Garantiza la protección de uno de los conjuntos más sobresalientes de España

La Xunta declara BIC al monasterio de San Martiño Pinario, sede del último encuentro del Consello de Comunidades

El Consello de la Xunta aprobó este jueves la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de monumento, del monasterio compostelano de San Martiño Pinario, sede del último encuentro del Consello de Comunidades Galegas.

La Xunta declara BIC al monasterio de San Martiño Pinario, sede del último encuentro del Consello de Comunidades
SAN MARTIN PINARIO
Un momento de la celebración del 30º aniversario de 'Reencontros na casa', celebrado en San Martín Pinario.

El Consello de la Xunta aprobó este jueves la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de monumento, del monasterio compostelano de San Martiño Pinario, sede del último encuentro del Consello de Comunidades Galegas.

El monumento fue así escenario de diferentes encuentros de significación para la galleguidad celebrados en la comunidad autónoma, entre otros, el 30º aniversario del programa de Reencontros na Casa.

Además de proteger el edificio, este expediente permitirá garantizar la protección de cerca de 200 bienes que se encuentran en el interior del inmueble y que están asociados a las distintas etapas del monumento. Concretamente, en el decreto se incluyen, entre otros, el fondo documental y bibliográfico, los bienes relacionados con la Imprenta del Seminario Conciliar Central, incluida la maquinaria dedicada a la imprenta, encuadernación y librería, la botica, las colecciones que se encuentran en el monasterio vinculadas al patrimonio científico y técnico, así como ropa litúrgica de los siglos XVI y XX, entre otras.

Este decreto, además de acreditar el valor singular de este monasterio, también garantiza la protección de uno de los conjuntos más sobresalientes de España por su valor cultural, histórico y artístico, siendo la segunda construcción religiosa más grande en su tipología, sólo por detrás del Escorial.

Los orígenes del Monasterio de San Martiño Pinario se remontan a los primeros años del siglo X y están vinculadas al culto del Apóstol Santiago, destacando la custodia del Sepulcro entre sus labores fundamentales. El primer elemento arquitectónico edificado en el solar de Pinario fue el claustro, con una comunidad de monjes aún muy ligada a la Iglesia de Santiago de la que, paulatinamente se distanciará hasta llegar a conformar las nuevas instalaciones y una comunidad diferenciada de aquella, para convertirse en monasterio benedictino entre 1070 y 1080, bajo el gobierno del abad Adulfo. 

A partir del siglo XII, el monasterio vivió una época de auge que lo llevó a convertirse en el más rico y poderoso de Galicia, con rentas en toda la región y unos ingresos cuantiosos. Luego de una fase de decadencia económica nace el monasterio moderno de San Martiño, surgiendo de la suma de las tres abadías medievales estrechamente vinculadas al culto de Santiago: Pinario, Antealtares y San Pedro de Fóra, consolidando de este modo una comunidad benedictina, gracias a los encargos de los Reyes Católicos para garantizar la atención a los peregrinos. El monasterio benedictino de San Martiño Pinario es uno de los centros monásticos más importantes de las comarcas centrales gallegas, referente en su organización social, espiritual, económica, política y cultural a lo largo de su historia, y centro de una profusa actividad vinculada al conocimiento que continúa en nuestros días, en especial por su labor como Seminario y centro docente.

La Xunta declara BIC al monasterio de San Martiño Pinario, sede del último encuentro del Consello de Comunidades