Dedica el número al movimiento musical en el 50º aniversario de su fundación

El número de la revista ‘Olga’ titulado ‘Voces Ceibes: Outra re-volta’ se presentó en la Casa de Galicia en Madrid

La Casa de Galicia en Madrid acogió este lunes la presentación del número 6 de ‘Olga’ (Revista de Poesía Gallega en Madrid) que lleva por título ‘Voces Ceibes: Outra re-volta’, dedicado al movimiento musical Voces Ceibes en el cincuentenario de su fundación.

El número de la revista ‘Olga’ titulado ‘Voces Ceibes: Outra re-volta’ se presentó en la Casa de Galicia en Madrid
2. La revista Olga en primer término y en la mesa, Rafael Yáñez, secretario de la publicación; Ramón Jiménez, coordinador de Actos de la Casa y Manuel Pereira, subdirector de Olga
La revista, en primer término, y en la mesa, Rafael Yáñez, Ramón Jiménez y Manuel Pereira.

La Casa de Galicia en Madrid acogió este lunes la presentación del número 6 de ‘Olga’ (Revista de Poesía Gallega en Madrid) que lleva por título ‘Voces Ceibes: Outra re-volta’, dedicado al movimiento musical Voces Ceibes en el cincuentenario de su fundación. El acto estaba previsto que corriera a cargo de Vicente Araguas, director de la publicación y antiguo componente de Voces Ceibes, pero no fue posible su presencia (por el fallecimiento de su hermana) y en su lugar lo hicieron los poetas Manuel Pereira y Rafa Yáñez, subdirector y secretario, respectivamente de la publicación. Voces Ceibes se formó en Santiago por un grupo de cantautores dedicados a la canción social de protesta en gallego que desarrolló su actividad entre 1968 y 1974. El grupo grabó varios discos y ofreció muchos conciertos entre los que destaca su actuación en París en 1969.

Ramón Jiménez, coordinador de Actividades de la Casa de Galicia, fue el encargado de pronunciar unas palabras, en nombre José Ramón Ónega, delegado de la Xunta en Madrid y director de la institución gallega. “Olga, escrito así, con solo la O inicial mayúscula, para significar quizá que, aunque se trate de una revista de poesía gallega en Madrid, podría tratarse también de un hermoso nombre de mujer, de un tipo de alga o incluso de la huella de una pisada en la nieve al caminar”, dijo Jiménez, y recordó la presentación del primer número, dedicado al Grupo Bilbao del Café Comercial, que también se había hecho en la Casa allá por 2016, y que fue al mismo tiempo un homenaje al creador, impulsor y editor de la publicación, Sabino Torres, fallecido unos días antes. “De Sabino, que nos frecuentaba, guardamos un magnífico recuerdo, como también lo hacemos de su amigo y amigo de todos nosotros, Borobó”. Reconoció, además, su error por no enterarse hasta ahora, gracias a este número de la revista, de la importancia que la música tuvo en el pasado de Araguas. “Después de permanecer durante 25 años en esta creencia, veo cuan equivocado estaba, cuanta era mi ignorancia sobre la entidad de los antecedentes musicales de nuestro amigo Vicente, también poeta, escritor, crítico literario... pues todo es compatible”.

Seguidamente se proyectó el audiovisual ‘Compañeiros’, con una canción de Benedicto, dedicado a los diferentes componentes.

Rafa Yáñez leyó parte del prólogo escrito por Araguas para ‘Olga’. Para el director, “Olga’, ya en su número 6, sigue tan combativa e inquieta cual la había imaginado su ideólogo, Sabino Torres. ‘Voces Ceibes’ había sido un grupo de canción beligerante que cumplía, por tanto, una función política –en tiempos de silencios obligados– mas también poética. Ética y estética unidas, pues. Por eso su presencia en una revista de poesía. Porque aquella música precisaba de un contenido textual, el contexto lo pedía, cumplía dárselo. ‘Olga’, por cierto, bono para “huella en la nieve”. Y eso es lo que va dejando o quiere dejar, rastro en la belleza. En esta ocasión en la compaña de una serie de especialistas en la materia. Que hablan del que fue, también de quién habían sido (Vaamonde, Bibiano, Benedicto). Y ya no están".

Pereira hizo un repaso de los especialistas que cubren este número destacando la presencia de Joáo Carlos Calixto, analista de las relaciones galaico-lusas en el terreno musical; Fernando Valiño, un periodista que ha explorado este espacio muy de cerca;  Sheila Fernández Conde, autora de una tesis doctoral sobre Voces Ceibes; o Xan Fraga, biógrafo él mismo de Miro Casabella, cantautor aún en ejercicio; Sonia Barboni, de la Universidad de Pádua; o Xan Guitián, amigo personal del recién fallecido Benedicto García. “Todo un lujo de colaboradores para un número de ‘Olga’ ciertamente especial. Tan insólito como la presencia de una revista de “papel” en los –malos– tiempos que corren”.

Señalar también que para Voces Ceibes los poemas de Celso Emilio Ferreiro constituían las letras de la mayor parte de sus canciones, además de algunas composiciones propias. Inicialmente el grupo estaba integrado por Vicente Araguas, Benedicto, Xavier, Guillermo Rojo, Xerardo Moscoso, Alfredo Conde y Margarita Valderrama. Posteriormente se añadieron Miro Casabella, Xaime Barreiro Gil, Tino Álvarez, Suso Vaamonde y Bibiano.

Para terminar el acto, y dejarlo redondo, se proyectó ‘Canción triste’, como homenaje a la situación, una pieza que transportó a los asistentes, por el túnel del tiempo medio siglo atrás, “cuando la historia era otra y el mundo poco tenía que ver con el actual”.

El número de la revista ‘Olga’ titulado ‘Voces Ceibes: Outra re-volta’ se presentó en la Casa de Galicia en Madrid