EL ACTO ESTUVO PRESIDIDO POR EL PRESIDENTE FEIJÓO Y EL VICEPRESIDENTE RUEDA

Miranda y Dobarro participan junto a cuatro entidades de la diáspora en la ofrenda floral a Rosalía

| 27 de julio de 2015, 3:44
Los dirigentes, presentes en la misa en honor a Rosalía.

El secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, y el delegado de la Xunta en Argentina y Uruguay, Alejandro López Dobarro, participaron en la ofrenda floral a Rosalía de Castro, con la que concluye cada año, y desde hace exactamente medio siglo, la misa en honor de la universal poetisa nacida en Padrón. En el acto, que está organizado por el Foro Galicia Milenio, que preside Marcelino Agís, participaron este año cuatro entidades de la diáspora.

La ofrenda floral contó con una amplia representación de la Xunta, encabezada por el presidente, Alberto Núñez Feijóo, y el vicepresidente, Alfonso Rueda. También asistieron el conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez González, y la conselleira de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, además del secretario xeral de Política Lingüística, Valentín García Gómez.

La transcendencia de este acto en el ámbito de la defensa del idioma autóctono viene dada por ser el primer oficio que se celebró oficialmente en gallego.  En esta ocasión, y por la relevancia de la efeméride, cuatro fueron las entidades de la diáspora que se unieron a la celebración con su respectiva ofrenda: la Federación Unión de Asociaciones Gallegas de la República Argentina, la Federación de Sociedades Gallegas en Uruguay, el Centro Gallego de Buenos Aires y el Centro Galicia de la capital argentina.

Representando a estas entidades participaron también en el depósito de flores dos residentes en Argentina y Uruguay, respectivamente, integrantes del programa ‘Escolas Abertas’ de la Secretaría Xeral de Emigración. Este programa, por el que han pasado ya más de 700 alumnos, ayuda a la actualización del profesorado encargado de impartir cursos de cultura gallega por todo el mundo.

La misa en recuerdo de Rosalía de Castro se celebró por primera vez en el año 1932 de la mano de Xosé Mosquera Pérez (conocido como “o vello dos contos”) y Manuel Beiras García y otros galleguistas. Mas, como todas las eucaristías hasta que en 1963 el Concilio Vaticano II autorizó y promovió el uso de las lenguas vernáculas en la liturgia, se hacía en latín.

En 1965, y aprovechando las nuevas disposiciones conciliares, una delegación del Patronato Rosalía de Castro se reunió con el cardenal Quiroga para pedirle que se celebrase en gallego la misa rosaliana de aquel 25 de julio. El cardenal accedió y le encargó al padre Seixas que presidiese dicha eucaristía siguiendo la liturgia renovada propugnada por el Vaticano II y cuidando la calidad del idioma. Se celebró, pues, la primera misa “oficial” en gallego, aunque seguramente tuviera lugar ya alguna otra con anterioridad sin autorización eclesiástica expresa.

La misa de Rosalía era uno de los pocos actos públicos de afirmación galleguista que resultaba posible celebrar en los años 60, razón por la que reunía alrededor de la figura de la autora de los ‘Cantares galegos’ a personas de diferentes edades, zonas de Galicia e ideologías. Su celebración en gallego fue reconocida en la época como un acontecimiento histórico y es valorada hoy como paso fundamental en el proceso de normalización lingüística.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca