Opinión

Madrid 2028... Odisea del espacio

Xurxo Martiz | 16 de septiembre de 2013

Un desconocido dicho madrileño afirma que “a la quinta va la vencida”. Más que madrileño, el dicho es español. Ajenos y de espaldas a lo que pasa en la calle, los dirigentes ‘populares’ y sus acólitos socialistas de ‘izquierda moderada’ se subieron al tren del negocio del olimpismo internacional. Un mundial de fútbol o unas olimpiadas se consiguen (arreglan) de “otra manera”.
Es falso que no se ganase la sede olímpica por el penoso y cantinflesco inglés del presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco Bravo, o de la alcaldesa de Madrid, Ana María Botella Serrano. Su inglés está al mismo nivel mental y formal que los correos electrónicos que enviaba Iñaki Urdangarín Liabert a la ‘amante’ y ‘conseguidora’ del rey de los españoles, Corinna Larsen. Y hago esta comparación porque Urdangarín, aunque no consiguió el ansiado trabajo con Corinna, consiguió otras muchas cosas para las que no hizo falta un inglés fluido.
Tampoco Mariano Rajoy Brey habla inglés, ni gallego y en su español medieval, lleno de ripios y muletillas jurídicas de opositor, explica en sus comparecencias ante la prensa y los foros internacionales no sé qué cosa económica compuesta de túneles y luces que genera confianza en todo buitre financiero, que sobrevuele en busca de carroña, para llevar a la boca.
Madrid 2020 tenía lo mismo, o más, que las otras ciudades candidatas. Tal vez esa sempiterna arrogancia y soberbia del nuevo rico que hace que Ana Botella no use audífonos para escuchar la traducción al español de la prensa anglófona o la altanería del expresidente del Gobierno José María Aznar López, dando “conferencias” en inglés en Georgetown, aderezado con un Felipe González Márquez que se vendía como embajador entre Latinoamérica y Europa, cuando en la Latinoamérica actual no deja de ser un alma en pena de triste recuerdo, hace que estas negativas pongan a los españoles en su sitio.
Ni todos son como los anteriores personajes (incluidos sus miles de asesores) ni todos los españoles pecan de esa soberbia. Bajar los humos bajando peldaños nos vendría bien a todos después del jarro de agua fría de Tokio 2020... pero... en eso llegó la amenaza de agresión a Siria por parte de Estados Unidos de América ... y ya estaban los políticos españoles firmando lo que no debían firmar, un apoyo irrestricto a todo lo que se diga y haga (y mate) en inglés y, si es con muertos ajenos, mejor. Sino revisen en la web las declaraciones de ‘populares’ y ‘sociolistos’, perdón, socialistas.

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca