Se dieron cita cerca de 250 personas

Tudenses y salcedenses en Buenos Aires celebraron con un banquete el primer centenario de la Casa de Tuy

La Casa de Tuy celebró el centenario de su fundación con un banquete que reunió en la sede de la Asociación Mutual, Cultural y Recreativa Tuy y Salceda a cerca de 250 socios, directivos, exdirectivos de la asociación y amigos.

Tudenses y salcedenses en Buenos Aires celebraron con un banquete el primer centenario de la Casa de Tuy
Baile durante la comida
Un momento del baile familiar.

La Casa de Tuy celebró el centenario de su fundación con un banquete que reunió en la sede de la Asociación Mutual, Cultural y Recreativa Tuy y Salceda a cerca de 250 socios, directivos, exdirectivos de la asociación y amigos.

“Con el mayor deseo de hermandad entre las sociedades gallegas”, el presidente de la asociación, Horacio Saltarelli, y el tudense Héctor Gregores, repasaron brevemente los hitos más importantes en la trayectoria de la ya centenaria Casa de Tuy. “Una asociación –destacó Saltarelli– en la que se rinde honor a la cultura, a la colaboración mutua, al trabajo y sobre todo a la amistad”.

En este festejo más íntimo, si se quiere, los tudenses estuvieron acompañados por los alcaldes de Tui, Enrique Cabaleiro González, y de Salceda, Marcos Besada Pérez, quienes reafirmaron su compromiso de estar cerca de sus vecinos, “allí donde estén”.

“Lamento que tras la modificación de la Ley Electoral que suprimió el voto municipal de los colectivos residentes en el exterior, muchos de los alcaldes que antes los visitaban con frecuencia hayan dejado de hacerlo”, señaló Cabaleiro en una breve intervención durante el almuerzo.

El mandatario municipal, que destacó la importancia de mantener vivos los vínculos entre la ciudadanía residente en el exterior y Galicia, valoró también el esfuerzo de los emigrantes que levantaron hospitales, escuelas y rutas en su tierra natal, a pesar de que ella, dijo, en ese momento no pudo ofrecerles una oportunidad.

El domingo, Cabaleiro reiteró su rechazo a la actitud que en estos momentos tiene Europa, que le niega la mano, dijo, a tantas personas que hoy intentan huir desesperadamente de matanzas, del hambre y la pobreza, condenándolos, apuntó, a una muerte casi segura.

“Es cierto que los países de Europa también están atravesando dificultades y desafíos”, indicó, “pero deberían recordar que cuando ellos expulsaron a su propia gente que también huía del hambre y la pobreza, países como éste sí les abrieron sus puertas y los acogieron”, manifestó.

Por su parte, Besada, además de coincidir con lo dicho por el alcalde de Tui, recordó que en su primer viaje a la Argentina, en el año 2013, para participar de los festejos por el centenario del Centro Distrito de Salceda, descubrió que un bisabuelo, entre otros familiares, había emigrado a la Argentina a fines del siglo XIX. “Y que este bisabuelo, Polisario Besada, había sido cuatro veces presidente del centro salcedense y dirigente de la Federación de Sociedades Gallegas de la República Argentina.

Promediando la comida, integrantes de la agrupación folklórica Baixo Miño y el presidente de la institución entregaron sendos presentes a los alcaldes, quienes por su parte, obsequiaron unos presentes institucionales a la asociación.

En la fiesta, la cultura gallega y en particular la tudense estuvo muy presente, tanto en su faceta gastronómica como folklórica, de la mano de la agrupación folklórica Baixo Miño.

Tudenses y salcedenses en Buenos Aires celebraron con un banquete el primer centenario de la Casa de Tuy