El Santuario de Covadonga acogió el pasado día 8 actos religiosos y reivindicativos

Adrián Barbón reivindica “la democracia” y la recuperación del orgullo de pertenencia en el Día de Asturias

El exjugador internacional de balonmano gijonés Raúl Entrerríos, el diplomático (embajador de España en Canadá) Alfredo Martínez Serrano, la maestra quesera Isaura Souza, el Banco de Alimentos de Asturias y las monjas del Monasterio de San Pelayo han resultado homenajeados con las Medallas de Asturias 2022.
Adrián Barbón reivindica “la democracia” y la recuperación del orgullo de pertenencia en el Día de Asturias
Presidente en actos Dia Asturias en Covadonga 4
El presidente asturiano, durante un acto religioso en el Santuario de Covadonga.

Durante el acto, celebrado en el Auditorio de Oviedo, el presidente del Principado, Adrián Barbón, aprovechó para “reivindicar la democracia” y recordar que “en una democracia, las leyes no obedecen a ningún credo, opción personal o imposición de ningún tipo”. El científico Carlos López Otín ha sido nombrado ‘Hijo Adoptivo’ de Asturias.

Barbón también incidió en que la recuperación del orgullo de pertenencia, del reconocimiento en la identidad de Asturias es uno de sus “empeños” como presidente del Principado.

Tras elogiar la figura de todos los galardonados, Barbón tuvo palabras de reconocimiento para el científico Carlos López Otín, quien ya recibió la Medalla de Asturias en 2004 y que ahora es nombrado ‘Hijo Adoptivo’ de Asturias. Se trata de “un acto de justicia con quien tanto ha aportado a la Universidad de Oviedo y a toda Asturias”, dijo Barbón, quien añadió: "Me toca volver a dar las gracias a las personas y colectivos distinguidos en este acto. Ellos, como dije, contribuyen a hacernos mejores”.

El presidente del Principado definió el Día de Asturias como una celebración que, “en el fondo, consiste en algo tan elemental como reunirnos para distinguir a quienes, de forma individual o colectiva, merecen nuestro reconocimiento porque nos hacen mejores”.

Actos religiosos en Covadonga tras la pandemia

Después de dos años sin celebraciones debido a la pandemia, el Día de Asturias volvió a cobrar protagonismo en el Principado y, de manera especial, en el Santuario dedicado a la Virgen de Covadonga, donde el pasado día 8, además de la tradicional procesión por el Real Sitio, se celebró la misa propia de la festividad, durante la cual, el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, arremetió contra las leyes de la eutanasia y la reforma del aborto. Sanz criticó a los políticos que aprueban “leyes que matan”, como la de la eutanasia, que se presenta como “un derecho al suicidio desesperado o un homicidio encubierto”, o la de la reforma del aborto, que “desprotege a las mujeres más jóvenes y promueve la maternidad malograda”.

Las fuerzas de izquierda han criticado con dureza la homilía del arzobispo de Oviedo. En concreto, la Delegada del Gobierno en Asturias le acusó de utilizar un acto institucional para verter opiniones políticas y le pidió que condene también los casos de pederastia de la Iglesia. 

Asimismo, Sofía Castañón, coordinadora de Podemos, también recordó que el Día de Asturias no está para hacer política.

La jornada también sirvió para protagonizar actos reivindicativos por parte de trabajadores de sectores que atraviesan alguna situación de crisis.

Representantes del sector ganadero clamaron por medidas como una modificación de la ley de caza, actuaciones contra la matorralización y por un plan para el ganado menor.

También estuvieron presentes en el lugar trabajadores del servicio de ayuda a domicilio llegados de distintos municipios para reclamar mejoras laborales.

Adrián Barbón reivindica “la democracia” y la recuperación del orgullo de pertenencia en el Día de Asturias