Opinión

La belleza de Poio en la ría de Pontevedra

Estamos en Poio, en la orilla norte de la ría de Pontevedra. He aquí un valle fluvial hundido en el mar. Este paisaje crea un esplendente balcón de la ría a lo largo de la ladera del monte Castrove. Son bosques en su parte más alta, una reducida franja agraria y el litoral, donde se reúne la mayoría de la población, al igual que su actividad social y de ocio.
La belleza de Poio en la ría de Pontevedra

Poio roza los 17.000 habitantes. Municipio que limita con los de Pontevedra y Sanxenxo, a corta distancia de la comarca del Salnés. Dividido en 5 parroquias, cada una con su propia zona urbana y su entorno marinero en la costa. Ved ahí a San Xoán, que exhibe su capitalidad. Combarro y su tradicional villa marinera, esmaltada de viejos y singulares hórreos. Raxó y su admirable arenal en el corazón del pueblo. San Salvador, en la desembocadura del río Lérez. Samieira, en fin, resalta por su paisajística belleza rural, así como por su extensa playa de O Laño.

Nos hallamos en el vértice de la Ría de Pontevedra, donde el ‘concello’ de Poio se ufana de todas las virtudes de pertenecer a las indescriptibles Rías Baixas. Con 15,3 quilómetros de costa, presume de 21 playas, además de una isla: Tambo. ¿Seductoras joyas que encantan a los viajeros? ¡El monasterio de San Xoán, declarado monumento nacional en 1971! Sin dejar de mencionar la ‘vila mariñeira’ de Combarro, declarada en 1972 “conjunto artístico y pintoresco” de carácter nacional.

El monasterio de San Xoán ­–en la parroquia de idéntico nombre– es un considerable “complejo monumental” de 40.000 metros cuadrados de superficie, que agrupa el convento benedictino, con dos claustros, el convento ampliado en 1950, que se aplica a la hospedería, la iglesia del monasterio –de 1708–, así como la capilla de su parte nueva. Además, la finca circundante y el hórreo que la preside –33 metros de largo y 51 pies–, uno de los más grandes de Galicia. ¿Su construcción? Se remonta al siglo X, si bien se supone que nació en el siglo VII, para acoger el traslado de una cercana congregación. Henos ante una edificación que sobresale por sus dos claustros originales. Uno de ellos es el de las procesiones –de 1565– y de espíritu del Renacimiento.

¿Y el siguiente claustro? Es el de “los naranjos”. Data de la primera mitad del siglo XVIII, amplio, exhibiendo un ‘cruceiro’ en el centro del jardín. Es el lugar más visitado del conjunto, porque sus paredes nos deleitan con el grandioso mosaico del ‘Camino de Santiago’, cuyo autor es el artista checo Antoine Machoureck. Este mural fue realizado con un millón de ‘teselas’ de mármol sobre unos 200 metros cuadrados de superficie. Representa ‘El Camino francés’, incluyendo figuras y monumentos de Francia y España. Una “escalera de honor” ofrece continuidad a la portería de entrada. Llama a la curiosidad la construcción del siglo XVIII, debido a su elevación sin el apoyo de ninguna columna. Con su fachada de estilo Barroco y el altar mayor, ‘churrigueresco’, es, desde luego, otra de las mágicas perlas de este enclave histórico de Galicia.

La belleza de Poio en la ría de Pontevedra
Comentarios