Opinión

No hay buenas universidades

La lista de las mejores universidades del mundo, elaborada por la compañía británica ‘Times Higher Education’, deja mal parada la enseñanza superior del Estado español. No es una novedad para los universitarios iberoamericanos que llevan años estudiando en universidades estadounidenses, alemanas, francesas e inglesas.
No hay buenas universidades
La lista de las mejores universidades del mundo, elaborada por la compañía británica ‘Times Higher Education’, deja mal parada la enseñanza superior del Estado español. No es una novedad para los universitarios iberoamericanos que llevan años estudiando en universidades estadounidenses, alemanas, francesas e inglesas. También hay despistados que vienen al Estado español, pero más por la “juerga” que por la calidad de la enseñanza; así es el destino preferido de los universitarios europeos para hacer su año ‘Erasmus’ que entienden ese año en el Estado español como de vacaciones.
El ‘ranking’ de las mejores universidades del mundo lo encabeza la University of Cambridge, seguida por Harvard, el Massachusetts Institute of Technology, Yale, Oxford... y la primera universidad del Estado español es la Universitat de Barcelona en el puesto 176, seguida en el 194 por otra catalana, la Autónoma de Barcelona, mientras la primera madrileña es la Autónoma de Madrid en el puesto 222 y la Complutense en el 253, estas cuatro son las únicas entre las 300 mejores del mundo.
La Universidad de Navarra, que tantas páginas llena en prensa, y tantos bolsillos vacía, no aparece, tampoco la bilbaína de Deusto y mucho menos la de Compostela o Salamanca entre las 300 primeras del mundo.
El medioevo se instaló en las universidades del Estado español que con profesores que cumplieron su sueño de llegar a funcionarios transmiten su ideario cabalmente a los nuevos prospectos de “excelentísimo señor pola rigorosa orde de antigüidade” que decía Castelao.

No hay buenas universidades