el trabajo de una incansable luchadora por mantener viva la identidad y la cultura asturiana y de la cada vez más menguada población emigrante en Cuba.

“Con ella se nos fue el último referente que teníamos los asturianos en la isla, es una pérdida irreparable que nos deja muy apenados”, reconoció en conversación con ‘La Nueva España’ Longino Valdés, actual presidente de la Federación de Asociaciones Asturianas en Cuba.

“Era uno de los iconos de la isla”, enfatizó Valdés. María Antonia Marcos, natural de Cangas de Onís, había llegado a Cuba en 1962. Desde entonces nunca dejó de participar en el movimiento asociativo cubano y de ayudar a los compatriotas que buscaban una vida mejor al otro lado del océano. “Siempre estuvo muy implicada con todos. Cuando empezó en el Centro Asturiano de La Habana no se permitían mujeres así que se incorporó al comité de damas. Nada la frenaba. Ejerció como presidenta hasta el último día”, recordó Longino Valdés.

María Antonia Marcos había ocupado varios cargos de responsabilidad en las distintas asociaciones de asturianos. De hecho, ella fue una de las fundadoras de la Federación de Asociaciones Asturianas en Cuba, que actualmente aglutina a todos los asturianos de la isla.

Salió del Musel en 1935

María Antonia Marcos era la hija menor de una familia de cuatro hermanos y huérfana de padre. La familia consideró que en Cuba podía tener un futuro más esperanzador que el que podía haber en la Asturias de aquella época. Por eso, y con tan solo cinco años, cruzó el Atlántico de la mano de su tío paterno asentado ya en la isla. A bordo del buque ‘Cristóbal Colón’ salió del Musel en 1935 y en La Habana pasó el resto de su vida.

Tras la revolución cubana, la familia le brindó la opción de volver a Asturias pero ella, al igual que muchos otros emigrantes, decidió quedarse en su patria de acogida aunque las condiciones no fuesen las mejores, quizá con la esperanza de que algún día la situación cambiase. Los últimos años de su vida volcó toda su energía en mantener viva la unión entre los asturianos aglutinados en esa Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba (integrada por 37 colectivos menores), organizando actividades de cultura asturiana como el mantenimiento de la banda de gaitas o el grupo de bailes, cursos, jornadas, etc. y el sostenimiento de la obra de beneficencia de ayuda mutua entre todos los asturianos, verdadero origen del Centro Asturiano allá por el siglo XIX.

Por su dedicación al trabajo, el Gobierno cubano le concedió la ‘Distinción Fernando Chernard’ y por su dedicación a los emigrantes tanto asturianos como españoles ha recibido numerosos reconocimientos y distinciones como el diploma al emigrante distinguido concedido por el Consejo de Residentes Españoles o los reconocimientos ‘Gaspar Melchor de Jovellanos’ y el ‘Miguel de Cervantes’ otorgados por la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba.

Fallece a los 86 años María Antonia Marcos Alonso, un referente de la emigración asturiana en Cuba