Opinión

‘Los paisajes del deseo’, poemario de Geli Barberá Laínez

Los paisajes del deseo es el título del libro de poemas escrito por Geli Barberá Laínez publicado en Navidad de 2010 por ‘Asesores Prensa, S.L.’ de Vigo, en ‘Plana Artes Gráficas’ con diseño y maquetación a cargo de Gunche.
‘Los paisajes del deseo’, poemario de Geli Barberá Laínez
Los paisajes del deseo es el título del libro de poemas escrito por Geli Barberá Laínez publicado en Navidad de 2010 por ‘Asesores Prensa, S.L.’ de Vigo, en ‘Plana Artes Gráficas’ con diseño y maquetación a cargo de Gunche. Marc y Eric Lounds Barberá, hijos de la autora, han colaborado ilustrando cada una de las composiciones poéticas: tienen siete años y estudian en la escuela ‘Ramón Llull’ de Barcelona. Con una cita literaria de Four Quartets de T.S. Eliot, la poetisa dedica el libro “A mi marido, a mis dos tesoros, Marc y Eric, quienes despejan cualquiera de mis dudas existenciales”.
“En efecto, éste es un poemario que recopila experiencias del lado oculto de la realidad, pero desvelado por la llave de los sentidos”, se señala en las preliminares palabras de su ‘prólogo’. He aquí la unidad de los 30 poemas, aunque hayan sido elaborados en diferentes épocas de una vida. ¿La descripción poética de la realidad? En el cuerpo y desde el cuerpo, en la voz de una mujer y, a la par, de todas las mujeres merced al secreto de la hipersensibilidad. “A flor de piel, se diría”, agrega su prologuista Antonio Tordera mediante un texto escrito en junio de 2010 en Valencia. “Pero con una raíz que crece entre cristales, espejos y lágrimas; y un tallo que brota como un árbol de montañas infinitas o de murmullos incesantes”. Seres de fábula, impalpables, etéreos, iguales que “naipes de cristal” o “piratas bravucones”, “consagradas batallas” o “planetas exquisitos”, “laberintos, mapas, láminas, ‘garden’-jardines, cantos rodados, árboles perdidos en la noche”.
“Me abro a ti, / al tiempo que no vuelve,/ al pasado sin retorno,/ a un deseo imposible,/ a un recuerdo que se devanece”, leemos en el poema que inicia el libro ‘Atrápame’. Gracias a la frescura, inocencia y espontaneidad de los dibujos caligráficos de sus dos hijos, Geli Barberá va desgranando las imágenes del “deseo”, que son también los horizontes del alma. “Buenos días, Eric” nos transmite su “de puntillas/ me acerco a ti/ para no despertar/ tus fantasía/ de bravucones piratas/ en lucha/ con monstruos/ a la tierra, del aire,/ del bosque o del agua”. Luego llega el “descenso a los infiernos” y los “dos mundos”. De pronto, “el cálido sentimiento”: “Me lleno de ternura insaciable,/ me rompo, me estremezco y grito”. Con “el murmullo incesante”,/ he ahí “el regalo de Marc”: “Es tu mundo interior/ un universo desconocido para mí,/ y es una sorpresa descubrir/ en tus trazos/ tu afán/ por ofrecerme/ el arsenal de imágenes/ que articulan tus fábulas”.
“El silencio está ahí,/ balanceando las partículas de polvo,/ jugando con los pensamientos,/ ocupando mi cuerpo/ en mitad de la noche”, escribe Geli Barberá Laínez, quien nació en la provincia de Castellón y es doctora en lingüística y retórica inglesa por la Universidad Autónoma de Barcelona, así como catedrática de inglés de Instituto. Ha sido asesora técnica en el ‘Centre de Recursos Pedagógicos’ de Sants-Montjuïc de la Ciudad Condal. Evoca “el 20 de septiembre”: “un árbol fue el inspirador de mis escritos”. Tiempo después, vendrá “en esta noche tardía”, con su “es ahora, en este momento/ en que ya se esconde el fuego,/ cuando voy a deslizarme a no sé dónde”. En lengua inglesa escribe “Gladys and her garden”. El recuerdo de Peñíscola, “en el amplio océano del deseo abierto”. “Soy lo que soy –dice Barberá– por los diferentes paisajes que he ido recorriendo”.

‘Los paisajes del deseo’, poemario de Geli Barberá Laínez