Opinión

Los ‘valientes’ de Vargas Llosa

Los ‘valientes’ de Vargas Llosa

Son legiones los que cada vez que ven un artículo de opinión de Vargas Llosa ya ni lo leen. Soy uno de ellos. Su habilidad para deformar la realidad, acomodarla a sus deseos y su pobre capacidad de análisis hacen que muchas veces nos sorprendamos del propio Vargas Llosa.
Un bonito artículo del escritor gallego Suso de Toro, ‘Dos escritores’, en el que compara a Gabriel García Márquez (Gabo) con Mario Vargas Llosa, me reconcilió con Vargas Llosa como persona, pero el reciente artículo ‘Los estudiantes’ me coloca ante la incógnita, una vez más, de si Vargas Llosa es un ignorante o un mentiroso.
Cualquiera de las dos opciones es válida. El escritor hispano-peruano está en todo su derecho a oponerse al gobierno revolucionario venezolano, al cubano, al nicaragüense o al argentino. Pero la justificación de esa oposición no puede estar basada en mentiras.
Venezuela no es una dictadura totalitaria, sino una democracia. La prueba está en las elecciones y en los votos libres de millones de venezolanos que apoyaron o rechazaron al Gobierno actual presidido por Nicolás Maduro Moros. Es infantil, y en este caso antidemocrático y peligroso, afirmar que sólo hay democracia cuando gana y manda quien yo quiero.
Mientras, en el Estado de adopción de Vargas Llosa, el español, cientos de miles de personas salen a la calle a protestar contra un Estado que los condena a la emigración, a perder derechos duramente adquiridos.
La respuesta del gobierno español fue la redacción de una Ley de Seguridad Ciudadana que criminaliza la legítima protesta. Pero Vargas Llosa nunca dedicó una página a los miles de manifestantes del Estado español y mucho menos los bautizó como valientes o luchadores de la libertad contra un régimen presidido por Mariano Rajoy Brey y sus ‘cómplices’ (ministros, Unión Europea, etc). En fin.

Los ‘valientes’ de Vargas Llosa