“EE UU busca atraer empresas competitivas y la vasca puede ampliar su presencia en este mercado”

“EE UU busca atraer empresas competitivas y la vasca puede ampliar su presencia en este mercado”

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco, Arantza Tapia, mantuvo sendas reuniones en la jornada de ayer en Washington con “la mirada puesta en la búsqueda de oportunidades para las empresas vascas en el mercado americano”.

Parte de la agenda de la consejera Tapia se centró en dos encuentros con el senador demócrata Sherrod Brown, colaborador en la definición de la política de fabricación nacional de EE UU y con el congresista republicano Lee Ferry, presidente del subcomité de manufactura y comercio del Congreso. Los encuentros tuvieron lugar en el Capitolio de Washington, donde se reúnen las dos cámaras de los Estados Unidos.

Según Arantza Tapia, “ambas circunstancias, la vuelta a la industria y el Libre Comercio, traerán consigo un escenario favorable teniendo en cuenta el valor competitivo de nuestras empresas, y un escenario de oportunidad para mejorar nuestra balanza comercial”.

La vuelta a la industria en EE UU, oportunidad para la empresa vasca

La delegación vasca compuesta por la consejera Tapia, el viceconsejero de Industria, Juan Ignacio García de Motiloa, y el director de internacionalización, Imanol Aburto, han prestado especial atención en las líneas que impulsa el Gobierno de Obama con el objetivo de atraer la industria y el empleo a su país.

Medidas que impulsan la colaboración entre empresas y asociaciones para invertir en tecnología ‘made in USA’ y la contratación de trabajadores americanos, creando una red de Centros de Manufactura Avanzada. Eliminando trabas impositivas en el mercado nacional para garantizar las contrataciones locales evitando la fuga de trabajadores cualificados y recuperando empleos competitivos, y generando un entorno favorable para los intereses de la propia economía americana.

“La empresa vasca ha encontrado ya un hueco en Estados Unidos y es precisamente por la capacidad competitiva de nuestros productos. Por lo tanto, esta apuesta que se va a hacer por priorizar la industria con alto valor añadido puede sin duda ampliar nuestras expectativas, más teniendo en cuenta que la economía estadounidense está creciendo en sectores en los que Euskadi es fuerte”, ha considerado Tapia.

“Los países emergentes ya no quieren ser receptores de industrias de bajo contenido tecnológico sino que sitúan su industrialización en el eje de su mejora global de competitividad, y es ahí donde debemos buscar mayor penetración”.

“La supresión de aranceles favorecerá nuestras balanza comercial”

Respecto al acuerdo de libre comercio previsto previsiblemente a partir de 2015, decía la consejera que “Euskadi, las empresas vascas, tienen que acogerlo como una oportunidad de expansión de nuestras exportaciones y mejorar así la balanza comercial con relación a EE UU”.

Aunque en las reuniones mantenidas con los representantes de las instituciones americanas se ha constatado que aún quedan aspectos por despejar y negociar, “Euskadi deberá estar muy atenta ante el nuevo escenario ya que EE UU es nuestro tercer destino de exportaciones y donde un acuerdo como el del Tratado de Libre Comercio podría provocar un crecimiento de la economía estadounidense que abriera nuevas oportunidades para la empresa vasca”.

La delegación del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad ha transmitido a sus interlocutores el interés por estrechar la relación empresarial entre Euskadi y EE UU.

EE UU, primer destino de las inversiones vascas en el exterior

Estados Unidos es el primer destino de las inversiones vascas en el exterior con una balanza comercial con superávit para Euskadi aunque con márgenes de mejora.

El 41% de las exportaciones vascas a EE UU son combustibles minerales, en concreto, petróleo refinado. Además de este producto, tienen gran importancia las exportaciones de productos de fundición, bienes de equipo, componentes aeronáuticos, de automoción, maquinaria eléctrica, material ferroviario y bebidas.

Mientras que el principal producto importado desde Estado Unidos son los combustibles minerales. Destacan, además, los productos farmacéuticos, bienes de equipo y maquinaria eléctrica.

“EE UU busca atraer empresas competitivas y la vasca puede ampliar su presencia en este mercado”